Connect with us

Hi, what are you looking for?

Europa Directo – Noticias Europeas e InternacionalesEuropa Directo – Noticias Europeas e Internacionales

deportes

Un Barça horrible se asegura la Champions

El Barça fue a Sevilla a tratar de no hacer el ridículo, que es a lo máximo que ahora mismo podemos aspirar, sin tenerlo ni mucho menos asegurado. Los medios catalanes, con TV3 y Catalunya Ràdio al frente, han pasado a anunciar los partidos del equipo diciendo que “hoy juega el Barça masculino”, otra demostración de la decadencia en que está inmersa la catalanidad, muy parecida a la indisposición estomacal que impidió viajar a Ter Stegen; jugó Neto. ¿Qué significa referirse al Barça como el “Barça masculino”? Significa afectación, significa derrota. Significa negar la realidad, significa tratar de reinventar la Historia. Al Barça no lo han echado de Europa por casualidad. Cataluña no está en su más siniestra degradación desde la República por misteriosas razones. Hay un vocabulario de la tragedia. Hay un léxico de la miseria. Solemos merecer lo que nos pasa, y en el caso de Barcelona y de Cataluña es indiscutible. Es importante decirlo y repetirlo, porque sino luego pasan cosas y la gente no lo entiende. “Es inexplicable”, dicen. No, no es inexplicable. Hay una explicación y es clarísima. Pitaba Mateu, lo que a falta de otras emociones siempre es un espectáculo en sí mismo. Magnífica tarde andaluza.

El Betis, peligroso cuando se desplegaba. El Barça, menos. Mateu permitía jugar: favorecía el espectáculo. Criterio claro, firme. Ferran como siempre se estrellaba contra sus limitaciones. Xavi, de negro riguroso, le pedía a Busquets que le abriera diagonales a Memphis. Pellegrini vestía un chándal espantoso. Después de lo del Madrid con el Manchester, cualquier partido parece irrelevante, retórico. Sólo fútbol, sin escaleras para subir al Cielo. Se lesionó Bravo y entró Rui Costa. Araujo, que remata muy bien los córners desde la derecha, estrelló su cabezazo al larguero.

Una victoria le aseguraba al Barça estar en la Champions de la próxima temporada pero no parecía lo más probable. Imprecisos los masculinos, como si no lo fueran. Mateu se comió una mano clara de Frenkie De Jong que tendría que haber sido penalti. Guido chutó al palo en una jugada pésimamente defendida por los de Xavi, que no sólo había empezado regular sino que además iba menguando. El Betis dominaba y jugaba un fútbol fantástico. Delicado, fluido, rápido. Canales, Fekir, talento luminoso y desacomplejado. No había color entre el juego de los dos equipos pero no parecía del todo descartable que entre tanto lucimiento local el Barcelona se adelantara de un latigazo, que los tenía. Dembélé era incapaz de terminar lo que empezaba y Ferran Torres continuaba en su línea de merecer todos los elogios de los supuestos entendidos en fútbol y de defraudar en la realidad todas las expectativas. El partido se volvió lento, espeso, vulgar. Oscuerció en Sevilla. El Barça no se aseguraba matemáticamente la Champions y aunque no llegaba a hacer el ridículo, encarnaba la nada futbolística y mostraba una impotencia que realmente merecía que fuera necesario especificar que se trataba del equipo masculino.

Yo ya entiendo que cuando te echan de Europa de un modo tan humillante cuesta encontrar la motivación. Pero este final de temporada del Barça no sólo no es presentable sino que pone en duda el compromiso de los jugadores con el club y la idoneidad de Xavi como técnico. Tras el descanso se le vio llamativamente indignado con la apatía y la pasividad de sus jugadores. El Betis estaba fundido, como resacoso por las celebraciones (y por la Feria). El Benito Villamarín se tomaba tan poco en serio el partido, y le importaba tan poco lo que pasaba, que empezó a lanzar aviones de papel al terreno de juego. Aburrimiento y desidia, y cada vez más aviones de papel. Qué triste espectáculo. Por destacar algo positivo del Barça, las ayudas defensivas de Araujo para compensar la anciana lentitud de Dani Alves. El Betis no es que hiciera gran cosa, pero el partido estaba tan blando y deshecho que cualquier acción de una mínima contundencia parecía una amenaza. Juanmi casi marca de una gran volea, magnífico despeje de Neto. Alves era definitivamente un coladero.

Adama entró por Dembélé como antes Aubameyang había entrado por Memphis.

Ferran Torres no comparecía y lo que intentaba lo estropeaba. Muy mal. Lamentable. Lo sustituyó Ansu en el 75 y le bastaron 1 minuto y 17 segundos para marcar. Parecía del Madrid. Así se gana. Pero este equipo desesperante se dejó empatar un par de minutos más tarde. Bartra. El Betis fue a por el partido y el Barça se defendió como pudo. Un golazo de Alba en el descuento aseguró la Champions. El Barça celebró algo tan elemental como un segunda B cuando asciende de categoría.

Este artículo ha sido publicado originalmente en este sitio.

Tecnología

Hoy te traemos una guía con consejos para liberar espacio en tu teléfono móvil, independientemente de que sea un iPhone o un móvil Android....

Cataluña

Prisión provisional, comunicada y sin fianza para el hombre de 20 años, detenido por apuñalar a un vigilante de seguridad de la estación de...

Economía

La Comisión Europea ha decidido prolongar la clausula de salvaguardia del pacto de estabilidad un año más por lo que no va a sancionar...

deportes

El circuito de Montmeló acoge este fin de semana el Gran Premio de España de Fórmula 1, que verá un nuevo episodio de la...

Tecnología

¿Te imaginas llegar a Nueva York en tren desde Europa, directamente desde París o incluso Londres. Suena descabellado, pero desde finales del siglo XIX...

Tecnología

Que sufrimos un “episodio cálido» que roza lo histórico no es ninguna novedad: no hacen falta series temporales, ni complejos modelos de predicción meteorológica;...

Tecnología

Sobre el papel Lord Edward Harley (1689-1741) era un aristócrata, un gobernante, pero lo que realmente le gustaba al conde de Oxford y Mortimer,...

Internacional

Pese a sus sólo 84.421 kilómetros cuadrados de extensión y sus casi siete millones de habitantes, la isla de Irlanda se ha convertido de...

Advertisement