Connect with us

Hola, ¿qué estás buscando?

Europa Directo – Noticias Europeas e InternacionalesEuropa Directo – Noticias Europeas e Internacionales

Cine

Estamos, ¿no?

En una taberna del puerto de Comillas un grupo de pescadores mayores ultiman un temeroso plan para salvar del desahucio a una anciana del pueblo a manos de su hijastro desagradecido. Es una noche cerrada y el diluvio que está cayendo acentúa la tensión del momento. Una vez que el cabecilla les ha expuesto el plan y sus peligros mira interrogativamente a su banda. A lo que el que tiene la cara más curtida por la mar le espeta: estamos, ¿no?

En esta tan breve y llana afirmación de esta secuencia de ‘El color de las nubes’ se sintetiza la actitud vital de
Mario Camus
. Sin lugar a dudas Camus siempre ha estado donde debía estar de acuerdo a sus convicciones. Ha hecho el trabajo que tenía que hacer. Contar historias, describir lugares y narrar momentos importantes y determinantes para las personas. Ha sido fiel con una sensibilidad deslumbrante al espíritu de sus maestros y amigos. Los tenía siempre presente. Así la obra de Mario Camus no se puede imaginar sin Galdós, Baroja, Stevenson, Chejov, Delibes, Ignacio Aldecoa, Claudio Rodríguez o Carmen Martin Gaite, entre otros. Ese mundo real le tenía fascinado y le daba toda la importancia del mundo. «Hay que acostumbrarse a no dominar nunca del todo nuestro trabajo. Por eso, este oficio nuestro, es un oficio de gente humilde. Al fin y al cabo, de lo que se trata, es de interpretar y explicar la vida y los comportamientos humanos», decía Mario Camus. Estamos, ¿no?

Era también honesto, y sobre todo fiel a sus amigos. Defendía que el cine es un trabajo en equipo, una orquesta donde hasta el último timbal es importante y necesario. Pero ante todo era para él un oficio. Y así todos los atrecistas, maquiladores, eléctricos, scripts, maquinistas, armeros, especialistas, actores, fotos-fijas, operadores, sonidistas, productores y sus ayudantes que han trabajado con él le han adorado como casi a ninguno. Los respetaba y exigía como nadie. Estamos, ¿no?

El cine que deja Mario Camus está a la altura de la mejor literatura. Películas coherentes que hablan de problemas y sentimientos universales. En su última etapa productiva escribió un guión adaptando cuentos de Chejov a su Santander natal y actual. Era brillante y resaltaba aún más la obra del genial ruso. Miguel Delibes le llegó a reconocer a Mario que su versión de ‘Los Santos Inocentes’ era mejor que su novela. Ningún productor quiso rodar la versión de los cuentos de Chejov. Uno afamado llegó incluso a afirmar al recibir el guión que no quería producir a personas mayores de 40 años.

Este artículo ha sido publicado originalmente en este sitio.

Madrid

El Ayuntamiento de Madrid ha anunciado que, por tercer año consecutivo, se va a realizar una bajada de los impuestos, que supondrá una rebaja...

Madrid

Tres años y tres bajadas desde que llegaran al Palacio de Cibeles. Apenas acaba de arrancar su tramitación, y todavía falta el visto bueno...

Gastronomia

El Salón Gourmets que se ha celebrado esta semana ha acogido el Campeonato de España de Sumilleres Tierra Sabor, en el que se nombra...

Tecnología

España tiene un nuevo aliado para enseñar programación a los niños. Code.org, la organización sin ánimo de lucro referencia a nivel mundial en esta...

Ciencia

Una bola de fuego cruzó el cielo nocturno de Ohio, Michigan e Indiana en la madrugada del miércoles. En los más de 150 informes...

Tecnología

Los ganaderos de california están empezando a ganar más dinero vendiendo el estiércol de sus vacas que la leche, según ha informado el medio...

Tierra

El volcán de La Palma ha cumplido cinco semanas de erupción a plena potencia. Lejos de remitir, en la jornada de ayer ha sumado una...

Madrid

La Oficina de Desaparecidos del Ministerio del Interior ha puesto en marcha una circular de búsqueda de dos menores vecinos de Boadilla del Monte,...

Advertisement