Connect with us

Hi, what are you looking for?

Europa Directo – Noticias Europeas e InternacionalesEuropa Directo – Noticias Europeas e Internacionales

Deportes

La desaparición de Peng Shuai, un revés para el régimen chino

Ganadora en dobles de Wimbledon y Roland Garros, Peng Shuai se convirtió en 2014 en la primera tenista china en alcanzar el número uno del mundo en dicha categoría. Siete años después vuelve a ser pionera, pero por un motivo menos deportivo y mucho más controvertido. Arriesgando su fama, ha acusado de violación a un antiguo vice primer ministro, Zhang Gaoli, del que luego fue su amante ocasional a lo largo de varios años pese a que estaba casado. Se trataría del primer escándalo del movimiento ‘MeToo’ que salpica a un gerifalte del Partido Comunista chino.

Como si fuera uno de sus potentes reveses a dos manos, la tenista soltó la bomba a principios de noviembre, cuando publicó una larga y sentida declaración en su cuenta de Weibo, la copia china del bloqueado Twitter. En apenas media hora, la censura borró su comentario por apuntar a un antiguo alto cargo del régimen. Pero dio el tiempo suficiente para que algunos internautas hicieran una captura de pantalla y la distribuyeran luego por la red, tanto en China como en el extranjero.

«Sé que alguien de tu prestigio, vice primer ministro Zhang Gaoli, no tendrá miedo. Pero, incluso aunque sea una pequeña piedra estrellándose contra una roca o una polilla atacando las llamas y jugando con su propia destrucción, diré la verdad sobre ti», reza en el texto con su perfil de Weibo que ha sido salvado. Peng Shuai, de 35 años, cuenta su relación con Zhang Gaoli, quien tiene 75 y fue, además de vice primer ministro entre 2013 y 2018, miembro del todopoderoso Comité Permanente del Politburó entre 2012 y 2017.

Según la tenista, la violación ocurrió antes, cuando Zhang era el jefe del Partido Comunista en la ciudad de Tianjin, cercana a Pekín. «Me llevaste a tu casa y me obligaste a tener relaciones», denuncia Peng, quien asegura: «Esa tarde no di mi consentimiento y no pude dejar de llorar». A pesar de esta supuesta agresión sexual, se convirtió en su amante ocasional y mantuvieron una relación extramarital que, a tenor de su testimonio, era conocida por la esposa del político. Aunque parece que dejaron de verse durante el tiempo que él estuvo en la cúpula del régimen, volvió a retomar el contacto con ella tras retirarse en 2018. «No tengo pruebas y ha sido imposible dejarlas porque siempre temías que trajera una grabadora o algo… No hay ninguna grabación de audio o de vídeo, solo mi experiencia distorsionada, pero real», reconoce la tenista, quien parece debatirse entre la rabia, los remordimientos, la culpa y el amor que acabó sintiendo por el vice primer ministro. Como es habitual en China, la censura ha tapado el escándalo y las referencias al caso han sido borradas de las redes sociales, donde los internautas han recurrido a palabras en clave para seguir comentando la historia. Pero la tenista ha enmudecido y uno de los portavoces del Ministerio de Exteriores, Wang Wenbin, se ha negado a responder a los periodistas porque «no es un asunto relacionado con la diplomacia».

La ATP y la WTA, atentas
Dos semanas después de su denuncia, no se sabe nada de Peng Shuai y se teme que esté bajo arresto domiciliario, como suele ser habitual con quienes critican al régimen. Tan larga desaparición ha llevado a la Asociación de Tenis Profesional (ATP) y a la Asociación de Tenis Femenino (WTA, en inglés) a romper su silencio, criticado en un primer momento. «Peng Shuai, y todas las mujeres, merecen ser escuchadas, no censuradas. Su acusación sobre la conducta de un antiguo dirigente chino envuelto en una agresión sexual debe ser tratada con la más completa seriedad. En todas las sociedades, el comportamiento que ella denuncia debe ser investigado, no consentido ni ignorado», reclama el presidente de la WTA, Steve Simon. Por su parte, el presidente de la ATP, Andrea Gaudenzi, también pide una «investigación completa, justa y transparente» y anuncia que ha sido informado de que Peng Shuai se encuentra bien, pero asegura que seguirá «vigilando la situación muy de cerca». Conmocionados, estrellas como Djokovic y Naomi Osaka también se preguntan dónde está Peng Shuai.

Para la tenista, el problema no es solo haber acusado a un alto mando del régimen aunque ya esté retirado, sino que el movimiento feminista ‘MeToo’ suele ser censurado en China y rechazado por los tribunales. Así ocurrió en septiembre con su caso más famoso, la denuncia de la periodista Zhou Xiaoxuan por acoso sexual contra una estrella de la televisión estatal CCTV, Zhu Jun. Aunque en China se aprobó el año pasado su primer Código Civil, que amplía la definición legal del acoso sexual y ofrece una mayor protección a sus víctimas, el escándalo fue tapado en los medios y los jueces desestimaron la demanda por falta de pruebas. Con esos precedentes, y contra un alto cargo del régimen, para Peng Shuai el partido está perdido.

Este artículo ha sido publicado originalmente en este sitio.

Madrid

La Policía Nacional ha detenido a un conductor de VTC tras arrastrar 10 metros a un golfista invidente al que se negó a llevar...

Tecnología

Los amigos de lo ajeno vuelven a centrar el tiro en los clientes de CaixaBank. A través de su perfil oficial de Twitter, la...

Tecnología

Es lo que tienen las ciudades de nuevo cuño, levantadas de la nada con un nivel de planificación cuidado al milímetro y filosofía “Smart...

Cataluña

La portavoz de la Generalitat de Cataluña, Patrícia Plaja, ha señalado este martes, en la rueda de prensa posterior al Consejo Ejecutivo del Govern,...

Madrid

El Ayuntamiento de Madrid puso en marcha el pasado 23 de noviembre un programa de ayudas a la compra de patinetes, bicicletas y motos...

Madrid

La situación en el entorno de Ópera y los Austrias ha empeorado en los últimos meses. Así lo asegura su presidenta, Teresa Hernández, quien...

Cataluña

Desde la invención de la máquina de vapor, que a finales del XVIII supuso la palanca para la mayor creación de riqueza de la...

Tecnología

El 1 de julio de 2021, el Partido Comunista de China cumplía 100 años y, como parte de la celebración, el gobierno preparaba una...

Advertisement