Connect with us

Hi, what are you looking for?

Europa Directo – Noticias Europeas e InternacionalesEuropa Directo – Noticias Europeas e Internacionales

Deportes

Santi Mina y Aspas fulminan al Espanyol en Balaídos

El fútbol es un deporte de dinámicas y de rachas, muchas veces inexplicables. La del Espanyol cada vez que juega lejos de Cornellá es la de enfrentarse al ‘día de la marmota’ y acabar sucumbiendo. Los blanquiazules no han sido capaces aún de ganar esta temporada fuera de casa. Y en Balaídos tenían una gran ocasión. Se medían al peor equipo local de la Liga. El Celta solo había sido capaz de ganar un partido en casa. Los malos contra los peores. Y los gallegos tardaron solo tres minutos en dejar claro quien iba a romper su mala racha y quién iba a proseguir su vía crucis una jornada más.

Una posesión de tres minutos acabó con el primer gol del partido. Se adelantó el Celta sin que el Espanyol hubiera podido tener el balón. Con un inicio fulgurante, los gallegos arrancaron un lanzamiento de esquina, un saque de banda y batieron a Diego López sin que los pericos casi se dieran cuenta de lo que estaba pasando. Buena conexión entre Aspas y Santi Mina, que fabricaron la jugada que acabó en las redes blanquiazules. Si Mina logró un gol postrero en la Copa para clasificar al equipo al límite de tiempo ante el Andorra, frente al Espanyol decidió madrugar algo más y avanzó al Celta.

El Espanyol, que aspiraba a conseguir la primera victoria de la temporada fuera de casa en Liga, vio como el objetivo adquiría dimensiones gigantescas tras el temprano gol de Mina. El sueño de acercarse a los puestos que dan acceso a jugar en Europa se tornaba en pesadilla. Los locales, que solo habían sido capaces de ganar un encuentro en Balaídos, cargaban su mochila de confianza viendo que el triunfo les alejaba de la zona de descenso.

Aplicaba el Celta el libreto de Eduardo Coudet, jugando rápido y evitando las pérdidas de tiempo. Y sufría el Espanyol achicando agua ante las buenas acometidas azulonas. Apostó Vicente Moreno por un once con Miguelón en el lateral. Primera titularidad del de Benidorm, que permitió que Aleix Vidal jugara en una posición mucho más adelantada y cerca del área de Dituro. El gran sacrificado del cambio fue Adrián Embarba, que se quedó en el banquillo. Escenificó de esta manera el técnico blanquiazul el cansancio mostrado por el madrileño en los últimos partidos. Y Raúl de Tomás se resintió porque uno de los grandes socios del delantero es, precisamente, Embarba.

Con Tapia como muro infranquable contra el que se estrellaban los jugadores catalanes, las mejoras ocasiones iban cayendo del lado celtiña. Especialmente una de Brais Méndez (min. 41) que se fuera por poco. El mediocentro buscó el palo largo sin acierto, provocando el monumental enfado de Diego López con su defensa por permitir el remate que Yangel Herrera debería haber evitado siendo más incisivo. No obstante, el final pudo empatar el Espanyol en el último minuto de la primera parte tras un contraataque perfectamente llevado tras el robo de un balón. Buena descarga de RDT arrastrando a Aidoo, el balón llega a Melendo, que abre hacia la banda derecha para que Aleix Vidal coloque un centro raso hacia Puado dentro del área. Cuando el delantero perico se disponía a celebrar el gol, se encontró con Dituro, que desbarató la ocasión.

Y si rápido fue el primer gol del Celta, mucho más rápido fue el tanto de Aspas tras la reanudación. El delantero recibió el balón dentro del área tras una buena jugada trenzada y, escorado, batió limpiamente a Diego López por el palo largo. Trató de agitar el encuentro Moreno dando entrada a Morlanes, Melamed y Loren pero todos los intentos pericos se topaban con Tapia, que hacía honor a su apellido y se convertía en un muro inexpugnable. Pudo ampliar el Celta su ventaja si Brais Mendes hubiera estado mas acertado. Pudo marcar el centrocampista un par de goles entre el 60 y el 65 pero no estuvo fino en el remate.

La superioridad viguesa quedó clara con su tercer gol, anotado por un Denis que partía desde el banquillo. Un buen balón conducido por Aspas no encontró oposición por parte de un Espanyol que ya estaba roto. El delantero abrió a banda, donde esperaba Hugo Mallo, que puso un caramelo en los pies de Denis Suárez para que éste batiera a Diego López (min. 82). El Príncipe de las bateas se fue ovacionado cuando Coudet decidió darle unos minutos de descanso, similar a los aplausos que recibió Brais Méndez.

Golazo tan impresionante como inútil el de Loren Morón para cerrar el partido en la prolongación. El delantero del Espanyol batió al Celta desde el centro del campo.

Este artículo ha sido publicado originalmente en este sitio.

Cataluña

Una macrocausa contra la corrupción policial vinculada al tráfico de drogas. Entre los investigados, agentes de los Mossos d’Esquadra, la Guardia Civil y la...

Cataluña

Los Mossos d’Esquadra han detenido este lunes al conductor de un camión como presunto autor de tres homicidios imprudentes tras un accidente múltiple en...

Tecnología

Cuando se habla de Open Source solemos tener en mente el sector de la informática. Sin embargo, en el mundo económico-financiero también se utilizan...

Ciencia

De padre pacense y madre italoamericana, Miguel Eladio López Alegría nació en mayo del 58 en Madrid. Apenas dos años después, su familia se...

Internacional

El gobierno de Estados Unidos ordenó a las familias de los diplomáticos estadounidenses en Kiev que abandonen el país «debido a la amenaza persistente...

Economía

Hace tiempo que la pesca dejó atrás la imagen de actividad para hombres rudos, sometidos a los caprichos del mar y herederos de artes...

Deportes

Al menos seis personas han fallecido durante una avalancha a la entrada del Estadio Olembe, escenario en Yaundé del duelo de octavos de final...

Cataluña

Valents, el proyecto político que pretende aglutinar el centro derecha constitucionalista, sigue creciendo territorialmente en su ambición por constituirse com un partido de ámbito...

Advertisement