Connect with us

Hi, what are you looking for?

Europa Directo – Noticias Europeas e InternacionalesEuropa Directo – Noticias Europeas e Internacionales

Deportes

Los Juegos antes que la Navidad

El coronavirus vuelve a golpear con fuerza a la sociedad, trastocadas las navidades para muchos ciudadanos, y amenaza también al deporte. Se han visto ya salpicadas algunas competiciones por los brotes en los vestuarios de medio mundo y miran de reojo hacia la pandemia los responsables de los Juegos de Invierno, pues queda poco más de un mes para la inauguración y el peligro se cierne sobre ellos. Las medidas contempladas en el último protocolo -formato burbuja y test diarios para los atletas- parecen ahora insuficientes y se estudia endurecerlas para evitar un brote masivo que impida que la cita se celebre con total normalidad. Las autoridades chinas y el propio Comité Olímpico (COI) estudiarán endurecer las medidas una vez que pase la Navidad y se vea cuál ha sido el efecto real de esta sexta ola, pero mientras tanto son los deportistas los que extreman el cuidado ante un contagio que es cada vez más común entre la población.

Desde la
Federación Española de Deportes de Invierno (RFEDI)
se ha pedido a los atletas que no bajen la guardia durante estos días en los que el contacto personal se estrecha y se relajan las medidas por los encuentros familiares. «Estamos preocupados, claro. Primero, por la sociedad en general, que está sufriendo esta sexta ola, y luego también por nuestros deportistas. Seguimos manteniendo las precauciones, realizando nuestros test de antígenos, las PCR que nos exigen y con el formato de burbuja entre los diferentes equipos, pero también les hemos pedido que en esta época, en la que todos bajamos un poco la guardia, que tengan incluso más precaución, porque cualquier desliz puede ser un palo en estos momentos», explica a ABC May Peus España, presidente de la RFEDI.

Sus palabras han calado en los deportistas que, a cincuenta días del inicio de los Juegos de Pekín 2022, tienen claro que no es tiempo de celebraciones. No, al menos, como esperaban hacerlo hace algunos meses o como hubiera sido normal de no vivir aún en medio de una pandemia.

Recién llegado a casa después de protagonizar otra gran actuación en el eslalon de la Copa del Mundo celebrado en Madonna di Campiglio -fue decimoquinto por segunda vez esta temporada-, Quim Salarich tiene claro que van a ser unas navidades diferentes y marcadas por el miedo el contagio a las puertas de los que pueden ser sus primeros Juegos. «Esta vez creo que, de algún modo, habrá que sacrificar la Navidad para llegar bien a los Juegos. Pasaré estos días en familia, pero solo con los más cercanos. Mi madre, mi hermano, mi novia y mis suegros… Al resto de allegados habrá que verlos esta vez por videollamada, porque un positivo ahora te puede dejar fuera de los Juegos», reconoce el catalán, uno de los esquiadores de moda en el deporte invernal español.

Después de muchos años de trabajo en la sombra, alejado de los focos, estos Juegos de Pekín le llegan en el mejor momento de su carrera y no quiere que un desliz arruine tanto tiempo de entrenamiento. «Siempre nos cuidamos, pero ahora más que nunca. Todos los que tendré a mi alrededor estos días también han entendido lo importante que son estos días y hemos conseguido crear una especie de burbuja a mi alrededor. Mi madre, que es enfermera, trabaja con todas las protecciones y apenas hace vida social después; mi novia ha pedido teletrabajar para evitar cualquier contagio inesperado en la oficina y mis suegros también trabajan desde casa y hace dos años que no salen a cenar fuera. Excepto cuando me toque comer, voy a ir todo el día con la mascarilla, aunque por desgracia esto no quiere decir que esté libre de un contagio», apunta el deportista, que con el año nuevo empezará una gira que le llevará por media Europa para terminar de perfilar su participación olímpica.

Antes de viajar a China, donde está previsto que los Juegos se inauguren el 4 de febrero, volverá a casa y ahí sí que no tendrá contacto con nadie. Aislamiento que trata de emular estos días Queralt Castellet, la rider española que aspira a lograr la ansiada medalla olímpica en su quinta participación en unos Juegos. «No iré a casa en Navidad. Igual después de fin de año vuelvo a Europa para entrenar, pero solo cuando la cosa esté más calmada», reconoce Castellet desde Estados Unidos, donde le ha pillado la sexta ola. Allí ha instalado su burbuja particular, huyendo de la masificación social y sacrificando la Navidad para preparar lo mejor posible los Juegos. «Claro que estoy teniendo más precaución. Hace tiempo que no piso un gimnasio público porque sé que ahí me expongo más. Busco siempre un alojamiento que tenga esa instalación, porque sé que ahí estaré sola. Además, intento no ir a cenas en restaurantes cerrados o a eventos con mucha gente. Prefiero no arriesgar con los Juegos tan cerca, aunque para nosotros es complicado, pues necesitamos de una estación, que es un lugar público, para poder entrenar. Intento minimizar el riesgo, pero siempre está ahí», apunta.

Aunque no ha aparecido de manera pública en ningún lugar, los mentideros del deporte de invierno afirman que China está dispuesta a vetar a cualquier atleta que sea positivo un mes antes de la inauguración, lo que obliga a cuidarse aún más para no quedarse fuera de una cita a la que no le dejan de surgir los problemas. Si hace algunas semanas era el escándalo de la desaparición de la tenista Peng Shuai la que llevaba a varios países a solicitar un boicot contra los Juegos, ahora es el coronavirus el que vuelve a erigirse como protagonista a mes y medio de la cita. Pandemia que se extendió al mundo desde China, donde las medidas para frenarla han sido siempre más radicales que en cualquier otro lugar del mundo. Valga como prueba la pesadilla que sufrió el equipo español de snowboard cross cuando viajó allí semanas atrás para disputar una prueba de la Copa del Mundo. «Aunque la estación está a tres horas del aeropuerto, tardamos casi doce en llegar por el tema de controles», explica Lucas Eguibar, una de las más firmes opciones de medalla para España en Pekín. Una llegada a China que fue una aventura. Además de la PCR en el aeropuerto, les metieron en el autobús sin pasar siquiera por el baño… todo para que no entraran en contacto con la población. Una odisea que anticipa lo que se vivirá durante los Juegos. Una cita blindada en la que los deportistas estarán constantemente bajo vigilancia para que no se salten la burbuja en la que vivirán durante su participación olímpica.

Renuncia de la NHL
En esa burbuja no estarán los jugadores profesionales de hockey hielo después de que la NHL (la liga de Canadá y Estados Unidos) decidiera no permitir su participación. «Debido a la profunda interrupción en el calendario de la liga regular (más de 50 partidos aplazados hasta el momento), la participación olímpica de nuestros jugadores no es factible», explicó ayer Gary Bettman, comisionado de la NHL.

Otro mazazo para unos Juegos salpicados por la polémica y el coronavirus, a los que los atletas españoles quieren llegar sin más sorpresas aunque para ello tengan que sacrificar su Navidad. Fiestas casi en solitario para disfrutar de los Juegos y no tener que lamentarse.

Este artículo ha sido publicado originalmente en este sitio.

Madrid

Bajo el lema «Madrid, el mejor estilo de vida del mundo», los responsables políticos madrileños presentan hoy en Fitur, la feria mundial del turismo,...

Ciencia

Neurocientíficos del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) han descubierto una señal que los bebés utilizan para identificar a las personas de más confianza, aquellas...

Cataluña

Cuando la sexta ola todavía mantiene en alta tensión la atención sanitaria así como el sector educativo de Cataluña, la Generalitat ya piensa en...

Internacional

Dos policías de Nueva York fallecieron este viernes en un tiroteo en Harlem, en medio de una intensificación de ataques con armas de fuego...

Ciencia

El diagnóstico de ciertas epidemias a lo largo de la historia no está exento de revisión, por una parte, porque el diagnóstico médico no...

Economía

La tensión en Ucrania con Rusia está golpeando a los mercados mundiales durante este viernes, también marcado por la bajada del precio del petróleo...

Tecnología

La sexta ola del coronavirus ha cambiado muchas cosas que dábamos por sentadas en relación con el coronavirus, pero hay algo que no ha...

Tierra

El pasado 15 de enero hacia las 04:00 horas (UTC) el volcán submarino Hunga-Tonga-Hunga-Ha’apai entró en erupción provocando un tsunami en el océano Pacífico,...

Advertisement