Connect with us

Hi, what are you looking for?

Europa Directo – Noticias Europeas e InternacionalesEuropa Directo – Noticias Europeas e Internacionales

Economía

Las horas con la luz más barata se concentran en la madrugada y son inútiles para los consumidores

Los tramos horarios de los precios de la luz siguen volviendo locos a los consumidores por sus continuos cambios, lo que obliga a consultar cada día cuáles son las franjas más baratas y las más caras. Además, desde hace unos días las tarifas más bajas solo se dan entre las 0 y las 7 horas, lo que hace casi imposible que los ciudadanos puedan aprovechar esa situación. Y no es nada desdeñable, ya que el miércoles, por ejemplo, la tarifa regulada más barata (0,1333 euros el kilovatio hora) es un 161% inferior a la más cara (0,34814 euros kWh).

Uno de los cambios que perjudica a los consumidores domésticos es que ha desaparecido la tarifa barata o valle entre las 14 y 15 horas que existía hasta esta semana. Ahora es una tarifa media, que el miércoles ha sido de 0,27175 euros el kWh. Es decir, es un 104% más elevada que la tarifa más baja del día y solo un 28% inferior a la más cara. Este hecho está afectando a miles de familias que almuerzan en sus hogares por las vacaciones escolares y el aumento del teletrabajo por la nueva ola del virus.

Otro detalle que no pasa desapercibido es que actualmente hay 10 horas con precios punta (más caros), siete llano (medios) y otros siete valle (baratos), cuando originalmente este nuevo sistema de tarificación repartía las 24 horas en ocho horas valle, otras tantas llano y las mismas punta.

No hace falta mencionar en este caso que, como ha sucedido en otras ocasiones, estos cambios en las franjas horarias no han sido advertidos públicamente ni por el Ministerio para la Transición Ecológica ni por la CNMC (Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia).

Hay que recordar que cuando entró en vigor el nuevo sistema de tarificación por periodos horarios, el pasado 1 de junio, la propia ministra Teresa Ribera dijo que «no recomendaría a mi madre que se levantara a las 2 de la mañana para planchar. Hay tramos muy razonables para poner el lavavajillas y la lavadora: de 8 a 10, de 14 a 18, de 22 a 24, y el fin de semana completo; tarifas que son equivalentes a las actuales en esos tramos centrales a primera y última hora de la tarde y tarifas mucho más baratas los fines, los festivos y por la noche».

Y es que el primer día en el que empezó a funcionar el nuevo sistema ya cambiaron las franjas horarias que había hecho públicas la CNMC horas antes. Y volvieron a variar notablemente tras la rebaja del IVA en las facturas de la luz desde mediados de septiembre y de los denominados cargos del sistema eléctrico, lo que agravó la confusión que ya tenían los consumidores.

Este artículo ha sido publicado originalmente en este sitio.

Economía

La tensión en Ucrania con Rusia está golpeando a los mercados mundiales durante este viernes, también marcado por la bajada del precio del petróleo...

Madrid

Bajo el lema «Madrid, el mejor estilo de vida del mundo», los responsables políticos madrileños presentan hoy en Fitur, la feria mundial del turismo,...

Ciencia

El diagnóstico de ciertas epidemias a lo largo de la historia no está exento de revisión, por una parte, porque el diagnóstico médico no...

Cataluña

Cuando la sexta ola todavía mantiene en alta tensión la atención sanitaria así como el sector educativo de Cataluña, la Generalitat ya piensa en...

Internacional

Dos policías de Nueva York fallecieron este viernes en un tiroteo en Harlem, en medio de una intensificación de ataques con armas de fuego...

Ciencia

El Reloj del fin del mundo (Doomsday Clock), que representa cuánto le queda a la especie humana para su destrucción total, se ha mantenido...

Economía

El derrame de los seis mil barriles de crudo ocurrió frente a la costa de Lima en Ventanilla luego de la erupción volcánica en...

Internacional

El gobierno de Estados Unidos ordenó a las familias de los diplomáticos estadounidenses en Kiev que abandonen el país «debido a la amenaza persistente...

Advertisement