Connect with us

Hi, what are you looking for?

Europa Directo – Noticias Europeas e InternacionalesEuropa Directo – Noticias Europeas e Internacionales

Internacional

Un atropello mortal abre un boquete en el Gobierno socialista portugués

Una maniobra en la autopista A-6 se ha terminado convirtiendo en una pesadilla para el Gobierno socialista portugués. Es el segundo episodio consecutivo de crisis política, a menos de dos meses para las elecciones anticipadas. Y es que el brazo derecho el premier Antonio Costa, el ministro de Administración Interna, Eduardo Cabrita, ha terminado presentando su dimisión a causa de un accidente en la carretera en el que se ha visto implicado.

Los hechos acontecieron el pasado 18 de junio, cuando viajaba en su vehículo a través de la autopista A-6, que une la región del Alentejo con la frontera española (Évora, Estremoz, Elvas, ciudad cercana a Badajoz). Su chófer conducía a 163 kilómetros por hora, con lo cual incumplía las normas de tráfico, y acabó provocando en una maniobra la muerte de un operario que se encontraba trabajando en las obras que estaban en curso.

El suceso saltó enseguida al primer plano de la actualidad en Portugal y comenzó a desatar miles de comentarios en las redes sociales que pedían la dimisión de Cabrita, sobre todo porque él siempre sostuvo que no era más que un pasajero y que el tramo por el que circulaban no estaba bien señalizado.

Pero el informe oficial pertinente contradice al político socialista y la Fiscalía ha anunciado que el conductor será procesado por «homicidio imprudente».

La oleada de solidaridad con la familia de Nuno Santos, que así se llama el empleado fallecido, no ha dejado de crecer y las presiones sociales hacían ya insostenible la situación del ministro de Administración Interna, cuya actitud un tanto arrogante en estos cinco meses no ha gustado nada a los portugueses.

Cada vez que hablaba en televisión, se disparaban las palabras contra él (incluso subidas de tono) en las redes sociales. Al mismo tiempo, Eduardo Cabrita se ha cansado de decir que no iba a presentar su dimisión en ningún momento.

Finalmente, la intervención de la Fiscalía le ha hecho cambiar de opinión, mientras el propio Costa se ha venido escondiendo tras un silencio al respecto que no ha pasado desapercibido para muchos ciudadanos lusos, los mismos que apuntan: «Sí, de acuerdo, usted no conducía, pero ¿quién era el responsable de todo lo relacionado con ese vehículo?».

El resultado es que el Gobierno socialista se mete así en una encrucijada política en un contexto inoportuno, pues los comicios legislativos del 30 de enero están a la vuelta de la esquina. Por tanto, todo indica que se trata de una dimisión pactada para no enturbiar más el camino socialista hacia la victoria.

Este artículo ha sido publicado originalmente en este sitio.

Madrid

Las discrepancias en el seno del equipo de Gobierno de Móstoles aumentan de forma proporcional al desarrollo del mandato. La última Junta de Gobierno,...

Tecnología

Cuando hace apenas unos días, una dependienta de una tienda de mascotas de Hong-Kong empezó a sentirse mal y a mostrar los primeros síntomas...

Madrid

Casi 700 kilómetros separan Madrid de Santiago de Compostela. Una distancia que convierte en todo un reto emprender el Camino, el único con mayúsculas,...

Madrid

Nuevas detenciones por el atropello mortal de El Álamo, el trágico desenlace en julio de 2020 de una reyerta entre dos clanes durante una...

Madrid

Las aguas residuales de Madrid se analizan diariamente para ver su nivel de carga vírica. El Covid-19 ha empezado a bajar en todos los...

Madrid

La Atención Primaria no está atravesando su mejor momento. El aumento de contagios de coronavirus causado por la variante Ómicron, descubierta poco antes de...

Cataluña

El próximo 4 de marzo a las 10.30 horas, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, prestará declaración, ante el magistrado del Juzgado de Instrucción...

Madrid

El Prado y el Thyssen echan el cierre por estos días de sus exposiciones temporales, ambas buenísimas, del arte barroco andaluz de Murillo el...

Advertisement