Hola, ¿qué estás buscando?

Europa Directo – Noticias Europeas e Internacionales

Deportes

Fútbol muy oscuro del Atlético

El Atlético se nubla en Vitoria sin fútbol, inmerso en una oscuridad inquietante. La plantilla es profunda y en teoría con luz, las posibilidades son superlativas, pero Simeone y su tropa se ofuscan en un juego rutinario y previsible. Más de lo mismo, sin clarividencia en el estilo o en la resolución. No hubo remontada ni fe infinita como otras veces, sino atasco general y poco brillo. Lo que falta es fútbol.

Empeñado en devaluar su caché, el Atlético perpetra un primer tiempo horrible en Vitoria. Cero de cero en cualquier valoración, otro tiempo entregado gratis al adversario, un Alavés ya con la soga al cuello desde septiembre y pensando en los sudores fríos que le aguardan para mantenerse con los mejores.

Al Atlético solo le vale la épica, la intrahistoria de las remontadas en el callejón sin salida. No quiere o no sabe o no está en el plan la opción de dominar los partidos, sujetar las riendas, gobernar el juego, ese tipo de acciones que se le han de exigir a un campeón de liga y habitual en las fases finales de la Champions. En Vitoria vuelve a regalar el primer tiempo.

Lo hace en todas las facetas. Concede en defensa, la seña de identidad del cholismo, antes muertos que recibir un gol. Tira un córner el conjunto alavés y en cadena fallan Felipe y Savic, los dos centrales en su peor versión. El brasileño mide mal, como en el resto de la primera parte, y el montenegrino recuerda a su otro yo anterior a la última temporada. Ninguno zanja la pelota, tampoco Oblak sale a imponerse en el área pequeña y desde ahí cabecea Laguardia sin oposición. Gol que obliga a lo de siempre, remontada, epopeya y demás en búsqueda de Luis Suárez, que como siempre es invisible hasta que conecta con el gol.

También Griezmann es un espectro. Duende fantasmal que no recuerda al que fue. La primera mitad es un despropósito global del Atlético, con influencia nula del francés, que no está para nada. No establecen relación Trippier y Llorente, quien parece en versión menor respecto al año pasado, y tampoco Carrasco, sin la clarividencia de unos meses atrás. En ese barrizal de ideas sin concretar, solo Kondogbia emerge lúcido. Rebaña casi todo con gran eficacia física y posicional e interpreta el juego con criterio, aporta velocidad de balón y claridad en la elaboración.

Es poco bagaje porque el Atlético es un elefante sin movilidad, agarrotado como si fuese una norma en el comienzo de los partidos, y tampoco parece muy solvente en defensa. A Felipe le saca tarjeta Mateu Lahoz y compromete su mediodía con una actuación tirando a nefasta. No hay ninguna ocasión colchonera digna de ser anotada como tal. Un tiro con el exterior mal enfocado de Llorente, varias faltas mal sacadas por Carrasco y pare usted de contar. Material muy escaso para una plantilla con tanta luz y posibilidades de éxito.

En una secuencia de fútbol previsible, el Atlético interpreta la segunda mitad como un todo o nada. Como tantas tardes se lanza a la victoria desde el agobio del pozo, derrotado por el Alavés si no hay reacción. Es una situación irritante para su hinchada, que se pregunta por qué no busca el triunfo desde el principio en vez de esperar al diagnóstico del resultado, casi siempre en contra este año.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Simeone procesa su lógica en virtud del 1-0. Llena el campo de delanteros (Correa y Cunha), elimina la defensa de cinco centrales (Hermoso fuera), propone una intervención desde los laterales (Vrsaljko) para cargar el área de centros, rebotes, cabezazos o situaciones de lo que sea.

No cuenta el Atlético con un desfase que daña su estructura. Los centrales son en Vitoria un coladero, Savic y Felipe se traban en la testosterona mal entendida y en fases de auténtica ofuscación que generan ocasiones muy nítidas para el conjunto vitoriano. Sylla y Pina no materializan dos oportunidades únicas, tan cercanos y centrados ante Oblak que casi es más difícil echarla fuera, como concluyen.

Correa se entiende entonces como asidero rojiblanco. Sus giros hacia un lado y otro, sus fintas a la media vuelta, esa movilidad que no siempre apareció y un dinamismo que no tienen sus compañeros provocan problemas para el Alavés y alguna esperanza para el Atlético. Pero es un fútbol oscuro, fangoso, sin elocuencia para combinar o llegar con precisión a la zona de influencia Suárez. Sin la elaboración de su equipo, el uruguayo es un cero a la izquierda. Como Griezmann, que no es lo mismo, sino que debe ser otra cosa.

El Alavés se encierra como una tortuga en su caparazón, esfuerzo colectivo por conservar ese premio de Laguardia sin otra misión que aprovechar los errores de los centrales colchoneros. En el revolcadero de los últimos minutos, no pesca esta vez el Atlético. No hay Suárez o Correa que llevarse a la boca. No todos los días es fiesta.

Este artículo ha sido publicado originalmente en este sitio.

Advertisement
Advertisement

Atlético De Madrid

El entrenador del Liverpool, Jurgen Klopp, se mostró muy contento por conseguir la victoria en el Metropolitano (2-3), en la tercera jornada de la...

Deportes

Después de sorprender con victorias en las dos primeras jornadas del grupo D, el modesto Sheriff Tiraspol moldavo se frenó en su visita al...

Deportes

Este artículo ha sido publicado originalmente en este sitio.

Deportes

El Oporto consiguió un valioso triunfo 1-0 sobre el AC Milan, que queda en situación crítica en el grupo B de la Liga de...

Atlético De Madrid

El Atlético exige al mejor Liverpool para ganar en el Wanda. Y la tropa de Klopp exhibe su bagaje infinito para consumar la obra....

Deportes

El Shakhtar es un equipo ucraniano lleno de brasileños con un entrenador italiano que juega a la holandesa-catalana. También es italiano Ancelotti y juega...

Deportes

Mbappé es ahora mismo la chispa de un PSG en construcción. En un partido tosco de los locales, impropio de una ciudad como París,...

Atlético De Madrid

Estaba siendo su gran noche con el Atlético desde que regresó hace unas semanas, pero el duelo se tornó en pesadilla para Griezmann, expulsado...

Deportes

Este artículo ha sido publicado originalmente en este sitio.

Deportes

Este artículo ha sido publicado originalmente en este sitio.

Advertisement