Connect with us

Hi, what are you looking for?

Europa Directo – Noticias Europeas e InternacionalesEuropa Directo – Noticias Europeas e Internacionales

Ciencia

El sapo partero, el mejor padre del reino animal

A pesar de no ser la norma, en algunas especies son los abnegados machos los que se encargan del cuidado de sus vástagos. Quizás el ejemplo más conocido por todos sea el del pingüino emperador, especie en la que son ellos los que renuncian al alimento y los que se dedican a proteger al único huevo de la temporada durante el gélido período invernal.

No menos impresionante es la labor que realizan los caballitos de mar. Después de un ritual de apareamiento, que se prolonga durante días y en la que nadan macho y hembra al unísono entrelazando las colas, la hembra alinea el oviducto con la bolsa incubadora que tiene en el macho en el torso y le deposita cientos de huevos. A partir de entonces es el macho el encargado de cuidarlos hasta que se produzca la eclosión.

Los machos del cisne de cuello negro tienen también un lugar reservado en el ranking de padres desprendidos, ya que cargan con las crías durante el primer año de vida, defendiéndolas de los posibles depredadores.

A pesar de todo, y no es por quitar ningún mérito a todos estos animales, el puesto de honor de ‘padrazo’ del reino animal le corresponde al sapo partero (
Alytes obstetricans
), un anfibio de la familia de los anuros.

Un comportamiento nupcial característico
Este sapo es de pequeño tamaño, de aspecto rechoncho, de ojos saltones y pupila vertical. Su piel es típicamente granulosa y tiene dispuestas pequeñas verrugas agrupadas en los costados.

Generalmente los anfibios anuros y los urodelos se aparean en amplexo, esto es, mediante un fuerte abrazo en el que el macho sujeta a la hembra inmediatamente por debajo de sus extremidades anteriores o por encima de las posteriores. La hembra produce huevos sin cubiertas, con la excepción de una cápsula mucosa, que son vertidos al agua en donde los espermatozoides llevan a cabo la fecundación.

Sin embargo, el sapo partero es una excepción y su comportamiento nupcial es muy complejo y singular. Por una parte, los huevos no son fecundados en el agua, son protegidos durante el desarrollo embrionario y, por otra, es el macho el encargado de salvaguardarlos hasta el momento de la eclosión.

A cuestas con los huevos
Con la llegada de la primavera el macho emite desde su guarida sonidos aflautados y repetidos con los que intenta atraer a hembras grávidas. Típicamente su canto nupcial está formado por una sola nota que recuerda bastante al canto del autillo (hu…hu…hu…).

Las hembras se sienten atraídas por los cantos más graves, frecuentes y duraderos, los cuales se corresponden a los machos de mayor tamaño, a los que se presupone una mejor carga genética. Es tal la seducción de la tonada masculina que hay ocasiones en las que las hembras se interponen entre parejas que ya han iniciado el apareamiento.

El amplexo del sapo partero suele durar entre treinta y cuarenta y cinco minutos, durante el cual el macho estimula la cloaca de la hembra para que expulse sus huevos y puedan ser fecundados.

Los huevos son de gran tamaño, de color ambarino y están unidos por dos cordones. Una vez que han sido fertilizados el macho enreda los cordones entre sus patas y carga con ellos. Habitualmente al macho no le basta con portar los huevos de una sola hembra, sino que, debido a que la promiscuidad de la que hace gala, suele cargar simultáneamente con los huevos de dos o tres hembras.

Durante un mes el sapo partero portará los huevos allá donde vaya, dando tiempo a los renacuajos para que puedan desarrollarse en su interior. Llegado el momento oportuno se acercará al agua, depositará los huevos, los cuales acabarán eclosionando y, de esta forma, los renacuajos podrán completar la metamorfosis. Lo dicho… el mejor padre del reino animal.

Pedro Gargantilla es médico internista del Hospital de El Escorial (Madrid) y autor de varios libros de divulgación.

Este artículo ha sido publicado originalmente en este sitio.

Madrid

La mujer de 27 años que el 14 de noviembre no devolvió a sus tres hijos de 5, 7 y 9 años del centro...

Cataluña

El IV Encuentro de Economía Senior finaliza hoy con el llamamiento a un nuevo pacto intergeneracional entre jóvenes y mayores que afiance el Estado...

Madrid

De Moncloa a Cuelgamuros hay 37 minutos en coche, casi 4 horas en bici y más de 11 a pie. Por inverosímil que parezca,...

Tecnología

NIU acaba de presentar en Milán nuevos scooters eléctricos en el Salón de la Motocicleta de Milán. Entre ellas se encuentra la NIU RQi...

Deportes

Llegó el momento. Después de un primer amago para el partido de este pasado fin de semana en la ‘Ligue1’, Sergio Ramos ha entrado...

Cataluña

Para muchos ancianos y personas que sufren Alzheimer, Parkinson, ELA o un ictus, comer es un problema debido a que no pueden tragar los...

Internacional

Ante el rechazo del Gobierno alemán a hacerse cargo de los 2.000 migrantes que ahora mismo se encuentran en un centro de acogida cercano...

Cataluña

Tener menos de 60 años y haber sufrido algún tipo de ictus incrementa tres veces el riesgo de morir después de sufrir Covid-19. En...

Advertisement