Hola, ¿Qué estás buscando?

Europa Directo – Noticias Europeas e Internacionales

Deportes

El Chelsea, el campeón que puede con todo

El Chelsea, con el que nadie contaba cuando empezaron los cruces de esta Champions League, un equipo que iba a la deriva hasta que Thomas Tuchel suplió a Frank Lampard en enero, abrazó ayer la eternidad en Oporto, campeón de Europa con todas las letras después de desconectar al Manchester City de Guardiola y al pomposo fútbol que predica a los cuatro vientos y que tanto gusta a los románticos. Pero hay muchas maneras de llegar al éxito y es igual de válida la ruta que escoge del Chelsea, genial en todos los aspectos para alzar su segunda orejona en una noche inolvidable. Con 14.110 espectadores en las gradas, otro pasito más a la normalidad que tanto se añora, César Azpilicueta alzó al cielo un trofeo que vale millones y que frustra de mala manera a Guardiola, quien lleva una década sin triunfar en Europa pese al dispendio del jeque, van ya 2.000 millones desde 2008. Dice el catalán que seguirá intentándolo después de que Tuchel, que fue despedido en Navidad por el PSG, le superara ampliamente, tercera vez este curso.

Salió un partido estupendo en Do Dragao, tan trepidante su inicio que a la media hora uno ya estaba cansado solo con seguir el ritmo. En las finales, por norma, el respeto es más poderoso que cualquier pizarra o incluso que el talento, pero no fue el caso y City y Chelsea regalaron una puesta en escena formidable, qué maravilla. No es que se pueda hablar de una catarata de ocasiones clarísimas, pero cada minuto la pelota iba de área a área, siendo el Chelsea quien generaba más peligro. Impulsado por una presión asombrosa, el conjunto de Tuchel se fue gustando hasta el punto de tener dominado al City, que poco a poco fue perdiendo el hilo y completó un primer acto espeso, incapaz de sacudirse el pegajoso planteamiento de su enemigo.

Diluvio de llegadas
En esa primera hora tan vibrante hay muchísimo a destacar. Sterling avisó primero, Werner asomó después con un inexplicable remate hacia atrás cuando estaba completamente solo, Mahrez casi abre el marcador, Werner otra vez la tuvo, de nuevo Werner coqueteó con el gol, un cabezazo de Kanté casi acaba en la portería de Ederson, Rudiger salvó un remate de Foden a bocajarro… Un estrés, un partido precioso repleto de distracciones y con múltiples llegadas que vino a evidenciar, sobre todo, que el Chelsea es un equipazo y que con un delantero más acertado sería casi imparable. Porque Werner, cuyo nombre ha salido ya unas cuantas veces en este texto y que se desmarca como los ángeles, un incordio para cualquier defensa porque no para quieto, no es precisamente un depredador, aunque todavía está a tiempo de mejorar su efectividad.

Al City, que se presentó con un once muy ofensivo -Guardiola optó por sentar a Rodri para jugar descaradamente al ataque-, le faltó verticalidad en el primer tiempo y tuvo desajustes impropios atrás. Walker, por la derecha, sufrió muchísimo ante la electricidad de Chilwell y los centrales estuvieron erráticos, alarmante la desconexión en el primer tanto de la noche. De Mendy al gol, de portería a portería, cinco toques a la velocidad de la luz con una asistencia estupenda de Mount a Havertz, quien se benefició de una autopista libre hasta el cielo porque Dias, Stones y Zinchenko ajustaron fatal. Havertz, 21 añitos y 100 millones, marcó por primera vez en la Champions, buena ha sido la espera.

El City estaba obligado a dar un paso al frente en la reanudación y trató de mover la pelota con algo más de rapidez, disparada la posesión, pero tampoco sufría en exceso el Chelsea, un bloque trabajadísimo que tiene a Kanté como perro de presa -es impresionante lo que puede llegar a correr y lo bien que lo hace todo- y con una retaguardia solidaria que no concede ni un metro. Manda la experiencia de Azpilicueta y se impone el poderío de Rudiger, un armario de cemento que terminó con la final de
De Bruyne
después de una obstrucción brutal. El belga, del que solo hubo destellos anoche, terminó llorando y con el ojo a la virulé, una pérdida incalculable para los celestes, quien al rato tuvieron la oportunidad más clara y que desbarató Azpilicueta al despejar cuando Gundogan estaba solo para rematar en la línea.

Pasó la final a convertirse en un ataque y gol del City, un asedio asfixiante que gestionó el Chelsea como buenamente pudo. Encerrado en su campo, el equipo londinense lo fió todo a mantener a salvo la cueva y a buscar alguna contra, que llegó y derivó en una oportunidad clarísima para Pulisic. Su remate, solo ante Ederson, terminó fuera por un palmo.

De ahí hasta el final, toda la dosis de sufrimiento previsible. Los cambios dieron aire al City, pero no materializaban su superioridad en opciones de gol. Lo intentaba sin cesar y el Chelsea aguantaba de manera estoica, un ejercicio de supervivencia para tomar nota. Sobre la bocina, Mahrez, en un remate desde la frontal, pudo llevar la pelea a la prórroga, pero le sobraron unos centímetros de nada, en eso se dirime la gloria. Fue para el Chelsea, fue para Tuchel, quien hace un año perdía la final con el PSG ante el todopoderoso Bayern en Lisboa y ahora, en Oporto, se instala en el paraíso después de dejar por el camino al Atlético, al Oporto, al Real Madrid y al Manchester City. Es un campeón que puede con todo.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Este artículo ha sido publicado originalmente en este sitio

Advertisement
Advertisement

Cataluña

Juan Milián Querol (Morella, Castellón, 1981) es licenciado en Ciencias Políticas y de la Administración por la UPF, profesor asociado en la UB y...

Deportes

La jornada de la Eurocopa para este sábado 19 de junio depara tres grandes partidos a lo largo de la tarde. El duelo entre...

Baloncesto

Con una espectacular remontada y un héroe inesperado, el joven Terance Mann, Los Angeles Clippers batieron el viernes 131-119 a los Utah Jazz y...

Deportes

Sin rastro de su semana de cuarentena por el coronavirus y fortalecido por sus técnicas de meditación, el español Jon Rahm acecha a la...

Deportes

Argentina derrotó a Uruguay esta madrugada por 1-0 y se quedó con el clásico del Río de La Plata. Liderada por Lionel Messi, que...

Internacional

La portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, ha rechazado este viernes que Estados Unidos haya frenado su asistencia de seguridad a Ucrania y...

Economía

Hace más de seis años que se creó Expensya, una compañía que fue concebida para facilitar la vida de las empresas y de sus...

Internacional

Alemania está ya retirando sus últimos mil soldados de Afganistán y desea preparar el terreno para que no se produzca un peligroso vacío de...

Ciencia

Esta majestuosa criatura más alta que una casa de dos plantas y con un peso equivalente al de cuatro elefantes africanos se paseaba por...

Ciencia

Un equipo de investigadores de la Universidad Jagiellonian y la Academia de Ciencias de Polonia ha descubierto que las abejas sometidas a una dieta...

Advertisement