Connect with us

Hi, what are you looking for?

Europa Directo – Noticias Europeas e InternacionalesEuropa Directo – Noticias Europeas e Internacionales

Ciencia

Este robot salta más de 30 metros de altura y algún día podría cruzar la Luna

Lo saltamontes pueden saltar hasta 70 centímetros, 115 veces la longitud de su propio cuerpo. Inspirándose en este insecto, Elliot Hawkes y sus colegas han creado un robot de unos 30 centímetros de alto y 30 gramos de peso, capaz de saltar 32,9 metros de altura, más de 100 veces su longitud. Los detalles acaban de ser publicados en la revista ‘Nature’.

Los autores afirman que sus hallazgos cambian las implicaciones de saltar como medio de locomoción, abriendo nuevas formas sobre cómo y dónde se puede usar el salto: en la Tierra, este tipo de robots podrían hacer frente a trabajos que ahora mismo solo son resueltos por dispositivos voladores; y, en otros mundos, como la Luna, donde la gravedad de la superficie es más débil, podrían alcanzar alturas de hasta 125 metros, atravesando distancias de alrededor de medio kilómetro de un solo salto, lo que podría ser útil para investigaciones exploratorias del terreno, aunando lo que ahora mismo hacen los rover junto con los orbitadores o vehículos voladores, como el helicóptero Ingenuity, sobre Marte. «El robot podría saltar al costado de un acantilado inaccesible o saltar al fondo de un cráter, tomar muestras y regresar a un rover con ruedas», afirma Hawkes.

Esquema del funcionamiento y características del robot

Hawkes et al. , Nature 2022
«El salto se encuentra en diversas especies con diferentes tamaños, pero se realiza de manera sorprendentemente similar y tiene métricas claras y cuantificables mediante las cuales se pueden comparar las capacidades finales: altura y distancia de salto», explican los autores. De hecho, el aparentemente simple acto de saltar ha intrigado a los pensadores durante siglos: desde Aristóteles, quien reflexionó sobre cómo los humanos podrían aumentar la altura del salto con halterios; a los nuevos modelos, que se inspiran en la naturaleza para crear sus máquinas.

Sin embargo, la biología tiene sus límites: la altura máxima de salto de los animales está restringida por el trabajo que sus músculos pueden producir en un solo golpe. Por el contrario, la altura de salto de un dispositivo tecnológico puede ser mucho mayor si utiliza un motor giratorio o de trinquete que puede almacenar energía durante movimientos o rotaciones repetidas. Este nuevo dispositivo combina ambos mundos, creando un dispositivo que quién sabe si veremos en las próximas misiones espaciales saltando sobre otros mundos.

Este artículo ha sido publicado originalmente en este sitio.

Tecnología

La Generalitat de Valencia ha anunciado oficialmente el importe de las ayudas para que las empresas de la Comunidad Valenciana puedan probar la semana...

Innovación

Con cada vez mayor frecuencia leemos en los medios generalistas acerca de las increíbles y cuasi mágicas capacidades de la inteligencia artificial (IA). Gracias...

Tecnología

La irrupción de las pantallas de gran tamaño en el interior de los vehículos ha arrasado con todos los diseños tradicionales que encontrábamos hasta...

Tecnología

La primavera se acaba y, de hecho, se va a acabar en cuestión de días. Si lo normal en esta época del año es...

Tecnología

Hoy a las doce de la noche, la bombona de butano pasará a vale 19,55 euros. Se trata de una subida de 92 céntimos:...

Tecnología

AYANEO ha anunciado un duro competidor para consolas como la Steam Deck. Se trata de la AYANEO2, una consola portátil que cuenta con el...

Cataluña

El programa ‘Crims’ de TV3 y Catalunya Ràdio, en una investigación junto con Austria TV, ha identificado a una joven de 19 años que...

Madrid

Los mantones, parpusas y claveles en la solapa que de buena mañana se echaban de menos en la Pradera de San Isidro se lucieron...

Advertisement