Connect with us

Hi, what are you looking for?

Europa Directo – Noticias Europeas e InternacionalesEuropa Directo – Noticias Europeas e Internacionales

Economía

Las empresas lanzan un SOS al Gobierno ante el frenazo de la producción

Ni la escasez de materias primas ni la invasión de Ucrania. El principal foco de preocupación para el tejido empresarial español es ya, de lejos, el paro indefinido que mantienen los transportistas desde el pasado 14 de marzo. Un conflicto que se enquista más cada día que pasa y que ha puesto en jaque la producción de multinacionales como Danone o Heineken.

Ambas alertaron este martes de que si las movilizaciones no se erradicaban «con urgencia» romperán por completo la cadena de suministro en España. No han sido las únicas que han dado la voz de alarma. Sectores como el campo, la industria o incluso la construcción han dado en las últimas horas un ultimátum al Gobierno para que resuelva de una vez unas protestas que se les han ido totalmente de las manos.

El Ejecutivo, sin embargo, sigue en sus trece y se niega a concretar las ayudas que ofrecerá al gremio hasta dentro de dos días pese a que las protestas afectan ya a la producción. El Gobierno ha anunciado hace unas horas que no volverá a encontrarse a los transportistas -representados por el Comité Nacional del Transporte por Carretera (CNTC)- hasta el viernes, después de que haya finalizado la cumbre europea en la que se consensuarán medidas para paliar la escalada del precio de la luz y el gas, pese a la presión de los paros.

Fuentes del Ministerio de Transporte aseguran además que la titular del departamento
mantiene su idea de no reunirse con la Plataforma para la Defensa del Sector del Transporte
, convocante de los paros, pese a que la organización ha decidido mantener sus protestas indefinidas tras rechazar la última oferta del Gobierno.

Lo cierto es que la promesa que hizo el lunes el Ejecutivo de crear un fondo de 500 millones de euros para, entre otras medidas, bonificar el gasóleo profesional (sin especificar de cuánto será esta bonificación) y la devolución de forma mensual del combustible profesional (en lugar de forma trimestral), ha dejado fríos a un buen número de transportistas.

El CNTC celebró el acuerdo, pero tres federaciones nacionales de transportistas (Fenadismer, Fetransa y Feintra) rompieron con el resto del sector y se sumaron ayer a los paros por la falta de concreción del Ejecutivo. En el gremio también escuece la negativa a acometer medidas como la rebaja fiscal que prometió Pedro Sánchez. Otras asociaciones como UNO logística no se suman a los paros, pero rechazan la propuesta de bonificaciones del Gobierno «ante la falta de concreciones» y exigen una rebaja inmediata de los precios del gasóleo «tanto para camiones como furgonetas» señala su presidente Francisco Aranda.

Como resultado, los atascos y los cortes se siguen reproduciendo en las carreteras españolas. Cientos de camiones llegados desde diferentes puntos de Galicia e incluso de comunidades limítrofes, como Asturias, así como tractores y taxistas que circularon por la Ronda de La Muralla Romana de Lugo. Mientras, en Barcelona, medio centenar de camioneros han realizado un piquete que ha impedido la entrada normal de camiones a las instalaciones portuarias, con la intención de sumar a más camioneros al parón. Una medida de presión que ha provocado que muchos transportistas diesen la vuelta y no pudieran entrar a la terminal.

La situación límite se puede recrudecer estos días. Las empresas de grúas de auxilio en carretera también han comunicado que se sumarán a los paros, mientras taxistas, conductores de coches de alquiler, de ambulancias y autobuses, englobados en la división de viajeros del CNTC, han anunciado que realizarán una manifestación el domingo en Madrid para protestar por el impacto que está teniendo la subida de la energía en el transporte. Además, todos ellos anunciaron que reclamarán su propio paquete de ayudas en una reunión que mantendrán con la ministra de Transportes, Raquel Sánchez.

Situación «límite»
Ante la posibilidad de que la situación se complique aún más en las próximas horas, las empresas han reclamado al Gobierno que se remangue y ponga de una vez por todas una solución al conflicto. Distintos sectores volvieron a poner ayer el grito en el cielo ante una situación «límite». Sobre todo para la alimentación. Calvo, Azucarera, Cuétara o Dcoop ya han anunciado parones en sus plantas por la falta de envases y de materias primas provocadas por las protestas.

Una decisión a la que podría llegar también Danone en las próximas horas. La filial española de la multinacional francesa ha alertado de que si no se llega a un acuerdo con los pequeños transportistas se verá obligada a interrumplir la recogida de leche y, por tanto, tendrá que dar frenazo a la producción en sus fábricas. Y de la misma manera, a la llegada del producto terminado a la cadena de distribución. «Esto provocará la interrupción de suministro tanto de agua mineral natural como de productos lácteos a nivel nacional», avisan desde la compañía.

El malestar se reproduce en el resto de empresas del sector lácteo. Fuentes de la Federación Nacional de Industrias Lácteas (Fenil) han expresado a ABC su temor de que «se agrave aún más si no se pone fin a los paros cuanto antes». Señalan que la situación es «muy crítica» en Galicia, Asturias, Cantabria, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Murcia y Andalucía. «Los suministros de insumos (palés, cartón…) siguen siendo mínimos y la actividad exportadora está bloqueada debido a que los contenedores vacíos no pueden llegar desde los puertos hasta las fábricas», han apuntado las fuentes consultadas. En este sentido, han añadido, los pedidos internacionales no se están atendiendo y los productos de países extranjeros «empiezan a perder vida útil». Los mismos informantes destacan que los puertos más afectados son Vigo y Gijón. Además, hay un centenar de contenedores pendientes de carga.

Desde una de las principales compañías del sector lácteo, el consejero delegado de Lactalis en España, Ignacio Elola, advierte de que la «situación límite» que afecta al grupo lácteo en España. Como afirmaban fuentes de la patronal, no están llegando materias primas como el papel, el cartón y los palés. Además confirmaron la acción de los piquetes obstaculizando la circulación de camiones con estos materiales, así como del producto terminado. «Cada día se elaboran, solo en Galicia, de leche de vaca, más de seis millones de litros, lo que equivale a dos piscinas olímpicas, 2,5 millones de euros. Si no podemos recogerlos, perdemos al día 2,5 millones de euros», apunta Elola.

Los efectos de los paros en el sector primario están siendo devastadores. Desde la Confederación Española de Fabricantes de Alimentos Compuestos Para Animales (Cesfac) reconocieron a ABC que los principales problemas se dan en los puertos de Huelva y Cartagena ya que «no hay camiones suficientes para abastecer estas necesidades» y de que las granjas de Andalucía y Extremadura son las más afectadas. Mientras tanto, se opta por una «nutrición de supervivencia» para evitar el peor de los escenarios: el sacrificio de animales.

Con igual preocupación se expresó este martes la gigante cervecera Heineken. La compañía advirtió de que si la situación continúa, no será posible servir sus productos a las superficies comerciales, bares y restaurantes, ni tampoco aprovisionarse de materias primas debido a los piquetes «violentos» que impiden las normales operaciones de la compañía.

Todas estas denuncias fueron recogidas por las asociaciones que representan al gran consumo y al sector primario (ACES, Cooperativas Agroalimentarias, Aecoc, Anged, Asedas y FIAB), que en un rotundo comunicado han calificado la situación como «problema de Estado» y reclamaron a los convocantes que dejen de coaccionar al resto de sectores, impidiendo el desarrollo de su actividad.

Parón en las obras
Los efectos de las protestas ya ponen en jaque a todos los sectores de la economía. En el caso de la construcción, la Asociación Nacional de Distribuidores de Cerámica y Materiales de Construcción (Andimac) alerta de que los problemas de desabastecimiento podrían provocar a partir de la próxima semana un parón de las obras. Fuentes del sector constructor destacan que «ya empiezan a faltar algunos materiales claves, como el hormigón». Una situación que «está siendo más preocupante incluso que la ausencia de suministros y el conflicto en Ucrania». Estas mismas fuentes explican que «dependerá de la situación de la obra» parará o no, pero también reconocen que hay ya empresas que «pierden menos dinero parando que operando en estas condiciones». Desde la Confederación Nacional de la Construcción (CNC) relatan que por el momento es imposible cuantificar la incidencia de los paros en materiales y parálisis de obras, pero reconocen que el panorama complica todavía más el futuro del sector a corto plazo.

En el caso de las grandes industrias, la coyuntura también se define como «de máxima gravedad». La patronal siderúrgica Unesid, denuncia que muchas plantas se están viendo obligadas a reducir o incluso detener su producción por la falta de abastecimiento de materias primas y «la incapacidad de llevar los productos a los clientes» por la acción de los piquetes.

Este artículo ha sido publicado originalmente en este sitio.

Tecnología

Hoy te traemos una guía con consejos para liberar espacio en tu teléfono móvil, independientemente de que sea un iPhone o un móvil Android....

Cataluña

Prisión provisional, comunicada y sin fianza para el hombre de 20 años, detenido por apuñalar a un vigilante de seguridad de la estación de...

Economía

La Comisión Europea ha decidido prolongar la clausula de salvaguardia del pacto de estabilidad un año más por lo que no va a sancionar...

deportes

El circuito de Montmeló acoge este fin de semana el Gran Premio de España de Fórmula 1, que verá un nuevo episodio de la...

Tecnología

¿Te imaginas llegar a Nueva York en tren desde Europa, directamente desde París o incluso Londres. Suena descabellado, pero desde finales del siglo XIX...

Tecnología

Que sufrimos un “episodio cálido» que roza lo histórico no es ninguna novedad: no hacen falta series temporales, ni complejos modelos de predicción meteorológica;...

Tecnología

Sobre el papel Lord Edward Harley (1689-1741) era un aristócrata, un gobernante, pero lo que realmente le gustaba al conde de Oxford y Mortimer,...

Internacional

Pese a sus sólo 84.421 kilómetros cuadrados de extensión y sus casi siete millones de habitantes, la isla de Irlanda se ha convertido de...

Advertisement