Connect with us

Hi, what are you looking for?

Europa Directo – Noticias Europeas e InternacionalesEuropa Directo – Noticias Europeas e Internacionales

deportes

Marcelo, del ‘funquinha’ a la cima del Real Madrid

En Río de Janeiro, las distancias entre un punto y otro son un ejercicio de paciencia infinita. Eso, más mucho amor y pasión por su nieto es lo que alimentaba a Pedro a recorrer 100 kilómetros diarios para que Marcelo pudiera ser lo que ha sido: el futbolista con más títulos de la historia del Real Madrid (25), el segundo jugador extranjero, tras Benzema, y primer brasileño que más partidos ha disputado con la camiseta blanca (546) y una absoluta leyenda del fútbol.

A las manos del volante de su vetusto ‘fusquinha’ de color naranja, el abuelo Pedro llevaba a Marcelo diariamente a perseguir su sueño, hasta que el mítico escarabajo, que lleva tatuado el brasileño en la parte alta de su brazo derecho, dejó pasó a los billetes de autobús. Sin dinero para gasolina ni mantenimiento del vehículo, el abuelo vendió su ‘fusquinha’ y guardó todo ese dinero para comprar los billetes de autobús que su nieto y él necesitaban para no faltar a ningún entrenamiento: «Todo lo que conseguí ha sido en parte por él. Él me llevaba a entrenar, apostó por mí, me dejó libre para elegir lo que quería. Esto me hizo crecer y madurar antes de lo normal. Vine al Madrid con 18 años y pensé que era maduro, y ahora sé que no tenía ni idea de nada», recordó ayer el brasileño en la sala de prensa de Valdebebas.

Tras casi 16 años, Marcelo dijo adiós ayer a su etapa en el Real Madrid. Una brillante carrera en la que ha sumado 5 Champions, 4 Mundiales de Clubes, 3 Supercopas de Europa, 6 Ligas, 2 Copas del Rey y 5 Supercopas de España. En un emotivo acto de despedida en la Ciudad Deportiva de Valdebebas, en la que estuvo acompañado por su mujer y sus dos hijos, amigos y familiares más cercanos, todos los miembros de la Junta Directiva con Florentino Pérez a la cabeza, y Ancelotti, Carvajal y Asensio como representantes de la primera plantilla, el brasileño disfrutó de un emotivo homenaje: «No es un adiós, porque no siento que me vaya del Madrid», dijo Marcelo, orgulloso de llegar siendo un niño e irse como un adulto exitoso, en lo profesional y en lo personal.

«Eres uno de los más grandes laterales de la historia de nuestro club y del fútbol mundial. Una leyenda. Irrepetible. Tu fantasía y felicidad siempre fueron fundamentales para que consiguieras grandes éxitos. Siempre serás uno de los grandes representantes del Real Madrid. Esta es y será siempre tu casa. Nuestros aficionados te tendrán siempre en sus corazones y en sus recuerdos», reflexionó Florentino, con quién siempre ha mantenido una relación especial.

El homenaje del brasileño tenía, además de una carga emocional importante, el impacto de su retrato con los 25 títulos conseguidos. Si el destino le sonríe al Madrid a corto plazo, quizás Benzema pueda llegar a su marca, pero el registro ya está ahí, para siempre, en la centenaria existencia blanca: «Hice todo lo que debía, salgo muy feliz y dejo un legado. Esto era lo que quería hacer. Que aficionados y compañeros me vean como la persona que soy, no como el Marcelo que ganó cinco Copas de Europa».

Marcelo, que pone por delante de él a Roberto Carlos, fue el mejor lateral izquierdo del mundo entre 2014 y 2018, la etapa en la que el club conquistó cuatro de cinco Champions, pero tras la final de Kiev su caída fue abrupta. De la noche a la mañana pasó a ser un jugador residual, lo que le generó una cuantas discusiones, primero con Zidane y luego con Ancelotti: «Seguramente tuve un comportamiento egoísta, pero también es cierto que, por ejemplo, me cabreaba con Ancelotti y al día siguiente estábamos dándonos besos y abrazos», confesó.

No le fue sencillo asimilar que su mejor tiempo en el Madrid había pasado, pero cuando lo logró también supo disfrutar de un rol que no suele valorarse por parte de las estrellas: «Esta temporada me he dado cuenta que el protagonismo no está dentro del campo. No jugué casi nada, pero para mí fue mucho porque me he sentido muy útil no jugando. Tenía un peso y una responsabilidad. Para ganar, no hace falta que juegues, hace falta hacer equipo». Y eso hizo en el año de su adiós.

Este artículo ha sido publicado originalmente en este sitio.

Madrid

Tras cinco años de rápida expansión inmobiliaria, El Cañaveral, la ‘isla urbana’ del sureste de Madrid, dejará de estar cercada por las autopistas M-45...

Madrid

Los artistas Dana International, Juan Magán, Soraya, Conchita Wurst, Lerica y Cariño, entre muchos otros, actuarán este 2022 en la celebración del Orgullo (MADO),...

Cataluña

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha anulado una parte del decreto del Govern sobre turismo en Cataluña que regula entre otros...

Madrid

Asociación Cultural de Madrid para el Ocio y el Espectáculo. Asociación Madrileña de Amigos de Hispanoamérica. O, simplemente, El Nido. De estas tres maneras...

Madrid

El Juzgado de Instrucción número 5 de Móstoles ha citado a declarar el próximo día 30 de noviembre en calidad de investigados al concejal...

Bienestar

Los trastornos por consumo de sustancias (TCS) son enfermedades que afectan al cerebro y al comportamiento de una persona, lo que influye en su...

Madrid

A pesar de que había muchas ganas después del parón pandémico, el festival Las Veladas de Palacio de Boadilla del Monte no va a...

Madrid

Es habitual que, con la llegada de las vacaciones y la vuelta del verano, las estaciones de Metro de Madrid aprovechen la baja afluencia...

Advertisement