Connect with us

Hi, what are you looking for?

Europa Directo – Noticias Europeas e InternacionalesEuropa Directo – Noticias Europeas e Internacionales

Economía

Nvidia, la empresa que se baña en oro en plena sequía de microchips

La escasez de microchips ha sido uno de los temas de 2021. La demanda de semiconductores va en aumento, pero la oferta sigue siendo limitada mientras la cadena de fabricación y logística se recupera de la interrupción causada por la pandemia. Esta situación ha impulsado las cotizaciones de líderes del sector como Intel (1,9%), TSM (2,18%) o la holandesa ASML (60,6%).

Pero la envidia de todo el sector este año ha sido Nvidia, el fabricante estadounidense de unidades de procesamiento gráfico (GPU) y sistemas en chip (SoC). Con una subida del 122% entre enero y finales de diciembre, la empresa ejerce una especie de monopolio en un sector en el que hay una gran demanda de sus tarjetas gráficas. «No tiene competencia. La demanda de sus productos es constante y no caduca porque su desarrollo es constante», afirma Darío García, analista de XTB.

Escasez y virtud
El interés de los consumidores por adquirir sus productos es tan alto que las tarjetas de segunda mano se venden a precios similares a las nuevas, dice García. Esa demanda no se ha visto mermada a pesar de los cuellos de botella en el sector logístico, que retrasa hasta tres meses el tiempo de espera para recibir una tarjeta Nvidia. Y, a su vez, es un producto tan escaso que la compañía puede trasladar los efectos de la inflación al consumidor final. «Las tarjetas de la serie 3000 rondaban los 1.000 dólares, pero ahora se venden en torno a los 1.300», dice el analista de XTB.

La Comisión Federal de Comercio de EE.UU. ya ha iniciado un proceso contra la operación con Arm

Las tarjetas gráficas son muy codiciadas por los entusiastas de los videojuegos, ya que permiten sacarles el máximo partido. El tamaño del mercado mundial de videojuegos se valoró en 151.060 millones de dólares en 2019 y se espera que crezca un 12,9% anual entre 2020 y 2027, según un estudio de la firma de investigación Grand View Research. Este crecimiento del mercado de los videojuegos es uno de los principales factores que ha impulsado el negocio de Nvidia, cuya cotización ha pasado de 25,6 dólares a finales de 2017 a unos 290,7 dólares en la actualidad. Sin embargo, la fiebre por las criptodivisas ha disparado la demanda de sus productos, ya que son muy potentes para minar estas monedas digitales.

Para que la demanda de tarjetas gráficas para el minado de criptodivisas no deje a los jugadores de videojuegos sin sus productos, Nvidia ha limitado la capacidad de la serie RTX 30 para que no se puedan utilizar para ‘minar’ bicoin o éter y otras monedas digitales. Esa limitación es uno de los factores que ha disparado la demanda de tarjetas Nvidia usadas. Mientras tanto, uno de los principales retos que enfrenta es seguir desarrollando constantemente capacidad tecnológica para que los jugadores sigan eligiendo sus productos para disfrutar de los juegos más top.

190 dólares es la cotización actual del gigante de los microchips Nvidia, que ha registrado un repunte de 122% en su cotización en lo que va de año

La posición dominante de Nvidia en el mercado va camino de consolidarse con la adquisición por 40.000 millones de dólares de Arm, un diseñador de chips británico. Anunciada en septiembre de 2020, la operación, que sería la mayor de la historia del mercado de semiconductores, aún no se ha completado y se enfrenta a problemas regulatorios para su aprobación.

En Estados Unidos, la Comisión Federal de Comercio ha iniciado un proceso judicial contra la transacción porque crearía una situación en la que Nvidia no tendría competidores. La Unión Europea todavía está revisando el acuerdo, mientras que la agencia antimonopolio británica CMA también ha dicho que abrirá una investigación a gran escala sobre el acuerdo.

Desafío pendiente

La normativa antimonopolio puede suponer un reto para Nvidia, ya que puede limitar su crecimiento inorgánico al crecer comprando competidores, explica García. «Puede ser que en el futuro los países pongan restricciones para evitar acuerdos como el de Arm, pero hay que tener en cuenta que la regulación llega tarde. Nvidia ya es un monopolio evidente», comenta el analista de XTB. «Tiene un negocio único con altas barreras de entrada», añade.

García cree que la cotización de Nvidia seguirá teniendo un buen comportamiento a largo plazo. El uso de las tarjetas gráficas está en alza, ya que se utilizan cada vez más en móviles, smartphones e incluso por empresas que ofrecen servicios de almacenamiento en la nube. «Las empresas están fabricando al 100% de su capacidad y despellejando semiconductores para una demanda que no pueden satisfacer», comenta el experto.

Este artículo ha sido publicado originalmente en este sitio.

Madrid

Bajo el lema «Madrid, el mejor estilo de vida del mundo», los responsables políticos madrileños presentan hoy en Fitur, la feria mundial del turismo,...

Ciencia

Neurocientíficos del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) han descubierto una señal que los bebés utilizan para identificar a las personas de más confianza, aquellas...

Cataluña

Cuando la sexta ola todavía mantiene en alta tensión la atención sanitaria así como el sector educativo de Cataluña, la Generalitat ya piensa en...

Internacional

Dos policías de Nueva York fallecieron este viernes en un tiroteo en Harlem, en medio de una intensificación de ataques con armas de fuego...

Ciencia

El diagnóstico de ciertas epidemias a lo largo de la historia no está exento de revisión, por una parte, porque el diagnóstico médico no...

Economía

La tensión en Ucrania con Rusia está golpeando a los mercados mundiales durante este viernes, también marcado por la bajada del precio del petróleo...

Tecnología

La sexta ola del coronavirus ha cambiado muchas cosas que dábamos por sentadas en relación con el coronavirus, pero hay algo que no ha...

Tierra

El pasado 15 de enero hacia las 04:00 horas (UTC) el volcán submarino Hunga-Tonga-Hunga-Ha’apai entró en erupción provocando un tsunami en el océano Pacífico,...

Advertisement