Connect with us

Hi, what are you looking for?

Europa Directo – Noticias Europeas e InternacionalesEuropa Directo – Noticias Europeas e Internacionales

Deportes

España, experta en escapar del abismo

España se pone seria. Pese a las amplias sonrisas que exhibieron los jugadores a su llegada a Las Rozas la situación exige mucho rigor, y de hecho son conscientes los internacionales. Está en juego un Mundial, o al menos la forma más rápida y menos angustiosa de llegar a él. No queda otra que ganar los dos partidos que faltan para acabar la fase de clasificación. El primero, el más inmediato, será este jueves en Atenas, ante Grecia. De triunfar, todo quedará en un cara a cruz frente a Suecia en La Cartuja, el domingo. No es poca cosa.

«Estos partidos sí me generan presión, es así», admitía la semana pasada Luis Enrique, que siente el peso de la responsabilidad sobre su espalda. «Espero no transmitirla a los jugadores», confesaba. Y es bastante probable que sepa hacerlo. Él mismo se vio en una situación parecida, casi idéntica, hace nada menos que 28 años (17 de noviembre de 1993, cuando fue titular en el partido donde España se jugaba a una carta la clasificación para el Mundial de Estados Unidos 1994. El rival era Dinamarca, y por las circunstancias en las que se desarrolló el encuentro sigue siendo un ejemplo de resistencia y pundonor para la selección española. España, que no podía perder, jugó 80 minutos con un jugador menos por la expulsión de Andoni Zubizarreta. Le sustituyó Santi Cañizares, que debutaba en la portería. El exguardameta del Valencia acabó convirtiéndose en uno de los héroes, porque lo paró todo. El otro fue Fernando Hierro, autor del gol en la segunda parte que dio tranquilidad a la selección.

«Recuerdo esa sensación en el vestuario de que nos jugábamos todo, pero también la ilusión por ir a un Mundial, que para muchos era la primera vez», cuenta a ABC Jon Andoni Goikoetxea, responsable de lanzar desde el saque de esquina el balón que acabó cabeceando Hierro a la red de Schmeichel. «El partido era crítico y se nos complicó muy pronto. Nos tocó echar el resto. Por suerte éramos una selección muy fuerte físicamente, con jugadores de un poderío físico enorme. Eso nos ayudó a resistir tanto tiempo con un jugador menos».

El papel de Sevilla
Goikoetxea también mantiene fresco en la memoria el ambiente que se vivió en el Sánchez Pizjuán, escenario de aquel duelo mítico: «La gente jugó un papel importante, nos empujó durante los noventa minutos. Guardo un gran recuerdo de aquel partido, aunque acabé muy mal, deambulando por el campo porque no podía con las botas».

Jon Andoni Goikoetxea,
Otra situación comprometida salvada sobre la campana fue el imborrable 12-1 a Malta, en diciembre de 1983 y también en Sevilla, aunque esta vez en el Benito Villamarín. España se jugaba el pase a la fase final de la Eurocopa del año siguiente, donde luego fue subcampeona, y necesitaba una absoluta machada: ganar por once goles de diferencia para igualar a puntos con Holanda y clasificarse gracias al ‘goal average’. Al descanso, con 3-1, la gesta parece una quimera. Pero aquella segunda mitad, en la que se marcaron nueve goles, quedará grabada para siempre como uno de los momentos más extraordinarios de la selección.

«Sabíamos que era muy complicado, pero la confianza del equipo era absoluta», explica Poli Rincón, autor de cuatro goles aquella noche mágica. «Antes del partido no se habló de táctica. Miguel Muñoz nos mentalizó mucho. ‘Señores, déjense la vida por este escudo’, nos repetía». Dos años después, Rincón vivió otra experiencia similar, pues la clasificación para el Mundial de México 86 se decidió en otro partido agónico que se ganó a Islandia por 2-1. «Ellos marcaron primero y a nosotros solo nos valía ganar. El público del Villamarín volvió a tirar del equipo. Yo marqué el empate justo antes del descanso y Gordillo le dio la vuelta al partido en la segunda parte».

También hubo que remar en la fase de clasificación de la Euro 2008, que se había puesto muy cuesta arriba tras un empate en Islandia y sendas derrotas ante Irlanda del Norte y Suecia. Todo pasaba por ganar a Dinamarca en su casa. El ambiente no era el idóneo pues Luis Aragonés estaba más cuestionado que nunca, pero aquel día España se volvió a crecer. Ganó 1-3 y se ganó la plaza en un torneo que después acabaría ganando. Pero hubo más. Según las crónicas, aquel día nació el ‘tiqui-taca’.

Poli Rincón,
«España no suele fallar en estas ocasiones, y estoy seguro de que Luis Enrique sabrá transmitir al equipo la importancia de estos choques», finaliza Goikoetxea. «Lo triste es que hayamos llegado a esta situación», lamenta Rincón. «Era un grupo asequible y nos esperan dos partidos a cara de perro».

Este artículo ha sido publicado originalmente en este sitio.

Madrid

El constructor Justo Gallego dedicó su vida a una sola cosa: la Catedral de Mejorada del Campo. Este edificio, su proyecto vital, empezó a...

Madrid

Vino de Madrid, queso de leche de cabras de la sierra madrileña, aceitunas de Campo Real, aceite de oliva virgen de la región, melones...

Cataluña

El Juzgado de Instrucción 3 de Manresa ha decretado este lunes prisión provisional sin fianza para la mujer que el domingo confesó haber matado...

Tecnología

Es la pregunta más habitual cuando pagamos con tarjeta: «¿Quieres copia?». Aquí tenemos dos opciones; o bien la rechazamos dando las gracias o recogemos...

Ciencia

Un equipo internacional de investigadores del Forward Search Experiment, dirigido por físicos de la Universidad de California, ha conseguido, por primera vez, detectar candidatos...

Cataluña

Los Mossos d’Esquadra investigan la muerte de un hombre esta mañana en Cerdanyola del Vallés (Barcelona). El suceso se ha producido sobre las 8.00...

Tecnología

2021 se va acercando a su fin. Nos encontramos a las puertas de diciembre, la Navidad y las tan ansiadas vacaciones tras un noviembre...

Casa Real

Los Reyes han recibido este martes a Garbiñe Muguruza, tras su victoria en el ‘Akron WTA Finals Guadalajara’, más conocido como la Copa de...

Advertisement