Connect with us

Hi, what are you looking for?

Europa Directo – Noticias Europeas e InternacionalesEuropa Directo – Noticias Europeas e Internacionales

Tierra

Los grandes tiburones blancos podrían haber contribuido a la extinción del megalodón

Aunque Jason Statham pusiera en problemas a esta gigantesca criatura en la película Megalodón, en la vida real fueron otros los factores que llevaron a la extinción de este gran depredador de los mares hace unos tres millones de años. 

Algunas de las causas propuestas hasta la fecha han sido cambios climáticos que pudieron afectar a la pérdida de sus áreas de cría, el declive de algunas de sus presas o la competencia con otros cazadores marinos.

La competencia por las mismas presas con el gran tiburón blanco pudo haber contribuido a la extinción del megalodón, uno de los mayores carnívoros que han existido, según un análisis del zinc de sus dientes

Ahora, un estudio publicado en Nature Communications apoya esta última hipótesis y afirma que los grandes tiburones blancos (Carcharodon carcharias) compitieron por la comida contra sus colosales parientes, uno de los carnívoros más grandes que han existido en el pasado.

La investigación se ha centrado en la posición de estos y otros escualos en el nivel trófico, el lugar que ocupan en el ecosistema. En este contexto, la dieta desempeña un papel importante para comprender el estilo de vida y la ecología de un animal.

En concreto, los autores han analizado el zinc que se incorpora al esmalte de los dientes cuando se forman, un elemento que puede utilizarse como indicador para entender la dieta de una especie e inferir su nivel trófico en el ecosistema.

Los resultados indican que, pese a ser mucho más grandes que el tiburón blanco, los megalodones fueron los perdedores en su particular competición por los recursos alimentarios. 

El gran tiburón blanco moderno llevó al megalodón a la extinción debido a la competencia por presas similares

El equipo internacional de científicos, liderado por Jeremy McCormack desde la Universidad Goethe de Frankfurt (Alemania), ha usado el isótopo de zinc Zn-66 para evaluar geoquímicamente el nivel trófico de 20 especies de tiburones vivos, incluyendo individuos de acuario y salvajes, así como 13 especies fósiles, entre ellas el megalodón (Otodus megalodon). 

Así se confirmó que este isótopo presenta una estabilidad formidable, conservándose sin alteraciones a lo largo de períodos geológicos, y que sirve para indicar los niveles tróficos de las especies.

“El zinc es esencial para los organismos vivos y desempeña un papel crucial en varios procesos biológicos. En los tejidos de los vertebrados, por ejemplo, proviene principalmente de la dieta y sus isótopos son un indicador útil del nivel trófico en los mamíferos”, explican los autores en su estudio.

La cantidad de zinc en el esmalte de los dientes depende en buena medida del tipo de dieta, y sus isótopos son un indicador útil del nivel trófico en los mamíferos

Al comparar los valores de isótopos de zinc del megalodón y el gran tiburón blanco dedujeron que en algún momento del Plioceno temprano [hace entre 5,3 y 3,6 millones de años aproximadamente] sus niveles tróficos se superpusieron y es posible que compitieran por las mismas presas, como los cetáceos (ballenas) y otros mamíferos marinos. 

Posibles factores para su extinción

“La extinción del O. megalodon puede haber sido causada por múltiples factores ambientales y ecológicos combinados, incluido el cambio climático y limitaciones térmicas, junto al colapso de las poblaciones de presas”, reconocen los autores, pero también por “la competencia de recursos con el tiburón blanco”, como muestra su estudio.

Los autores reconocen que hay múltiples causas potenciales de la extinción de O. megalodon, como cambios climáticos y ambientales, pero sugieren que la competencia con el gran tiburón blanco pudo haber sido un factor

En cualquier caso, la hipótesis que plantea este trabajo no es nueva. El investigador Robert W. Boessenecker, del Museo de Paleontología de la Universidad de California (UCMP), publicó en 2019 un artículo donde ya sostenía que la evolución del gran tiburón blanco moderno favoreció la desaparición del colosal escualo debido a la competencia por el alimento.

Referencia:

J. McCormack et al. “Trophic position of Otodus megalodon and great white sharks through time revealed by zinc isotopes”. Nature Communications, 2022

Este artículo ha sido publicado originalmente en este sitio.

Tecnología

Las estafas relacionadas con entidades bancarias no paran. La empresa de seguridad Cleafy ha alertado sobre el descubrimiento de un nuevo troyano bancario, conocido...

Madrid

Llega el verano y con él la afluencia generalizada al pantano de San Juan, un reducto de naturaleza en la Comunidad de Madrid donde...

Cataluña

Un refuerzo de efectivos de los Mossos d’Esquadra para tratar de combatir el repunte delincuencial que se espera durante el verano en Cataluña. La...

Internacional

La Agencia Espacial Federal de Rusia ha difundido en su canal de Telegram imágenes satelitales de Ifema, recinto donde se celebra la cumbre de...

Tecnología

La transformación digital es la gran asignatura pendiente de las empresas españolas, sobre todo para la PYME. Con su aplicación ganarían en la necesaria...

Economía

Situación límite para las empresas acorraladas por las deudas. Hoy vence la moratoria concursal, un mecanismo extraordinario puesto en funcionamiento por el Gobierno durante...

Madrid

Apenas recuerdo la primera vez que fui al Orgullo. No había cumplido los veinte. Mis amigos de la universidad y yo nos adentramos en...

Madrid

Con la llegada del mes de junio y el inicio del buen tiempo que anima a disfrutar del verano madrileño, vuelven los mejores planes...

Advertisement