Connect with us

Hi, what are you looking for?

Europa Directo – Noticias Europeas e InternacionalesEuropa Directo – Noticias Europeas e Internacionales

Cine

Sidney Poitier: la encarnación del orgullo de raza

Nadie en el mundo ha oído tantas veces como Sidney Poitier la misma frase referida a él con la que, de un plumazo de pingüino, se le suele definir: el primer afroamericano que ganó un Oscar (como lo ganó en 1963 por su humano personaje de ‘Los lirios del valle’, probablemente pasó algunos años siendo el primer negro que ganó un Oscar, y siempre después de Hattie McDaniel, la ‘mammy’ de ‘Lo que el viento se llevó’). Y siendo cierta su frase cliché, no lo es tanto como que Sidney Poitier fue el primer actor que le puso dignidad y orgullo en la pantalla a su color de piel y que encarnó en el cine una cierta arrogancia de raza incluso antes de que estuviera bien vista.

En sus primeras películas de los años cincuenta, como ‘Un rayo de luz’ (Mankiewicz), ‘Tierra prometida’ (Zoltan Korda), ‘Donde la ciudad termina’ (Martin Ritt), ‘La esclava libre’ (Raoul Walsh) o ‘Fugitivos’ (Stanley Kramer), impresionaba la pantalla tanto por su color como por su extraordinario físico, y algo cambió para su lugar en el plano a partir de los sesenta, casi en coincidencia con su paso tullido en ‘Porgy and Bess’, de Preminger, cuando empezó a representar el punto de controversia y la atmósfera de lucha racial pero con clase, altivez, tal y como se le pudo ver en dos de sus mejores películas, ‘En el calor de la noche’, de Norman Jewison, un detective negro, por supuesto, en la caldera sureña del racismo, y ‘Adivina quién viene esta noche’, de Stanley Kramer, donde con cierto humor y cinismo se enfrenta a las blancuras de Spencer Tracy y Katharine Hepburn.

Durante varias décadas, Sidney Poitier era el actor imprescindible en cualquier película que pretendiera empuñar un buen argumento en favor de la igualdad racial, porque él mismo portaba y aportaba ese argumento con sus propias calidades físicas e interpretativas. Algo que años después se encontraron hecho algunos otros grandes actores negros, y especialmente Denzel Washington, la perfecta destilación de Poitier, alguien que también hubiera podido ir a cenar con los modernos y altivos Tracy y Hepburn.

Este artículo ha sido publicado originalmente en este sitio.

Tecnología

El 22 de diciembre, cuatro cisnes silvestres y una cigüeña común aparecieron muertos junto al cauce del río Segre, en Lleida. No lo sabíamos,...

Madrid

Marta Rivera de la Cruz (Lugo, 1970) defiende una Cultura para todos. Está dispuesta a colaborar con otras administraciones: «Cuando me dejan, no cuando...

Deportes

El Saudi International, que en un principio había sido un eslabón más en la apuesta que Arabia está realizando para promocionarse a través de...

Internacional

Un hombre ha tomado como rehenes a cuatro personas en una sinagoga cerca de Fort Worth, en Texas, y ha exigido la liberación de...

Economía

Está previsto que el Consejo de Ministros de luz verde este martes 18 de enero a las ayudas del alquiler destinadas a los jóvenes....

Ciencia

China, tercera potencia en alcanzar la Luna, quiere tenerla también en la Tierra. Prepara una ‘Luna artificial’, una instalación de investigación pionera que permitirá...

Cataluña

Los tres concejales de Cs en Sitges (Barcelona) anunciarán hoy que dejan la formación naranja y se incorporan al proyecto constitucionalista de Valents, según...

Madrid

El Gobierno regional de Isabel Díaz Ayuso sigue abriendo brechas contra las políticas que aprueba el Ejecutivo de Pedro Sánchez. En este caso, ha...

Advertisement