Connect with us

Hi, what are you looking for?

Europa Directo – Noticias Europeas e InternacionalesEuropa Directo – Noticias Europeas e Internacionales

Economía

Los españoles gastarán 610 euros en las vacaciones, todavía 100 menos que antes de la pandemia

El turismo se prepara para un verano con cotas de reservas que prometen ser históricas. También con el turista patrio como protagonista. El 88% de los españoles tiene previsto salir de vacaciones durante los próximos tres meses, un 20% más respecto a hace un año, cuando la pandemia seguía siendo el principal motivo de peso para decidir quedarse en casa durante la época estival. Sin embargo, esta recuperación de la demanda nacional seguirá sin ir aparejada con los niveles de gasto registrados antes de la pandemia: este verano el turista nacional gastará 610 euros de media, casi cincuenta euros más respecto al año pasado, pero todavía muy por debajo de los 714 que gastaban en 2019, antes del estallido de la crisis sanitaria, según el informe Hábitos y comportamientos del turista nacional presentado este lunes por el Observatorio Nacional de Turismo Emisor (Observatur).

Los resultados de la encuesta de Observatur , por tanto, no obvian los efectos de la inflación en el comportamiento del turista español este periodo estival. El documento señala que «la búsqueda del máximo ahorro» es una de las claves que se apuntan para la nueva temporada. En este sentido, una de las decisiones más notables será la tendencia hacia vacaciones más cortas, como ya adelantó este periódico, aunque «las variaciones son mínimas con respecto a años anteriores» explican desde Observatur en su informe.

No será la única consencuencia de la espiral inflacionista. Porque también hay quien ha decidido aparcar las vacaciones, al menos, por este año. Aunque solo un 12% de los consultados asegura que se no saldrá de viaje, la mitad de ellos aducen que lo harán por motivos económicos. En concreto, el 25% se quedarán en casa en verano por el incremento de los precios como motivo principal; el 20% afirma que no saldrá al haber visto recortados sus ingresos, mientras otro 5% también atañe razones económicas para no pegarse alguna escapada en los próximos meses.

Pero también existen otros motivos. El 23% de los que no se irán de vacaciones justifica su decisión por no disponer de tiempo por trabajo o estudios; el 12% por temores relacionados con la pandemia (frente al 32% que argumentaba este factor el año pasado) y otro 2% por las consecuencias de la guerra de Ucrania. Es decir, el turismo prácticamente ha superado el temor del viajero por el Covid-19 y apenas ha encontrado consecuencias por la invasión rusa.

Aunque no sin secuelas. La inseguridad que siguen generando las -aunque ya escasas-, restricciones sanitarias, además del propio miedo a coger la enfermedad, siguen provocando que una buena parte de los españoles espere hasta última hora para reservar sus vacaciones. Concretamente un 31% afirma que hará su reserva lo más tarde posible para estar seguros.

También los hay que reservan, pero con mucha precaución. Una parte de los que ya tienen cerrados sus viajes (el 37% de los encuestados ya han reservado), lo ha hecho con s
eguro de cancelación. Concretamente, el 16% ya las tienen aseguradas, mientras un 41% afirma que existe una elevada probabilidad de contratar un seguro y un 25% lo considera probable.

Sin recuperación del largo radio
El otro gran efecto de la inflación y la inseguridad de la pandemia tiene que ver con los viajes hacia destinos de larga distancia. «Aunque las previsiones de viajes a destinos internacionales ha tomado ya la senda de la recuperación, especialmente en el contexto europeo, la planificación de salidas al extranjero es todavía muy desigual. Así, mientras Europa concentra el interés de la inmensa mayoría que está planteándose un viaje al extranjero, la atención sobre otros continentes sigue siendo minoritaria», detalla el documento de Observatur. Se espera sobre todo un crecimiento considerable en los viajes a Caribe y a capitales europeas (estos últimos sin llegar a los crecimientos que se esperaban en 2019 y 2018).

Con todo, la elección de destino comienza a recobrar la tendencia anterior a la pandemia: desciende la proporción de destinos nacionales y aumentan las opciones que contienen desplazamientos internacionales, aunque todavía se mantienen lejos de los niveles anteriores a 2020. Lo que además eleva las reservas de vuelos a niveles anteriores a la pandemia, mientras que los viajes en coche particular decrecerán 11 puntos.

En cuanto a alojamientos, el hotel se consolida en 2022 como el tipo de alojamiento más seleccionado, aumentando 9 puntos con respecto a 2021, aunque todavía no alcanza los niveles registrados antes de la pandemia.

Este artículo ha sido publicado originalmente en este sitio.

Tierra

El animal terrestre más viejo del mundo es Jonathan, una tortuga gigante que vive en el archipiélago de las Seychelles y que hace unos...

Madrid

La cumbre de la OTAN, que se celebrará en Madrid entre los días 28 y 30 de junio, se antoja como un reto inmenso...

Tecnología

Los avances digitales han traído infinidad de ventajas, pero también muchos inconvenientes. Uno de ellos es que el riesgo de ser hackeado es más...

Economía

La hotelera de Kike Sarasola, Room Mate ha presentado este viernes la solictud de concurso de acreedores voluntario ante el Decanato de los Juzgados...

Economía

Con el título ‘Retos de la política monetaria en un mundo cambiante’ , el foro del Banco Central Europeo sobre bancos centrales auspiciará el...

Cataluña

Una pareja de entre 50 y 60 años y nacionalidad española ha fallecido este viernes ahogada en aguas de Lloret de Mar (Girona), según...

Cataluña

Las Atarazanas Reales de Barcelona serán el escenario, mañana lunes, del acto de celebración del Día de la Empresa por parte de Fomento del...

Madrid

Decía Zappa que escribir sobre música es como bailar sobre arquitectura, y quizá tuviera razón. Pero lo que está claro es que la música...

Advertisement