Hola, ¿qué estás buscando?

Europa Directo – Noticias Europeas e Internacionales

Economía

Nace en Portugal el ‘Uber de las lavanderías’

El ‘Uber de las lavanderías’ ya es una realidad en Portugal y comienza a abrir su mercado una vez que se comprueba su éxito en Lisboa y alrededores. Se llama Doña Rosa, una empresa que recoge a domicilio la ropa sucia, la envía a unas lavanderías con las que ha llegado a un acuerdo y, finalmente, realiza la entrega con un agradable olor a jabón.

De momento, presta sus servicios en el área de la capital portuguesa, con atención complementaria a los usuarios de municipios circundantes, como Cascais, Oeiras, Amadora y Odivelas. En los próximos meses, la firma se extenderá a Oporto y alrededores ya que su crecimiento va en auge.

La plataforma triunfa con sus horarios flexibles, en vista de que desempeña su labor a diario desde las 16.00 horas y hasta las 12 de la noche. Una franja que se adapta mejor a las necesidades de los clientes y aprovecha el tiempo que resta desde que cierran las lavanderías convencionales, que suele ser entre las 20.00 y las 22.00 horas.

Los precios accesibles hacen el resto, pues la demanda de ropa limpia y lista para usar se ha incrementado en tiempo de pandemia. Por ejemplo, si usted tiene 25 piezas de ropa para lavar y planchar, cada una solo le costará un euro.

Rodrigo Ruiz y Tomás Noronha son los dos fundadores de la empresa, que desarrolla su actividad a través de la aplicación que han puesto en marcha bajo el nombre de Doña Rosa, una designación que recuerda a la asistenta infalible que contribuye a la limpieza y desinfección de las distintas prendas.

Naturalmente, ofrece varios servicios, es decir, se puede contratar solo el planchado, por ejemplo, aunque las funciones diversas son las que presentan un coste más competitivo, de acuerdo con la valoración de uno de los dos socios.

Ruiz anuncia que su flexibilidad hace que llegue adonde las lavanderías de barrio no alcanzan porque, normalmente, recurren a esta empresa personas que trabajan hasta una hora tardía, incluso aunque no necesiten para ello salir de casa.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Son situaciones facilitadas por sistemas de vida como los de los nómadas digitales, que van en aumento en Portugal y solo necesitan una buena conexión a internet para desempeñar su misión.

De hecho, los hombres y mujeres que hacen uso de este método para ganarse la vida están inundando ya la isla de Madeira, por poner solo un ejemplo. En concreto, es el municipio de Ponta do Sol (a 25 kilómetros de Funchal) el más destacado en este sentido.

Este artículo ha sido publicado originalmente en este sitio.

Advertisement
Advertisement

Internacional

El ministro de Salud de Brasil, Marcelo Queiroga, ha dado positivo por Covid-19 mientras se encuentra en Nueva York con la delegación brasileña que...

Economía

La mayoría de los autónomos aún no han recuperado su negocio, muchos tienen serias dudas de poder hacerlo y asisten como mucha intranquilidad a...

Deportes

Este artículo ha sido publicado originalmente en este sitio.

Economía

Tras dos días de vacaciones y mucha incertidumbre por la crisis del gigante chino de la construcción Evergrande, este miércoles reabrían las Bolsas de...

Deportes

El Rayo Vallecano sigue firmando un gran regreso en la máxima categoría del fútbol español después de imponerse al Athletic Club (1-2) en un...

Madrid

Está bien pasear por una ciudad que no es la tuya por cuestión generacional. Está bien ir al templo del Café Gijón, bajo el...

Tecnología

Teníamos hoy una cita con la gama gaming de Redmi, pero no la de móviles, sino de ordenadores. Los nuevos Redmi G 2021 llegan...

Deportes

Algunas veces la fuerza de voluntad mueve montañas y otras es el dinero el que obra milagros. Las menos, se juntan ambos factores en...

Tecnología

Meris es la botnet de moda, está consiguiendo en las últimas semanas algunos de los ataques DDoS más grandes que se han registrado en...

Madrid

Camaleónico como pocos, el movimiento neonazi ha mutado su color de piel en pro de una aceptación social de la que jamás ha gozado....

Advertisement