Connect with us

Hi, what are you looking for?

Europa Directo – Noticias Europeas e InternacionalesEuropa Directo – Noticias Europeas e Internacionales

Economía

Así puedes calentar tu casa sin utilizar electricidad ni gas

La primera semana de noviembre será más fría de lo habitual en toda España. Llegan ya las heladas nocturnas y los termómetros se quedarán entre 5 y 10 grados por debajo de lo normal. En este contexto es ya más que necesario empezar a calentar el hogar, pero el precio de la luz y el gas cada vez más elevado puede frenar a muchas familias.

El precio medio de la electricidad en el pasado mes de octubre ha alcanzado los 200 euros el megavatio hora (MWh), una cifra sin precedentes en España y las previsiones apuntan a que la tendencia no cambiará a corto plazo. Por ello Idealista ha elaborado una guía para calentar la casa prescindiendo o reduciendo el consumo de la electricidad y el gas.

Chimeneas y estufas de bioetanol
La biomasa es una de las alternativas más conocidas. A falta de una chimenea convencional en casa o una estufa podemos optar por las bio estufas y chimeneas independientes o de sobremesa, por precios desde los 62 euros. Se colocan en casa sin necesidad de alterar la estructura arquitectónica, funcionan únicamente con etanol sin consumo de electricidad o gas y debido a su tecnología aislante no expulsan ningún residuo de humo por lo que son perfectas tanto para exteriores como para interiores.

Estufas de poli combustible
Son similares a las estufas de pellets, pero en este caso funcionan también con otros materiales, como cáscaras de almendra o huesos de aceituna, y cuestan entorno a los 1.000 euros. Las estufas de poli combustible no expulsan gases tóxicos al producir energía por lo que son respetuosas con el medio ambiente. En un inicio suponen una inversión mayor ya que no son baratas, pero es un pago que se amortiza con el tiempo al no requeridad del uso de electricidad o gas natural en absoluto.

Cortinas térmicas
Por último, cabe destacar el uso de diferentes accesorios que aportan calor a la habitación y también suponen una alternativa para combatir el frío. Un recurso bastante eficiente es el uso de cortinas térmicas que aíslan las ventanas y puertas de terrazas por las cuales se puede escapar el calor. Combinarlas con alfombras que aíslan el frío y la humedad y muebles de tejidos que retengan el calor contribuyen mucho a mantener la temperatura de nuestra casa.

Otros métodos que reducen el consumo
Además, hay otros métodos que pueden ayudarnos a reducir el consumo de gas y electricidad si no queremos prescindir de ellos por completo.

Los calefactores por infrarrojos son placas cerámicas que se instalan en la pared y proporcionan calor a la habitación mediante la irradiación de infrarrojos, van desde los 130 euros. No generan ningún tipo de residuo, son silenciosos y de fácil instalación. Además, transforman el 95% de la potencia en radiación térmica por lo que el consumo de energía que requieren para su funcionamiento es mucho menos del habitual.

También el sistema de climatización geotérmica se basa en la instalación en el terreno de sondas que recogen el calor y lo conducen al vaporizador de la bomba térmica. Este vapor se comprime y alcanza una temperatura mayor que es canalizada ya en nuestro suele radiante, fancoils o el sistema de radiación que hayamos elegido. El porcentaje de energía que se utiliza para activar este sistema es mucho más reducido que en el uso de calefacción convencional. Su uso permite alcanzar un ahorro de hasta el 75% en comparación a los sistemas tradicionales de radiadores eléctricos y calderas de gasoil.

Mediante la tecnología aerotérmica las calderas renovables funciona con bombas de calor que calientan el agua gracias el intercambio térmico con el exterior. Esto permite generar calefacción en invierno, refrigeración en verano y agua caliente durante el año entero sin generar humos ni residuos. Solo requiere consumo energético para iniciar el motor del compresor por lo que supone un ahorro del 25% en el caso de gas natural y un 50% cuando se trata de Gasoil. En un principio el precio de la instalación es más alto que el de una calefacción convencional, pero se amortigua en el transcurso de entre 5 y 12 años debido al ahorro constante de energía eléctrica.

Este artículo ha sido publicado originalmente en este sitio.

Madrid

Justo Gallego, el constructor solitario de la catedral de Mejorada del Campo, ha muerto a sus 96 años en el lugar en que ha...

Madrid

La investigación para esclarecer el caso del asesinato de Isaac López Triano, español de 18 años, el conocido rapero ‘Little Kinki’ , ha durado...

Madrid

El presidente del Ilustre Colegio de Médicos de Madrid y seis miembros más de la Junta Directiva de la entidad -de los 13 que...

Deportes

Aunque lleve treinta eliminatorias de Copa Davis, aunque sean dieciocho años en el torneo por equipos, los nervios de comenzar siempre están ahí. Se...

Madrid

Para encender Madrid fueron necesarias varias cosas. Primeramente el público, el sano pueblo madrileño, que desde las cinco de la tarde andaba con sus...

Cataluña

La Policía Local de Blanes (Gerona), en colaboración con las de Malgrat de Mar y Santa Susanna, han localizado un coche robado dentro del...

Opinión

Los pactos de Pedro Sánchez con el nacionalismo para sacar adelante los Presupuestos Generales del Estado de 2022 y asegurarse la legislatura se saldaron...

Madrid

Las organizaciones de policías nacionales, guardias civiles y policías locales se manifestarán este sábado en Madrid contra el Gobierno de Pedro Sánchez y su...

Advertisement