Connect with us

Hi, what are you looking for?

Europa Directo – Noticias Europeas e InternacionalesEuropa Directo – Noticias Europeas e Internacionales

Caza

Las rutas de la codorniz

Cuando hablamos de la codorniz entre cazadores y científicos, los cazadores podemos transmitir informaciones que, si son fiables y pasan los filtros indispensables, los científicos acabarán incorporando dentro de sus análisis estadísticos objetivos. La acertada interpretación de los resultados de los análisis científicos puede ayudarnos a comprender mejor la naturaleza. Solo aquello que comprendemos llegamos a quererlo, cuidarlo y defenderlo. La vida silvestre despierta emociones y admiración en las personas que aman la naturaleza. A los cazadores les apasiona salvaguardar la codorniz silvestre, sus hábitats, su búsqueda… y aprovecharla racionalmente. Durante la migración, la codorniz debe cruzar innumerables obstáculos artificiales y este hecho implica riesgos ecológicos globales que tienen importantes repercusiones en la salud (salud de las personas, de los ecosistemas y de los animales silvestres y domésticos) y para la población de las propias aves. La ecología global, la ciencia del medio ambiente en su totalidad (atmósfera –gases–, litósfera –rocas–, hidrósfera –agua–, biósfera –seres vivos–, antroposfera –espacio artificial–), nos explica las interdependencias entre los elementos y subsistemas del planeta. La codorniz silvestre y su migración resultan útiles para ilustrar cómo el suelo urbanizado (antroposfera) construido contra la naturaleza es un obstáculo para la migración de las aves y un lugar favorable para los vectores que transmiten las enfermedades desde los animales al hombre, entre animales salvajes, desde animales domésticos a los salvajes y viceversa.

El aumento de la expansión urbana, por el cual se alteran los suelos naturales y se llenan de edificios con la construcción, representa una amenaza global para la biodiversidad del planeta, a la vez que fomenta la propagación de enfermedades en los ecosistemas, en los animales y en los humanos. Muchos de los factores que determinan las rutas de migración de las aves y de la propagación de las enfermedades son poco conocidos. Hemos estudiado las rutas de migración de la codorniz en Europa Occidental, mediante las recuperaciones de codornices anilladas, la mayoría de ellas aportadas por cazadores. Esto nos ha permitido caracterizar las trayectorias que describen estas aves durante la migración. Y con ello, comprender cómo la codorniz que migra por la noche ve impedidas sus rutas cuando tiene que cruzar las áreas urbanas y urbanizadas. Así, los choques de las aves contra los edificios, las grúas, los cables, las torres y los aerogeneradores están potenciados por la contaminación lumínica durante la noche e impiden la migración. Valorando el porcentaje de suelo urbanizado, hemos podido predecir el riesgo de colapso para la migración que supone la expansión urbana. Hemos evaluado las posibles consecuencias de estas colisiones de las codornices con los elementos de las infraestructuras, que suceden en las superficies urbanizadas (edificios, grúas, cables y torres de tendidos eléctricos y los aerogeneradores de los parques eólicos), con el fin de estimar la probabilidad de la transmisión de las enfermedades asociada a la extensión de suelo urbano. Nuestros resultados muestran que el elevado porcentaje de suelo urbanizado en Europa Central está correlacionado con la ausencia relativa de rutas migratorias de codorniz.

Migración entorpecida
La codorniz no solo ha perdido su hábitat en la Europa urbanizada, sino que también ve entorpecida su migración, debido a que el elevado porcentaje de suelo urbanizado fomenta con la contaminación lumínica las colisiones con infraestructuras y edificios. Esto tiene consecuencias directas para la población de codorniz y también para la salud global. El hábitat urbano es idóneo para la vida de distintas especies de mosquitos que son vectores y transmiten las enfermedades desde los animales a los hombres. De hecho, el suelo urbano europeo ha sido colonizado por nuevas especies invasoras de mosquitos que antes no existían allí. En las zonas urbanizadas cada vez se instala mayor número de especies de mosquitos que son vectores de diferentes enfermedades. Las aves migradoras pueden ser portadoras de muchas enfermedades víricas, bacterianas y protozoarias. Si durante la migración las aves colisionan con las infraestructuras de las zonas urbanizadas, la probabilidad de que un ave sea picada por un mosquito y de que este transmita una enfermedad a un humano aumenta considerablemente.

Las grandes extensiones de suelo urbanizado forman conglomerados llenos de redes de infraestructuras que inducen y provocan colisiones de las aves, especialmente de las migradoras nocturnas como la codorniz. La contaminación lumínica desorienta y deslumbra a las aves, después estas chocan con los cables y las infraestructuras. Muchas veces quedan atontadas, heridas e inválidas, otras mueren. Por un lado, la degradación de los hábitats en África y en el Sahel favorece la transmisión y la difusión de enfermedades. Y esto hace que aumente la posibilidad de contagiar a la fauna, y de que ella durante la migración transporte las enfermedades a otros lugares. Por otro lado, el aumento de la superficie urbanizada en Europa favorece la mayor probabilidad de colisión de las aves y por tanto de la transmisión de las enfermedades. Ya que las zonas urbanizadas son un hábitat favorable para la proliferación de los mosquitos que actúan como vectores entre las aves y los humanos. Además, las zonas urbanizadas fomentan su colonización por nuevas especies invasoras de insectos vectores.

Los modelos conceptuales de la ecología ambiental explican las relaciones que existen entre el calentamiento climático, los agrosistemas y los ecosistemas urbanos, así como su repercusión en la salud humana y el crecimiento económico. El calentamiento del planeta afecta a la migración de las aves y modifica las condiciones ambientales en los hábitats, favoreciendo la instalación de nuevas especies que antes no existían allí. Los agrosistemas y los ecosistemas urbanos se ven alterados por la llegada de nuevas especies que a su vez modifican las redes ecológicas. El calentamiento del planeta también cambia las actividades y costumbres del hombre. Cada vez utilizamos más sistemas de refrigeración que contaminan y aumentan más la temperatura del entorno. Los plásticos, productos químicos y electrónicos se incorporan a las basuras, los cursos de agua y los suelos; de forma paralela a como incrementa la economía se daña la salud. La sanidad de los humanos, de los animales domésticos, de los animales silvestres, de los ecosistemas y del planeta está conectada. Todo circula en la tierra y la ecología explica cómo es esta trasmisión y sus posibles repercusiones.

Ruta de migración de la codorniz en su viaje de retorno hacia África, en amarillo el vector medio, en rojo las trayectorias individualesLos modelos ecológicos nos permiten predecir una pérdida drástica de biodiversidad y el aumento de la propagación de enfermedades, si no frenamos el consumo de tierra para urbanizarla. Tener una visión amplia de las interrelaciones de los ecosistemas permite no solo predecir la vulnerabilidad de la codorniz, también los mayores riesgos para la salud global, debido a la pérdida de biodiversidad y de los servicios de los ecosistemas. Las lecciones extraídas de los mapas de las rutas de migración de la codorniz, en relación con la distribución de los suelos urbanizados, proporcionan herramientas para la toma de decisiones políticas de conservación global.

NOTA: Los datos de anillamiento son de vital importancia. La captura de una codorniz anillada permite conocer sus movimientos y estudiar sus rutas migratorias. Si capturas alguna codorniz anillada, informa en el enlace https://forms.gle/XCdMDRAc5pBRqY2F9 o escribe a jesus.nadal@udl.cat, ¡no dejes que se pierda la información!

Agradecimientos
ICO, ARANZADI, SEO, FEDENCA por facilitarnos sus bases de datos de anillamiento; MUTUASPORT, Real Federación Española de Caza, federaciones autonómicas de caza y Administraciones autonómicas por su colaboración. ARTEMISAN y Federació Catalana de Caça por la financiación a D.S.

Para consultar el artículo original pinchar el enlace:

Nadal, J., Sáez, D., Margalida, A., (2021). «Crossing artificial obstacles during migration: The relative global ecological risks and interdependencies illustrated by the migration of common quail Coturnix coturnix». Science of the Total Environment 808 (2022) 152173. http://dx.doi.org/10.1016/j.scitotenv.2021.152173

Este artículo ha sido publicado originalmente en este sitio.

Cataluña

«Si en una reunión de familias o en un grupo de Whatsapp alguien habla en castellano, no es necesario que cambies de lengua. ¡Que...

Tecnología

La marca Bespoke se expande a las aspiradoras. Samsung está apostando por su gama de diseño para productos de domótica y ahora presenta la...

Ciencia

Aunque solo lleva siete meses de operaciones, el Instrumento Espectroscópico para la Energía Oscura (DESI, por sus siglas en inglés) ha superado todos los...

Opinión

Por más que se empecine el Gobierno en mentalizar a la sociedad de que el crecimiento económico es sólido, la frialdad de los datos...

Madrid

Agentes de la Guardia Civil, pertenecientes al Puesto de la Guardia Civil de Valdemoro y del Servicio de Protección de la Naturaleza de la...

Madrid

Susto mayúsculo el registrado ayer en un autobús de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) al paso por el madrileño barrio de San Blas....

Cataluña

Las personas de entre 30 y 39 años ya se pueden vacunar con la dosis de recuerdo en Cataluña. Así lo ha anunciado el...

Madrid

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha asegurado este viernes que no prohibirá las VTC en la región y ha...

Advertisement