Connect with us

Hi, what are you looking for?

Europa Directo – Noticias Europeas e InternacionalesEuropa Directo – Noticias Europeas e Internacionales

Deportes

Xavi debuta ganando de milagro

Puestos a regresar, regresó hasta Jordi Pujol al Camp Nou, primera fila del palco. Laporta no le puso el himno de Cataluña como sí hizo con Pere Aragonés. A mí me parece bien la pompa y la circunstancia y aplaudo al presidente del Barça por ello, pero si lo hacemos hay que hacerlo bien y un expresidente nunca deja de merecer los honores de su cargo. En cualquier caso, la estrella de todos los regresos fue Xavi, atento, pensativo, consciente de su momento. También en el palco estaban sus padres. Su padre que fue quien le arruinó las ganancias de cuando fue jugador y por eso el chico tuvo que marcharse a recuperar el dinero perdido a competiciones menores. Esperemos que en la nueva etapa de su hijo el señor Hernández se conforme en ir al palco a verle dirigir al Barça en lugar de derrochar intentando absurdos negocios en Tarrasa.

La primera novedad de Xavi, además del debut de Ilías, fue arrancar a De Jong de la raíz de la jugada para ponerlo a ofrecerse entre centrales. Más amplitud en el equipo, más tensión, más la sensación de que estaban jugando a algo. La cursi costumbre de aplaudir en minutos señalados tuvo su protagonismo en el 6 –dorsal de Xavi cuando jugaba– coreando su nombre. Encomiable, tal vez. Lamentable, seguro.

Xavi, asistido por su hermano Óscar en el banquillo, hacía gestos y movimientos muy parecidos a los del Guardiola entrenador, aunque es pronto para decir si tendrán alguna eficacia. O si de hecho significan algo, porque podrían ser como los de aquel genial personaje que se coló en el funeral de Mandela, haciéndose el falso intérprete del lenguaje de los sordos cuando en realidad sus gestos eran inventados. Todo es posible en este nuevo Barça de grandes emotividades incontrastadas. La penúltima ha acabado casi en infarto, retirada del fútbol. Dani Alves, que estuvo con sus compañeros hasta la charla técnica previa al partido, apareció sobre el minuto 15 en el palco.

Un Espanyol muy retrasado fue el más rácano de la temporada. Ni con el Madrid jugó tan atrás, ni tan timorato. El Barça quería jugar rápido, «ataca los espacios», le reclamaba Xavi a Ilías, pero le costaba traducir en algo realmente peligroso su posesión y su dominio. Muy pendiente Xavi de su debutante. «Dale, dale», le decía para animarle, como si fuera argentino. De Jong parecía encontrarse un poco más. Xavi aplaudía todas las jugadas de su equipo como si le gustara lo que veía. En la presión la mejora era indiscutible, pero al equipo le costaba mucho rematar lo que generaba. Óscar Hernández se retiraba de vez en cuando al túnel de los vestuarios para hablar por teléfono con sus analistas en la tribuna, y cuando volvía al banquillo le contaba las conclusiones a su hermano, que rápidamente las transformaba en nuevas instrucciones, sobre todo a Piqué y a Gavi. Sobre la media hora, el Espanyol tuvo un pequeño respiro e hilvanó algunas posesiones un poco más largas, aunque sin ningún final remarcable. Muy activos Nico y De Jong, buscando constantemente desmarques entre centrales. Gavi y Ilías lo intentaban por las bandas, trazando intencionadas diagonales. Pero la frustración llegaba siempre en el último acto, en el que todo lo construído se deshilachaba. El Espanyol sufría para defenderse y no sabía qué hacer con el balón. Trece derrotas consecutivas llevaban hasta ayer los pericos en el Camp Nou, donde no ganaban desde 2009, 1-2, con dos goles de Iván de la Peña. Pero de todos modos, lo más brillante de la primera parte lo tuvo Raúl de Tomás, en parte gracias a las facilidades que le puso Mingueza.

Un Barça de buenas intenciones pero de pocas ocasiones, con gran despliegue de los interiores. Se movían más los jugadores que el balón. Lo que corrieron De Jong, Gavi y Nico no lo podía correr el Xavi jugador ni a los 20 años. Las grandes ideas permanecen, pero el fútbol ha cambiado mucho, hasta el extremo de que el Xavi jugador tal vez no sería titular en el equipo del Xavi entrenador. Pero es difícil ganar partidos cuando delante no tienes nada. Hacía sufrir Memphis, que parecía el delantero del Logroñés, con sus compañeros tirándole balones como diciéndole: «búscate la vida, majo».

La segunda parte empezó con un penalti de Cabrera sobre Memphis, muy protestado por los visitantes. Gran asistencia de Gavi. El mismo Memphis lo transformó. Primer gol de la era Xavi. Tras el descanso, Ilías fue sustituido por Abde. El gol le resolvía bastante la papeleta al Barça, que en los últimos compases de la primera parte dio síntomas de una cierta desmoralización ante su incapacidad para marcar. Vicente Moreno huyó de su invento ultradefensivo tras el penalti e intentó ayudar a su equipo a crear algo cambiando a Puado y a David López por Morlanes y Melamed. Con muy poco, demasiado poco, el Espanyol ponía en evidencia la todavía extremadamente frágil defensa del Barça. Abde revolucionaba el ataque del Barça con voluntariosos desmarques. El partido no estaba cerrado, Vicente Moreno había dado más ritmo a su equipo y quedaba claro que en la primera parte se equivocó siendo tan conservador, cuando tiene un equipo más que capaz de jugar bien cuando dispone de los recursos adecuados. Raúl de Tomás le ganaba todas las manos a Mingueza y a punto estuvo de marcar en el 69. Xavi estaba tan seguro de sí mismo que hasta se atrevió a dar entrada a Coutinho, que sustituyó a Gavi y fue un desastre. Otro partidazo del canterano. A Memphis, como a los móviles viejos, la batería le dura lo que le dura y partir de un cierto momento cae por cualquier cosa y ya no es capaz de hacer nada. Continuaba el recital de Abde, incisivo, imparable, aunque no conseguía marcar. También Riqui Puig tuvo sus minutos. Entró por Busquets, que se retiró con molestias. El Barça no sabía descansar con el balón y el Espanyol ponía a dos delanteros más y Raúl de Tomás casi marca de falta y minutos más tarde de cabeza. Los dos balones, al mismo palo. Dimata falló de cabeza lo imposible, totalmente solo. Imperdonable descuido de la defensa local. Demir y Araujo entraron por Mingueza y Nico.

El Barça volvió a jugar con fuego, como en Vigo. Pero esta vez, de puro milagro, no se quemó. Debut moderadamente airoso de Xavi. Tiene mucho, mucho trabajo por delante.

Este artículo ha sido publicado originalmente en este sitio.

Madrid

La Policía Nacional ha detenido a un conductor de VTC tras arrastrar 10 metros a un golfista invidente al que se negó a llevar...

Tecnología

Los amigos de lo ajeno vuelven a centrar el tiro en los clientes de CaixaBank. A través de su perfil oficial de Twitter, la...

Tecnología

Es lo que tienen las ciudades de nuevo cuño, levantadas de la nada con un nivel de planificación cuidado al milímetro y filosofía “Smart...

Cataluña

La portavoz de la Generalitat de Cataluña, Patrícia Plaja, ha señalado este martes, en la rueda de prensa posterior al Consejo Ejecutivo del Govern,...

Madrid

El Ayuntamiento de Madrid puso en marcha el pasado 23 de noviembre un programa de ayudas a la compra de patinetes, bicicletas y motos...

Madrid

La situación en el entorno de Ópera y los Austrias ha empeorado en los últimos meses. Así lo asegura su presidenta, Teresa Hernández, quien...

Cataluña

Desde la invención de la máquina de vapor, que a finales del XVIII supuso la palanca para la mayor creación de riqueza de la...

Cataluña

Antonio Gallego, portavoz adjunto de Vox en el Parlament, sostiene que el ‘procés’ y los ataques a todo lo que representa España y lo...

Advertisement