Connect with us

Hi, what are you looking for?

Europa Directo – Noticias Europeas e InternacionalesEuropa Directo – Noticias Europeas e Internacionales

Deportes

San Mamés, la prueba más exigente para Camavinga

Está ansioso por jugar. A los 19 años la paciencia no se estila. Quiere todo deprisa, deprisa, como es él, hiperactivo en el campo. Demuestra mucha personalidad y pide siempre el balón. Es una virtud que avala el cuadro técnico, nunca se esconde, da la cara. La dará en San Mamés, un estadio para aguerridos. Eduardo Camavinga hará de Casemiro, sancionado, ante el Athletic. Es la gran oportunidad de demostrar que puede ser el medio centro del Real Madrid.

Potente, incansable, pura fibra, el francés de origen angoleño es un atleta que mide 1,82 metros y solo pesa 68 kilos. Destacó en Francia en la misión que cubrirá mañana, la de pivote, para pasar después a la posición de interior gracias a su calidad. El conjunto blanco le necesita más como eje del equilibrio que como creador por los flancos y tomar el testigo del brasileño es una ocasión para aprovecharla.

«Lo que tiene que hacer es jugar bien cuando salga», señalan en Valdebebas, una manera de decirle que si rinde se ganará más sitio en el esquema

Extrañó que Ancelotti no utilizara su fuerza ante el Cádiz para imponer mayor ritmo, pero desde que Casemiro recibió la quinta amonestación de la temporada el italiano solo pensó en reservarle para la batalla de Bilbao.

Camavinga comenzó jugando con asiduidad cuando llegó al Real Madrid y en las últimas semanas pasó a un segundo plano. Su técnico le dijo «piano, piano». Sabe que entre diciembre y marzo habrá cuatro competiciones, sumadas la Copa y la Supercopa, y el francés tendrá una continuidad.

Ha participado en dieciséis encuentros, aunque únicamente ha sido protagonista en 531 minutos, con un gol y una asistencia como datos numéricos destacables en una aportación que sobresale más por su presión y las revoluciones que inyecta al ritmo del líder. Le han enseñado a no hacer entradas a destiempo que le cuesten una tarjeta. Lleva cuatro amonestaciones, demasiadas para su estancia en el césped. Ahora mide más su acciones, no entra con tanta fuerza bruta, aunque su lucha por el balón siempre va cargada de un brío que debe regular.

«Lo que tiene que hacer es jugar bien cuando salga», señalan en Valdebebas. Es la manera de decirle que si rinde se ganará más sitio en el esquema, pues Casemiro necesita rotar para no acumular tantos encuentros. Es la hora de Camavinga. Y él lo sabe.

Este artículo ha sido publicado originalmente en este sitio.

Economía

La tensión en Ucrania con Rusia está golpeando a los mercados mundiales durante este viernes, también marcado por la bajada del precio del petróleo...

Madrid

Bajo el lema «Madrid, el mejor estilo de vida del mundo», los responsables políticos madrileños presentan hoy en Fitur, la feria mundial del turismo,...

Ciencia

El diagnóstico de ciertas epidemias a lo largo de la historia no está exento de revisión, por una parte, porque el diagnóstico médico no...

Cataluña

Cuando la sexta ola todavía mantiene en alta tensión la atención sanitaria así como el sector educativo de Cataluña, la Generalitat ya piensa en...

Internacional

Dos policías de Nueva York fallecieron este viernes en un tiroteo en Harlem, en medio de una intensificación de ataques con armas de fuego...

Ciencia

El Reloj del fin del mundo (Doomsday Clock), que representa cuánto le queda a la especie humana para su destrucción total, se ha mantenido...

Economía

El derrame de los seis mil barriles de crudo ocurrió frente a la costa de Lima en Ventanilla luego de la erupción volcánica en...

Internacional

El gobierno de Estados Unidos ordenó a las familias de los diplomáticos estadounidenses en Kiev que abandonen el país «debido a la amenaza persistente...

Advertisement