Connect with us

Hi, what are you looking for?

Europa Directo – Noticias Europeas e InternacionalesEuropa Directo – Noticias Europeas e Internacionales

Arte

Hallan a una Virgen con Niño ocultos bajo un Cristo de Botticelli

‘El Varón de los Dolores’, una de las últimas obras maestras que quedan en manos privadas del célebre artista del Renacimiento Sandro Botticelli, sale a subasta en la sala Sotheby’s de Nueva York el 27 de este mes con un precio estimado de más de 40 millones de dólares, ocultaba un secreto. «Es una representación extraordinariamente realista de Cristo, que simboliza su sufrimiento y su muerte, pero con un asombroso grado de humanidad que es el sello de los retratos de Botticelli, y muestra la divinidad de Cristo con una asombrosa profundidad psicológica. El cuadro pone de relieve la intensa espiritualidad de Botticelli», afirma Christopher Apostle, jefe de Pintura Antigua de Sotheby’s-Nueva York. Hace justo un año otra obra del mismo artista, ‘Retrato de un joven sosteniendo un medallón’, se vendió por 92,2 millones de dólares, nuevo récord del maestro.

La pintura ha sobrevivido en buenas condiciones generales, lo que permite una apreciación más completa de las habilidades de Botticelli como pintor. Aunque pintado en su última etapa, los elementos característicos empleados por Botticelli a lo largo de su carrera son visibles en el cuadro. El modelado de la carne de Cristo, por ejemplo, se construye con delicadas pinceladas de marrón y rosa sobre suaves tonos crema. La cruz tridimensional en la parte superior de la cabeza de Cristo se hizo mediante incisiones en la superficie pintada, una práctica comúnmente empleada por Botticelli para ayudar a diseñar ciertos elementos de su composición.

El rostro del Niño (girado hacia arriba para mayor claridad) es visible en la imagen infrarrojaCORTESÍA DE SOTHEBY’SGracias a la imagen infrarroja del ‘Varón de los Dolores’ de Botticelli, se revelan una serie de cambios que hizo el artista mientras trabajaba en la composición (conocidos como arrepentimientos). Algunos ajustes son visibles, por ejemplo, en la colocación de algunas de las espinas en su sien, una alteración en la posición de las cejas de Cristo, un ligero cambio en el contorno de su barbilla y una reducción de la herida de Cristo en su costado. Los distintos cambios observables en la interpretación de las manos de Cristo subrayan aún más la autoría de Botticelli, particularmente en los contornos refinados de los dedos, así como en su ubicación en el espacio. Además del notable cambio en el escorzo del pulgar izquierdo de Cristo, otro de sus dedos en esa misma mano se concibió originalmente como visible fuera de la herida abierta, una idea que Botticelli finalmente cambió en su concepción final.

La misma imagen infrarroja también muestra elementos de un dibujo subyacente parcial y no relacionado, lo que confirma que el panel se preparó originalmente para una imagen completamente diferente. Aunque es difícil de distinguir en una posición vertical, al girar la imagen infrarroja, los contornos de lo que parecen ser las primeras etapas de las figuras de la Virgen y el Niño se hacen más visibles. Aparecen cerca del borde superior de la composición y parecen estar pegados mejilla con mejilla en una entrañable composición. La cabeza del Niño, con su mirada hacia arriba, está sostenida por la mano izquierda de la Virgen, y los gruesos pliegues de su manto son visibles en su hombro cerca de la parte derecha de la composición. Esta pose compositiva se encuentra en varias pinturas de Botticelli y de su taller, lo que indica que la idea anterior de una pintura de la Virgen, un pilar de la producción de Botticelli, fue reemplazada por lo que sería una invención virtualmente única e inspirada por el maestro.

El reverso del panel se aprecia lo que parece ser un número de inventario antiguo y aún no identificado (355), pintado en rojo en la parte superior izquierda. También visible cerca del centro del borde superior hay un sello de cera que puede señalar la procedencia de la pintura en Roma, posiblemente donde la adquirieron los primeros propietarios registrados, los Sartoris, ya que residieron en la Ciudad Eterna durante muchos años. ‘El Cristo de los Dolores’ formó parte de la colección del político Edward John Sartoris (1814-1888) y su esposa, Adelaide Kemble Sartoris (1815-1879), una famosa cantante de ópera.

Este artículo ha sido publicado originalmente en este sitio.

Cataluña

«Si en una reunión de familias o en un grupo de Whatsapp alguien habla en castellano, no es necesario que cambies de lengua. ¡Que...

Tecnología

La marca Bespoke se expande a las aspiradoras. Samsung está apostando por su gama de diseño para productos de domótica y ahora presenta la...

Ciencia

Aunque solo lleva siete meses de operaciones, el Instrumento Espectroscópico para la Energía Oscura (DESI, por sus siglas en inglés) ha superado todos los...

Cataluña

El Hospital Universitario Arnau de Vilanova de Lérida se ha visto obligado a confinar por un brote de Covid su segunda planta, que alberga...

Opinión

Por más que se empecine el Gobierno en mentalizar a la sociedad de que el crecimiento económico es sólido, la frialdad de los datos...

Madrid

Agentes de la Guardia Civil, pertenecientes al Puesto de la Guardia Civil de Valdemoro y del Servicio de Protección de la Naturaleza de la...

Cataluña

Las personas de entre 30 y 39 años ya se pueden vacunar con la dosis de recuerdo en Cataluña. Así lo ha anunciado el...

Madrid

Susto mayúsculo el registrado ayer en un autobús de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) al paso por el madrileño barrio de San Blas....

Advertisement