Connect with us

Hi, what are you looking for?

Europa Directo – Noticias Europeas e InternacionalesEuropa Directo – Noticias Europeas e Internacionales

Economía

Alerta del Banco de España: los fondos europeos agravan la crisis de costes de la construcción

Si la demanda crece pero la oferta no lo hace al mismo ritmo, la consecuencia se notará en un aumento del precio. Un razonamiento tan viejo como la vida misma, aunque no por ello deja de estar vigente en pleno siglo XXI. El Banco de España es el último en utilizar esta ‘ley’ para explicar la amenaza que supone el plan de recuperación del Gobierno español para el mercado inmobiliario.

«La mayor fortaleza de la demanda de vivienda frente a su oferta se tradujo en una nueva aceleración de los precios medios de la vivienda en el cuarto trimestre de 2021», constató el supervisor en su último informe de estabilidad financiera. ¿Por qué la oferta no cumple las expectativas? Porque los elevados costes de los materiales y la falta de mano de obra en la construcción actúan como un hándicap que «está llevando a la ralentización e incluso paralización de algunas obras en marcha».

Si la construcción no remonta para terminar los proyectos ya en marcha y satisfacer (al menos en parte) la demanda de vivienda que hay, más allá del mercado de segunda mano, se da por descontado que habrá «aumentos adicionales en el precio de la vivienda nueva durante el presente año». Y en paralelo a todo ello está la presión extra que pueden ejercer los fondos europeos.

«La implementación del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR) podría provocar tensionamientos adicionales en los costes del sector y trasladarse a los precios», recoge el informe del Banco de España, a modo de advertencia. Esto significa que la puesta en marcha de los fondos ‘Next Generation’, que en buena medida están destinados a infraestructuras, vivienda, etc., genera todavía más tensión en el sector de la construcción. ¿Cómo? Si en medio del cuello de botella y escasez que hay actualmente aumenta la demanda de materiales de construcción para poder acometer los proyectos del plan de recuperación, los precios de los mismos necesariamente subirán y se trasladará también al precio final del mercado. Incluso, una situación como esta puede provocar que si aumentan aún más la demanda y precios de los materiales, el sector entre en colapso.

Materiales y trabajadores
Ante esta situación, el Banco de España aboga por ‘sacrificar’ una ejecución rápida del plan de recuperación en pos de mantener la estabilidad en el sector de la construcción. «Esta posibilidad aconsejaría una implementación más dilatada en el tiempo de este programa que la contemplada en la actualidad», reza el documento. Es decir, que la puesta en marcha de proyectos que puedan generar estos problemas no se haga todo de golpe sino que se dilate más en el tiempo para que la oferta de materiales pueda recuperarse. De esta manera, los precios se contendrían y no se generaría una espiral alcista para todos, tanto para constructores como para compradores de vivienda.

Asimismo, el Banco de España destacó en un encuentro con periodistas sobre el informe de estabilidad financiera que de momento no veía señales de alarma sobre una posible burbuja inmobiliaria en España. Sí que se detectan ya algunas advertencias de la situación en otros países europeos, pero aún no en el nuestro, lo que no quita para que el supervisor sí permanezca atento tanto a la evolución de los precios, la oferta, la demanda y la concesión de hipotecas por parte de los bancos.

Más allá de la edificación residencial, la construcción atraviesa uno de los momentos más complejos de los últimos años. El sector lleva meses sufriendo el incremento de las materias primas, un problema que trasciende la subida de la energía. Materiales como el aluminio y el cobre han registrado incrementos interanuales por encima del 100% en los últimos meses. Incluso han tocado máximos históricos.

En las últimas semanas se ha aplacado el impacto de la invasión de Ucrania en los precios de las materias primas, pero en el horizonte aparecen ya nuevas amenazas inflacionistas. Entre ellas, destaca el cierre de Shanghái por un nuevo brote de coronavirus y el nuevo macroplan de infraestructuras anunciado por China.

El gigante asiático pretende impulsar su economía con este faraónico proyecto, con el que invertirá solo este año 2,3 billones de dólares (unos 2,18 billones de euros) para modernizar redes de transporte e infraestructuras energéticas. «China necesitará muchos materiales para ejecutar este proyecto y hará acopio de determinados productos. Una situación que puede agravar aún más la escasez de materiales para la construcción», destacan fuentes del sector.

Pero no solo faltan materiales. El ladrillo también sufre la falta de personal cualificado, motivado en gran parte por la falta de interés de los jóvenes en una actividad que asegura ofrecer sueldos un 30% por encima del salario mínimo. Según los cálculos de la Confederación Nacional de la Construcción (CNC), las empresas del sector necesitarán 700.000 trabajadores en los próximos años. El 65% de las constructoras ve además «extremadamente difícil» contratar encargados de obra en la actualidad. Faltan, sobre todo, capataces, albañiles, encofradores y operarios de puesta en obra de hormigón.

En este contexto se ha desatado una avalancha de microproyectos sufragados con fondos europeos. Planes para los que se antoja fundamental la construcción, que asegura estar presente en el 70% de los proyectos planificados por el Gobierno. Preocupa sobre todo la ejecución del macroplan de rehabilitación de edificios residenciales esbozado por el Ejecutivo.

Un programa que se llevará 6.820 millones de euros y que según los cálculos del Ministerio de Transportes creará 188.000 puestos de trabajo. Fuentes del sector avisan ya de que «será imposible cubrir todas esas vacantes con la situación actual», aunque confían en que parte de los trabajadores presentes hoy en la construcción de viviendas se ‘pasen’ a la rehabilitación. Porque ahora está siendo imposible adjudicarse «ningún proyecto de edificación por el incremento de los costes».

Hasta ahora, los proyectos licitados con fondos europeos han tenido un marcado acento constructor. Prueba de ello es el protagonismo que está teniendo Adif. Según un informe publicado esta misma semana por EsadeEcPol, el gestor ferroviario lanzó licitaciones por 2.439 millones de euros entre enero de 2021 y febrero del 2022, una cifra que supone casi la mitad del total presupuestado.

Este artículo ha sido publicado originalmente en este sitio.

Tecnología

La Generalitat de Valencia ha anunciado oficialmente el importe de las ayudas para que las empresas de la Comunidad Valenciana puedan probar la semana...

Tecnología

La irrupción de las pantallas de gran tamaño en el interior de los vehículos ha arrasado con todos los diseños tradicionales que encontrábamos hasta...

Tecnología

La primavera se acaba y, de hecho, se va a acabar en cuestión de días. Si lo normal en esta época del año es...

Tecnología

AYANEO ha anunciado un duro competidor para consolas como la Steam Deck. Se trata de la AYANEO2, una consola portátil que cuenta con el...

Tecnología

Android Auto está a punto de recibir uno de los rediseños más importantes de su historia. Coolwalk es la nueva interfaz del sistema operativo...

Tecnología

Hoy a las doce de la noche, la bombona de butano pasará a vale 19,55 euros. Se trata de una subida de 92 céntimos:...

Tecnología

Los funcionarios van a poder volver a trabajar en remoto al menos tres días a la semana, pero lo van a hacer a través...

Tecnología

5.8785 aerogeneradores repartidos en 122 parques eólicos para un total de 28.333 megavatios. Esa es la energía eólica que tenía Europa instalada en sus...

Advertisement