Connect with us

Hi, what are you looking for?

Europa Directo – Noticias Europeas e InternacionalesEuropa Directo – Noticias Europeas e Internacionales

Ciencia

El veneno que estuvo a punto de acabar con sir Arthur Conan Doyle

En la nómina de médicos escritores encontramos primeras espadas de las letras como Mikhail Bulgakov, Pío Baroja, Francois Rabelais, Robin Cook o Anton Chejov, quien llegó a afirmar en una ocasión que «la medicina es mi esposa legal y la literatura es mi amante». Entre los escritores anglosajones hay uno que brilla con luz propia: sir Arthur Conan Doyle (1859-1930), el padre de Sherlock Holmes.

Nació en la capital escocesa en el seno de una familia católica irlandesa cargada de ilustradores y caricaturistas. Cursó la carrera de medicina en la Universidad de Edimburgo, en donde se produjo un hecho que fue crucial en su vida profesional, poder asistir a las clases del profesor Joseph Bell (1837-1911), perteneciente a una saga de médicos y bisnieto de Benjamin Bell, considerado el primer cirujano escocés.

El profesor Bell fue un hombre singular, dotado de una enorme energía y una gran capacidad de deducción, lo que le confería una personalidad analítica. Se cuenta que exhortaba a sus alumnos a observar el modo de caminar de los pacientes, la forma de mover sus manos, el timbre de voz y su acento, así como la indumentaria. Todos estos detalles, según él, podían ser determinantes a la hora de realizar un diagnóstico clínico.

Aplicando su método deductivo Bell fue capaz llegar a la conclusión de que uno de sus pacientes era un zapatero zurdo y de que otro era un sargento jubilado que había servido en Barbados.

Las demostraciones teatrales, al tiempo que brillantes, que realizaba el profesor Bell todos los viernes en el anfiteatro quirúrgico del hospital de Edimburgo permitieron a Doyle arbolar el personaje de Sherlock Holmes, el eterno huésped de 221B de Baker Street.

Bell colaboró en varias ocasiones con Scotland Yard, entre ellas en el célebre caso de Jack el Destripador, y actualmente es considerado uno de los precursores de la medicina forense.

Del bisturí a la pluma
El último año de carrera Doyle se embarcó en un ballenero. Cuando volvió tan solo ansiaba una cosa, contar sus experiencias y narrar sus aventuras. Desgraciadamente, todavía su pluma no había alcanzado el prestigio necesario como para ganarse la vida, por lo que no tuvo más remedio que abrir una consulta en la calle Elm Grove de Portsmouth.

Posteriormente, y tras contraer matrimonio, se trasladó a Viena en donde estudió oftalmología, especialidad que acabaría ejerciendo en un barrio selecto de Londres.

Muy probablemente fue la escasa clientela y su afición por la literatura la que propiciaron que recondujese su carrera profesional hacia las letras.

Años atrás, en 1879, había publicado su primer artículo médico, lo hizo en la prestigiosa revista British Medical Journal. Allí recogió los efectos tóxicos de una planta venenosa llamada Gelsemium elegans, también conocida como raíz del pie del Diablo, la cual produce un alcaloide llamado gelsemina, que actúa de manera similar a la estricnina.

En el artículo contaba cómo había experimentado los efectos ponzoñosos de la planta en sus propias carnes, al administrarse diariamente dosis crecientes de tintura de gelsemio.

Describía como le había provocado diarrea persistente, dolor de cabeza severo y una importante depresión, teniendo que suspender el experimento ante el temor de que acabara falleciendo.

Ahora sabemos que el efecto de la gelsemina se produce a nivel del sistema nervioso central, pudiendo provocar convulsiones, parálisis de la musculatura respiratoria y muerte por asfixia.

En el año 2011 un multimillonario chino, Long Liyuan, no tuvo la misma suerte que el escritor escocés y murió tras comer estofado de gato envenenado con Gelsemium elegans. Y es que como decía Doyle: «La originalidad no existe, son los padres».

Pedro Gargantilla es médico internista del Hospital de El Escorial (Madrid) y autor de varios libros de divulgación.

Este artículo ha sido publicado originalmente en este sitio.

Tecnología

Hoy te traemos una guía con consejos para liberar espacio en tu teléfono móvil, independientemente de que sea un iPhone o un móvil Android....

Cataluña

Prisión provisional, comunicada y sin fianza para el hombre de 20 años, detenido por apuñalar a un vigilante de seguridad de la estación de...

deportes

El circuito de Montmeló acoge este fin de semana el Gran Premio de España de Fórmula 1, que verá un nuevo episodio de la...

Economía

La Comisión Europea ha decidido prolongar la clausula de salvaguardia del pacto de estabilidad un año más por lo que no va a sancionar...

Tecnología

¿Te imaginas llegar a Nueva York en tren desde Europa, directamente desde París o incluso Londres. Suena descabellado, pero desde finales del siglo XIX...

Tecnología

Que sufrimos un “episodio cálido» que roza lo histórico no es ninguna novedad: no hacen falta series temporales, ni complejos modelos de predicción meteorológica;...

Tecnología

Sobre el papel Lord Edward Harley (1689-1741) era un aristócrata, un gobernante, pero lo que realmente le gustaba al conde de Oxford y Mortimer,...

Internacional

Pese a sus sólo 84.421 kilómetros cuadrados de extensión y sus casi siete millones de habitantes, la isla de Irlanda se ha convertido de...

Advertisement