Connect with us

Hi, what are you looking for?

Europa Directo – Noticias Europeas e InternacionalesEuropa Directo – Noticias Europeas e Internacionales

Atlético De Madrid

El Atlético exige al mejor Liverpool

El Atlético exige al mejor Liverpool para ganar en el Wanda. Y la tropa de Klopp exhibe su bagaje infinito para consumar la obra. Un 2-3 sensacional en un partido grande que cambia de piel con la expulsión de Griezmann. Los ingleses lo tienen hecho en la Champions y el Atlético se enreda.

Una columna de humo rojo se cuela por el techo del Wanda como una premonición. Ha hablado Simeone, el sumo sacerdote, para reclamar en la rueda de prensa previa al choque, da igual cual fuera la pregunta, que el equipo necesita un ambiente rotundo, envolvente, tan repleto de emoción que se aproxime al paroxismo. La parroquia responde en los aledaños del estadio, una cortina de gas rojo, blanco y azul corteja el paso del autobús en el que se escuchan nítidos los golpes de los jugadores a los cristales del vehículo. Sigue la liturgia en el recinto con el ‘Partido a partido’ de Sabina y Leyva, el himno a capela, te quiero Atleti, y el jamás, jamás te dejará esta hinchada… El Atlético empieza a jugar, como quería Simeone, antes que el Liverpool.

El partido amanece, sin embargo, con una oratoria en dirección única. El Liverpool asalta el Wanda con una descarga de rock and roll. Fútbol frenético, de acoso y derribo, presión hasta el cogote de Oblak, combinaciones vertiginosas, a la primera, sin rodeos ni ese manoseo cansino que aburre, tres o cuatro toques y a la carga, en posición de remate. Los ingleses lo bordan en un estreno glorioso. En el minuto 12 han llevado dos balones a la cazuela, visto y no visto, descosido el Atlético por la banda izquierda, donde Salah se recrea con Carrasco y Hermoso, y donde Kondogbia sufre como central. El egipcio y el guineano Keita brindan por África en el santuario de Simeone.

El partido parece volteado hacia el Reino Unido, el Atlético no se entera y palidece en defensa. Sucede que durante años el Cholo ha trabajado algunas cualidades innegociables, el esfuerzo, el amor propio, la lucha aunque no se vea salida en el callejón. A esa tarea se entregan los estajanovistas, Trippier, De Paul, Koke, Carrasco… Pero en el Atlético ha crecido como un manto de esperanza otra virtud, la calidad.

Ya no es el grupo que enarbolaba el látigo o el pañuelo pirata de Gabi, Raúl García, Godín o ‘Juanfrán’. No puede serlo con Lemar, Joao Félix y Griezmann en la misma alineación. El trío se busca, se asocia y conecta con el pundonor del grupo. El Atlético no ataca por avasallamiento, sino por técnica, regates, paredes y toda la naturalidad estética que requieren tres superdotados. Lemar replica a la fantasía de Salah y convierte el primer tiempo en una delicia. Un carrusel de imaginación y creatividad, en el que Griezmann aplaca con su talento cualquier reproche merecido. Marca dos goles en quince minutos, el segundo un primor al adelantar con intuición el magnífico pase de Joao Félix. Se pueden ir a coger amapolas los entrenadores y los profetas de la táctica, el fútbol enamora por los regates de Joao, las fintas de Lemar, la inteligencia de Griezmann. Cuatro goles en el descanso y la incertidumbre del futuro cercano. Una preciosidad.

La noche se rompe por un desliz desafortunado que pareció involuntario. Esa pierna tan elevada de Griezmann a la cabeza de Firmino. Roja para el francés y el Atlético de vuelta a sus orígenes, defensa numantina con uno menos, a la heroica, encargando un contragolpe balsámico, una jugada a balón parado o similares. El Liverpool se adueña de nuevo de la pelota, ejerce una jerarquía en el juego y se lanza a por la victoria.

El Atlético se mueve a gusto en esas situaciones de todo o nada que requieren redoble de tambores y ronchas de piel en el césped. Pero el Liverpool demuestra personalidad y fútbol, control de juego y llegada, compromiso y ritmo. Muchas virtudes ante un equipo que acusa la expulsión. Los ingleses aprietan, el Atlético apenas se aproxima a Alisson y aquello acaba de la peor manera. Un penalti de Hermoso, que se desentiende del balón, Salah engaña a Oblak y el tercero que parece definitivo. Aún se la juega el equipod el Cholo de la única manera que se aprecia a la vista. Una falta que termina en un presunto derribo a Giménez, no parece tal, el VAR lo invalida y el Atlético se desangra.

Este artículo ha sido publicado originalmente en este sitio.

Madrid

La Policía Nacional ha detenido a un conductor de VTC tras arrastrar 10 metros a un golfista invidente al que se negó a llevar...

Tecnología

Los amigos de lo ajeno vuelven a centrar el tiro en los clientes de CaixaBank. A través de su perfil oficial de Twitter, la...

Tecnología

Es lo que tienen las ciudades de nuevo cuño, levantadas de la nada con un nivel de planificación cuidado al milímetro y filosofía “Smart...

Madrid

El Ayuntamiento de Madrid puso en marcha el pasado 23 de noviembre un programa de ayudas a la compra de patinetes, bicicletas y motos...

Madrid

La situación en el entorno de Ópera y los Austrias ha empeorado en los últimos meses. Así lo asegura su presidenta, Teresa Hernández, quien...

Cataluña

Desde la invención de la máquina de vapor, que a finales del XVIII supuso la palanca para la mayor creación de riqueza de la...

Cataluña

Antonio Gallego, portavoz adjunto de Vox en el Parlament, sostiene que el ‘procés’ y los ataques a todo lo que representa España y lo...

Cataluña

La portavoz de la Generalitat de Cataluña, Patrícia Plaja, ha señalado este martes, en la rueda de prensa posterior al Consejo Ejecutivo del Govern,...

Advertisement