Connect with us

Hi, what are you looking for?

Europa Directo – Noticias Europeas e InternacionalesEuropa Directo – Noticias Europeas e Internacionales

Deportes

El rearme del rugby español

El 18 de marzo de 2018, la selección española de rugby vivió el momento más gris de su leyenda. Aquel día, el combinado dirigido por Santiago Santos disputaba en Bruselas el partido más importante de su historia reciente: una victoria ante una Bélgica que no se jugaba nada les clasificaba directamente para la Copa del Mundo de Japón. Pero el guión de ese triste mediodía estaba previamente escrito y los sueños del XV del León se esfumaron de la manera más cruel posible.

Si España no ganaba en la capital belga, Rumanía era la llamada a ocupar su plaza en Japón 2019. Curiosamente, el árbitro de aquel Bélgica-España, Vlad Iordachescu, era rumano. «Piensa mal y acertarás», dicta el refrán. Y así, como muchos intuían, la selección perdió tras sufrir un
escandaloso arbitraje
que empañó la noble reputación del rugby. «Nos pitaba golpe cuando defendíamos y nos pitaba golpe cuando teníamos la pelota, creo que nos ha señalado 24 golpes a nosotros y cinco a ellos. Es muy duro de asimilar lo que ha pasado ahí fuera. Pero no nos engañemos, hoy no ha perdido España, hoy ha perdido el rugby», denunció el técnico español después de aquel encuentro.

Tras el pitido final, en una imagen atípica en el rugby, donde el respeto al colegiado se sigue a rajatabla, los jugadores pagaron su indignación protestando airadamente al rumano por sus decisiones. El ambiente se caldeó y Iordachescu, sin pasar por vestuarios, huyó del estadio en un coche que curiosamente, como si formara parte de una estrategia maquiavélica, le esperaba ya arrancado. Mientras, algunos hombres de la selección lloraban desconsoladamente; otros, con la mirada perdida, eran incapaces de asimilar lo que acababa de suceder. La herida era demasiado grande.

«Fue durísimo. Personalmente me pegó muy fuerte. Por momentos perdí las ganas de jugar e incluso pensé en la retirada. Me decía: ‘Bueno, hasta acá llegué, lo dimos todo, pasó lo que pasó y no tengo más ganas de jugar’. Pero tras las vacaciones pensé que no podía terminar mi carrera así, que tenía una oportunidad más de disputar un Mundial y debía luchar por ello», reconoce a ABC el actual capitán de la selección, Fernando López. «El tiempo dicen que lo cura todo y nosotros ya no pensamos en aquello», añade Santiago Santos.

El tiempo pasó y el XV del León miró hacia el futuro con la Copa del Mundo de Francia 2023 como objetivo en el horizonte. Con la pandemia dando sus coletazos finales, la selección ha regresado a jugar en casa, en el Estadio Central de la Complutense, donde el sábado volvió a sentir el abrigo de su fiel afición. El encuentro, un amistoso ante Italia A en el que la selección acabó derrotada honradamente, sirve de preludio para el espectacular choque de mañana ante Fiyi (16:00 horas), uno de los mejores equipos del planeta. Este partido será el último de preparación antes del trascendental encuentro ante Rusia del próximo 14 de noviembre, día en el que la selección se jugará parte de sus aspiraciones para poder acudir al Mundial. «Tenemos bastantes opciones todavía, pero todo pasa por ganar a Rusia. De cara a la clasificación para el Mundial es importante no perder en casa, sobre todo los partidos que se juegan entre los contendientes, que somos Rusia, Rumanía, Portugal y España», indica el seleccionador Santos. En esta fase de grupos, el XV español ha perdido ante Georgia, favorita indiscutible para ganarse un boleto a Francia, y por la mínima en Portugal y Rumanía. Sin embargo, en 2022 recibirán en Madrid a ambos conjuntos y, si los chicos de Santos consiguen la victoria en las dos fechas oficiales que le restan a este año, las opciones de estar en el Mundial serán reales. «La verdad es que los tres primeros partidos no fueron los mejores. Pero bueno, ganando a Rusia las opciones crecen muchísimo», comenta el capitán.

El honor de jugar ante Fiyi
«Sudáfrica es la campeona del mundo y número uno del ranking, pero verla jugar no es tan bonito y espectacular. Ver a Fiyi sí que tiene ese componente de magia, creatividad y de juego vistoso que otras selecciones con mejor ranking mundial no tienen», explica el seleccionador. España recibe mañana a Fiyi en un acontecimiento histórico para el rugby nacional. La victoria es prácticamente utópica, pero, sin duda, el exigente choque ante los oceánicos será una cita que los integrantes de la selección no olvidarán. «Somos afortunados de poder jugar contra ellos. Queremos hacer un buen partido para que se la pasen bien en la tribuna, porque al final es de lo que se trata», concluye López.

El rugby de élite vuelve a nuestro país, y con él, olvidando los demonios del pasado, la esperanza de un combinado nacional capaz de volver a representar a España en un Mundial, como ya sucediera en el de Gales de 1999.

Este artículo ha sido publicado originalmente en este sitio.

Madrid

Vino de Madrid, queso de leche de cabras de la sierra madrileña, aceitunas de Campo Real, aceite de oliva virgen de la región, melones...

Tecnología

Es la pregunta más habitual cuando pagamos con tarjeta: «¿Quieres copia?». Aquí tenemos dos opciones; o bien la rechazamos dando las gracias o recogemos...

Cataluña

El Juzgado de Instrucción 3 de Manresa ha decretado este lunes prisión provisional sin fianza para la mujer que el domingo confesó haber matado...

Casa Real

Los Reyes han recibido este martes a Garbiñe Muguruza, tras su victoria en el ‘Akron WTA Finals Guadalajara’, más conocido como la Copa de...

Tecnología

2021 se va acercando a su fin. Nos encontramos a las puertas de diciembre, la Navidad y las tan ansiadas vacaciones tras un noviembre...

Cataluña

Los Mossos d’Esquadra investigan la muerte de un hombre esta mañana en Cerdanyola del Vallés (Barcelona). El suceso se ha producido sobre las 8.00...

Ciencia

Un equipo de investigadores del Instituto Max Planck de Ciencias de la Historia Humana y de la Academia Rusa de Ciencias acaba de hacer...

Opinión

Algo está fallando en los principios del PSOE para que se haya entregado de esta manera tan sumisa y desconcertante a Bildu a cambio...

Advertisement