Hola, ¿Qué estás buscando?

Europa Directo – Noticias Europeas e Internacionales

Deportes

El 'Pulga' Rodríguez, el albañil del gol que encandiló al Real Madrid

El fútbol deja historias de superación como la de Luis el ‘Pulga’ Rodríguez, un veterano delantero que trabajó de albañil cuando estuvo a punto de abandonar los campos y que ayer, con 36 años, ganó su primer título en la élite argentina. Lo hizo con Colón de Santa Fe, que goleó al Racing en la final (3-0) para levantar la Copa de la Liga Profesional, primer trofeo también la historia de este modesto siempre a la sombra de gigantes como Boca, River o San Lorenzo.

El ‘Pulga’ Rodríguez, además del título, también tuvo premio individual porque acabó como máximo goleador y asistente del torneo, borrachera de felicidad que no hizo perder la perspectiva a un futbolista criado en una familia muy humilde. «Claro que tenemos premio. Pero no hay plata que compre esta felicidad. La gloria no se compra», afirmó el delantero después de cerrar el círculo a una carrera que siendo un niño le llevó hasta Italia. Un jugador que nunca perdió la modestia: empezó en Cuarta División con Racing de Córdoba, fue campeón de Tercera con Atlético Tucumán, repitió primer puesto en Segunda con ese mismo club y ahora, con 36 años, en su palmarés figura la leyenda de campeón de Primera con Colón.

Nacido en Simoca, un pequeño pueblo a 50 kilómetros de San Miguel de Tucumán en el que tiene la vitola de ídolo, el ‘Pulga’ Rodríguez compartía casa con ocho hermanos y un padre albañil. Desde niño, jugar al fútbol fue su pasión, aunque tuviera que hacerlo descalzo y muchas tardes con un vacío en el estómago por falta de comida. Su historia comenzó a cambiar cuando su progenitor le compró una botas a pesar de que los 30 pesos que le costaron supusieron un sacrificio a toda la familia. «Ese día no comimos ni mis hermanos ni yo, pero yo no tenía hambre, tenía mis botines», recordaba el futbolista en una de sus múltiples entrevistas.

Al ‘Pulga’ se le veían cualidades desde muy niño y a los 13 años cruzó el charco para aterrizar en Italia. El Arezzo, primero, y el Inter, después, fueron sus equipos y con el club de Milán le llegó la primera gran oportunidad. «Jugamos un Mundialito en España, en las Islas Canarias, perdimos con el Barcelona y un entrenador me pidió si me podía quedar para hacer una prueba con el Real Madrid. Hice la prueba, el Madrid me dijo que me quedara dos semanas más para un período de adaptación, pero mi representante me dijo que no, porque teníamos firmado con el Inter. Yo me quería quedar, pero él me decía que había que respetarlo el acuerdo». El pequeño delantero empezó a conocer la otra cara del fútbol, la más amarga y ruin.

La aventura europea acabó de mala manera por un representante que le dijo que el Craiova de Rumanía estaba probando jugadores. La promesa de 500 dólares mensuales convenció al ‘Pulga’ y a otros chicos. Al llegar a la estación de trenes de Bucarest, se encontraron con la nada. «Eran las 7 de la mañana, estábamos en una estación de tren, nadie nos venía a buscar, teníamos 16 años, no conocíamos nada, el idioma, nada…no hablábamos inglés, sin plata, sin comer nada…la pasamos mal». Un viaje de ida y vuelta. «Volví a casa y me dediqué a trabajar, fue un golpe muy duro anímicamente, no tenía más ganas de jugar al fútbol, pero mi familia y mi hermano me pedían que volviera a jugar, que buscara todo lo positivo de ello. Desde ese momento pensé que toda persona tiene que sacar lo positivo de toda situación». Afortunadamente hizo caso a los suyos y el fútbol recuperó un gran jugador. Desde este fin de semana un campeón en la élite argentina.

Racing de Córdoba, Newells y Atlético Tucumán hasta que en 2009 recibió una llamada telefónica que jamás olvidará, la de Maradona para que formara parte de la selección argentina en un partido con la contra Ghana, el único que disputó con la albiceletes. Único, pero inolvidable. En 2018 llegó la oferta del Colón de Santa Fe, con el que llegó a una final de la Copa Sudamericana el primer año y en el segundo se coronó campeón.

Ladrillo a ladrillo, gol a gol, el ‘Pulga’ Rodríguez ha acabado siendo un ídolo en Simoca, su pueblo, en Atlético Tucumán, el club de su corazón y también en Colón de Santa Fe.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Este artículo ha sido publicado originalmente en este sitio

Advertisement
Advertisement

Deportes

La jornada de la Eurocopa para este sábado 19 de junio depara tres grandes partidos a lo largo de la tarde. El duelo entre...

Baloncesto

Con una espectacular remontada y un héroe inesperado, el joven Terance Mann, Los Angeles Clippers batieron el viernes 131-119 a los Utah Jazz y...

Deportes

Sin rastro de su semana de cuarentena por el coronavirus y fortalecido por sus técnicas de meditación, el español Jon Rahm acecha a la...

Deportes

Argentina derrotó a Uruguay esta madrugada por 1-0 y se quedó con el clásico del Río de La Plata. Liderada por Lionel Messi, que...

Internacional

La portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, ha rechazado este viernes que Estados Unidos haya frenado su asistencia de seguridad a Ucrania y...

Economía

Hace más de seis años que se creó Expensya, una compañía que fue concebida para facilitar la vida de las empresas y de sus...

Internacional

Alemania está ya retirando sus últimos mil soldados de Afganistán y desea preparar el terreno para que no se produzca un peligroso vacío de...

Ciencia

Esta majestuosa criatura más alta que una casa de dos plantas y con un peso equivalente al de cuatro elefantes africanos se paseaba por...

Ciencia

Un equipo de investigadores de la Universidad Jagiellonian y la Academia de Ciencias de Polonia ha descubierto que las abejas sometidas a una dieta...

Deportes

Malos tiempos para Joachim Low, el Vicente del Bosque de la ‘Mannschaft’, una figura que ha pasado de ser intocable para los alemanes cuando...

Advertisement