Connect with us

Hi, what are you looking for?

Europa Directo – Noticias Europeas e InternacionalesEuropa Directo – Noticias Europeas e Internacionales

deportes

La tempestad cae sobre el Villarreal

Sofocado por un equipo gigante que apunta siempre a la grandeza, el Villarreal sale medio ahogado de una tormenta que amenazó con desalojarlo de la Champions. El Liverpool irrefrenable de Klopp apenas le permitió pasar del centro del campo, siempre sometido, al borde del KO. Marcó cuatro goles el Liverpool, dos válidos, más dos tiros al poste, en una noche que el Villarreal casi debe dar por amortizada a la espera de una vuelta inquietante con la final en el horizonte.

Tres saques de esquina en ocho minutos se celebran en Anfield como si el estadio recitase la tonadilla del ‘You’ll never walk alone’. Rugido general, máximo interés, bocanada de esperanza que el Villarreal recibe como una catapulta. Desde los dos flancos, Alexander-Arnold y Robertson lanzan faltas directas, auténticas piedras a la cabeza de cualquiera de los cuatro o cinco tallos que, en fila, se aprestan a rematar como lo hacía Inglaterra con Maguire en la pasada Eurocopa.

Es el estilo reconocible del Liverpool, que se despliega feroz sobre el tapete de Anfield sin ninguna duda. Es la presión contra el primer pase, la recuperación inmediata tras pérdida, que los jugadores de Klopp ejecutan como chacales, siempre intensos y prestos para el mordisco. Ese toque inicial del Villarreal se convierte en una pesadilla para Parejo, gris y lento en la primera mitad, Coquelin o Capoue. Está más vivo Lo Celso, que siempre oxigena con su zurda.

El Villarreal intenta una contraprogramación. Lentitud frente al vértigo. Estupiñán tarda varios días en sacar de banda, Rulli retrasa la fase del saque de puerta, y Foyth se desentiende del balón cada vez que sale por la banda. Uno de los muchos detalles que el Villarreal prueba para frenar la atosigante gestión del partido de la tropa de Klopp, que son avispas lanzadas al vacío en cada acometida. En dos o tres pases máximo, el Liverpool roba y conecta con sus delanteros, de espaldas, de cara o de lado. Llegan las ocasiones (Luis Díaz entrando en diagonal y disparando, Salah en la combinación con Mané, los centros laterales de Arnold).

El Villarreal no tiene sensación de agobio, pero los picotazos son constantes sin que exista una réplica de amenaza. El equipo de Emery mantiene una solidez táctica y cierto empaque presencial, pero nadie ataca la portería de Alisson. Solo un centro largo de Parejo que Lo Celso toca en parábola sin peligro.

El Liverpool lo prueba de todas las maneras, con cambios de juego de banda a banda que buscan siempre el mismo camino: no cejar en la intensidad, percutir de inmediato, terminar cada jugada. No colabora al sosiego del Villarreal el portero Rulli, que despeja mal o no ataja un par de lanzamientos de Luis Díaz. El Liverpool acelera, siempre defiende hacia adelante, gana la anticipación y no permite el fútbol del enemigo amarillo, pero tampoco el Villarreal se marcha al descanso con la idea del asedio. Las ocasiones del equipo inglés no han sido manifiestas, sino que le ha costado un mundo la elaboración. A falta de culminar las asociaciones eléctricas, Thiago despide el primer acto con un derechazo sensacional al palo.

 El partido gira hacia la tempestad por un toque de azar. El centro de Henderson lo desvía Estupiñán y no lo desaloja la mano blanda de Rulli. El balón a la cazuela espolea al Liverpool, cuya actitud es de grandeza. Quiere más, no especula, no acepta el gol como la factura del encuentro. También ha marcado Fabinho, pero el gol es anulado por fuera de juego de Van Dijk. En cinco minutos pletóricos, el Liverpool desnuda al equipo español. Mané empuja otra asistencia maravillosa de Salah y esquiva una salida suave de Rulli.

El 2-0 es un indicador que no contenta al Liverpool y tampoco altera el espíritu del Villarreal. Sigue atacando el conjunto de Klopp y no atraviesa el centro del campo el de Emery. El único criterio es el estilo del Liverpool, atacar sin desfallecer, aunque sea a paso más lento.

Emery quiere cambiar el paso y otra zancada con los cambios, pero es el Liverpool quien impone su voluntad. Luis Díaz sigue moviéndose como una culebra, Van Dijk aterroriza por alto, Thiago aplica su calidad, el balón siempre está en el área de Rulli. Y así hasta el minuto 92, atosigante el grupo de Klopp.

Este artículo ha sido publicado originalmente en este sitio.

Gastronomia

Cada año, el día 13 de mayo se celebra el ‘Día Mundial del Cóctel’. Esta conmemoración tiene su origen en este mismo día, pero...

Gastronomia

La mejor pizza de Europa no es italiana. No al menos en la lista que la guía especializada 50 Top Pizza elabora anualmente y...

Ciencia

Este 12 de mayo de 2022 es un día para enmarcar en la Historia: se ha hecho pública la primera imagen directa y real...

Tecnología

Harley-Davidson ha dado a conocer la que será su eléctrica más económica. Convivirá con la LiveWire, teniendo esta hermana pequeña un diseño mucho menos...

Tecnología

Un experimento realizado en ratones ha abierto una nueva vía de investigación en la lucha contra enfermedades como el Alzheimer. Se trata de un...

Madrid

El Ayuntamiento de Madrid blinda el entorno de la Pradera de San Isidro, Las Vistillas y la Plaza Mayor para garantizar la seguridad de...

Casa Real

«Hace mucha ilusión darle la mano al Rey y además es muy guapo. Tenemos un Rey muy chulo. Guapo, amable y muy bien presentado»....

Tecnología

Durante décadas, los científicos nos han dicho que en el centro de nuestra galaxia hay un enorme agujero negro. Uno cuatro millones de veces...

Advertisement