Hola, ¿Qué estás buscando?

Europa Directo – Noticias Europeas e Internacionales

Deportes

Leclerc logra otra pole en un festival de banderas rojas

«Creí que había sido una mierda de vuelta». A Charles Leclerc le sorprendió su propia pole en el circuito de Bakú, la segunda consecutiva después de la que consiguió en Mónaco. Lo hizo en una clasificación espectacular, tan abierta que la incertidumbre se mantuvo hasta el final. Los muros de Bakú, determinantes, llenaron el sábado de accidentes y banderas rojas. Máxima igualdad que resolvió Leclerc a su favor. Segunda pole de Ferrari por delante de Hamilton y Verstappen. Sainz logró un meritorio quinto puesto y Fernando Alonso escaló hasta una elocuente novena plaza.

Dos banderas rojas disparan el estrés en el comienzo de la clasificación en Bakú. Dos accidentes (Lance Stroll y Antonio Giovinazzi) en las curvas de ángulo recto por la calles de la capital de Azerbaiyán, circuito excitante y de máxima dificultad. La sesión se para y complica la existencia a algunos, como Norris, que entra por los pelos en los tiempos. Hamilton saca el potencial del Mercedes que no se ha visto durante el fin de semana y lidera los tiempos. Alonso pasa con dificultad, decimoquinto, y Sainz, cuarto, muestra que el Ferrari funciona.

En la Q2 se decreta el empate técnico, igualdad total en la inesperada Fórmula 1 2021. Verstappen marca el mejor crono (1.41:625), pero le sigue un carrusel de pilotos separados por milésimas, 0.005 Sergio Pérez, 0.009 Hamilton y 0.034 Leclerc. Suspiros de diferencia en Bakú, rivalidad extrema enggre varios pilotos que pueden conseguir el primer puesto en un circuito en el que la pole no parece tan determinante con una recta de dos kilómetros a fondo. Los muros de Bakú hacen estragos, las ruedas dejan la marca en cada vuelta.

Los dos españoles entran en la Q3 por la puerta grande. Carlos Sainz, sexto, mantiene el aliento de los perseguidores de Verstappen, y Fernando Alonso alcanza el décimo mejor crono, superando esta vez a su compañero Esteban Ocon en una vuelta a la antigua normalidad. Caen Vettel, Ocon, el accidentado Ricciardo (la tercera bandera roja), Raikkonen y Russell.

Los rebufos, esos túneles de succión que ofrecen los coches por delante con menos resistencia al aire, marcan la Q3. Leclerc, que va rapidísimo, se beneficia de un rebufo involuntario de Hamilton para sellar el mejor tiempo. Saiz se gradúa quinto y Alonso, noveno, en un buen rendimiento. La sesión acaba, cómo no, la cuarta bandera roja por el accidente de Tsunoda que también provoca el trompo contra el muro de Carlos Sainz.

Este artículo ha sido publicado originalmente en este sitio

Advertisement
Advertisement

Deportes

Martin Dubravka, portero de Eslovaquia, ha pasado de héroe a villano en apenas 17 minutos, los que han separado su espectacular vuelo en el...

Deportes

El penalti que le ha atajado Dubravka a Morata es el quinto consecutivo que falla la selección española, una situación inédita en la historia...

Deportes

El español Xavier García y la italiana Emilia Salvatore amarran un poco más los lideratos del Campeonato de Europa de Optimist en la bahía...

Tecnología

El ritmo inicial fue muy bajo, y las proyecciones si no lo mejorábamos apuntaban a varios años hasta poder alcanzar la inmunidad de grupo....

Economía

El Ministerio de Defensa ha asegurado este miércoles que el Jefe de Estado Mayor del Ejército de Tierra (JEME), e l general Francisco Javier...

Economía

Las rebajas de verano son casi como un ritual para las amantes de la moda. Este jueves, 24 de mayo, se dará el pistoletazo...

Madrid

La Real Casa de Correos vuelve a convertirse este fin de semana en un macrocentro de donación de sangre, que consiga las reservas necesarias...

Deportes

España y Eslovaquia se enfrentan en un partido crucial para determinar en qué posición pasa el cuadro de Luis Enrique, en el que caso...

Declaración Renta

La campaña para presentar la declaración de la Renta relativa al ejercicio de 2020 comienza su cuenta atrás. Así, el próximo miércoles 30 de...

Tecnología

Todavía nos quedan años, muchos años, hasta que tengamos un robot llamado Jimmy que nos limpie la casa, quite el polvo, haga la colada...

Advertisement