Connect with us

Hi, what are you looking for?

Europa Directo – Noticias Europeas e InternacionalesEuropa Directo – Noticias Europeas e Internacionales

Internacional

Scholz cierra la era Merkel y abre una etapa incierta

Olaf Scholz no es conocido precisamente por su elocuencia. En los encuentros con la prensa se muestra pensativo, tranquilo, casi desapasionado. Apodado ‘Scholzomat’ por su lenguaje burocrático y sin emociones, mide y hasta cuenta las palabras. «Se trata de atreverse a un mayor progreso, eso es lo que une a los tres partidos», resumió ayer el espíritu de su ‘coalición semáforo’. «Una UE fuerte soberana», fijó el objetivo de sus primeros viajes a Francia y a Bruselas, y mencionó una «década decisiva» de nuevos equilibrios entre las potencias internacionales en un mundo multipolar. «Me refiero a Rusia, a EE.UU., que ya lo son, y a China, de la que se habla mucho», ironizó. Así aludía la polémica creada por su ministra de Exteriores, la verde Annalena Baerbock, que antes de ser nombrada en el cargo había sugerido la posible participación de Alemania en un boicot a los Juegos Olímpicos de invierno de Pekín, lo que suscitó una queja de la Embajada china en Berlín.

En su primera rueda de prensa como equipo de gobierno, apareció escoltado por el liberal Christian Lindner, ministro de Finanzas, y por el superministro de Economía y Clima, el verde Robert Habeck. Baerbock no compareció. La explicación oficial fue la jerarquía protocolaria, porque Habeck es vicecanciller, pero quedó clara la desacreditación de Baerbock en ese punto y que Scholz mantiene las riendas. «Esta coalición ha decidido seguir profundizando las relaciones con China», zanjó. Apremió a Rusia a respetar la integridad territorial de Ucrania y a atenerse al formato Normandía, a respetar la «incuestionable inviolabilidad de las fronteras», se alineó con Polonia en la situación de la frontera bielorrusa y repitió una y otra vez la palabra «continuidad», dando a entender que su política exterior no será muy diferente de la de Merkel. En materia europea, sin embargo, los matices difieren bastante. Donde Merkel decía «estabilidad», Scholz añadió ayer «crecimiento e inversiones», confirmando un giro de la política europea alemana hacia los intereses de la periferia. Pedro Sánchez tendrá en él un aliado, quizá también un cómplice.

Discurso centrista

«Es un gobierno de centro», ha dicho sobre la coalición con verdes y liberales, y ha encargado a su hombre de confianza, Christian Schmidt, placar desde el Ministerio de la Cancillería los inevitables conflictos que sin duda surgirán entre partidos tan encontrados. Pero su discurso centrista no es un recurso pragmático. Viene de lejos. Cuando su compañero de partido y predecesor en la Cancillería, Gerhard Schröder, abordó la liberalización del mercado de trabajo alemán y le dio un tajo a las pensiones, él estuvo de acuerdo. Angela Merkel lo tuvo como ministro de Trabajo en su gran coalición de 2007 y después fue desterrado por su partido a Hamburgo, en lo que parecía una despedida definitiva de la política federal. Fueron sus tiempos más oscuros. En 2011 perdió la elección como senador de Interior en Hambrugo, dimitió como secretario general del SPD y perdió como candidato a presidir el partido en 2019 contra Saskia Esken y Norbert Walter-Borjans.

La nueva directiva y las familias más radicales que se han hecho con la estructura del partido consideran a Scholz «un tío de derechas». Solo cuando el SPD adoptó en 2018 una posición de Estado y se tapó la nariz para formar una nueva gran coalición con Merkel, Scholz fue llamado de nuevo a Berlín para ocupar la cantera de Finanzas. No abundaban en ese momento los camaradas dispuestos a dar la cara durante cuatro años que se preveían de desgaste, al igual que no abundaban los candidatos electorales para septiembre de 2021, con la CDU por encima del 30% en las encuestas y el SPD bajando hasta el 15%.

El callado Scholz asumió la tarea y nadie daba un duro por él, pero supo poner en juego todo lo que había aprendido como número dos del Gobierno de Merkel y, con una CDU incapaz siquiera de articular la sucesión, logró darle la vuelta a las encuestas. Al olor del poder, la directiva del SPD y su figura emergente, Kevin Kühnert, se arriman ahora a Scholz con intención de marcaje. El SPD ha formado una «comisión de reelección», encargada de trabajar desde ya en la próxima candidatura electoral para dentro de cuatro años, y Kühnert se ha situado al frente del gremio. Además de poner orden entre unos socios con sensibilidades políticas opuestas en muchos casos, Scholz tendrá que mantener a raya las ambiciones burbujeantes en la Casa Willy Brandt. Al menos si quiere volver a presentarse, porque ha cumplido ya los 63 años y para entonces habrá entrado ya en edad de jubilación.

Nació en Osnabrück, el mayor de los tres hijos de dos obreros textiles que admiraban a Brandt y a Schmidt. Creció en Hamburgo-Rahlstedt y estudió Derecho. De estudiante se incorporó a los Jusos, las Juventudes Socialdemócratas. Escaló primero en el partido, llegando a secretario general en 2002, y siempre se ha dedicado a la política. En su última declaración de la renta figuran unas ganancias anuales de 177.577,44 euros brutos y ha reconocido que no sabe cuánto cuesta la mantequilla ni la gasolina. Fue educado como cristiano protestante, pero ya adulto abandonó la Iglesia Evangélica y es el primer canciller alemán no confesional. Sale a correr a diario y su vida privada es tan anodina como satisfactoria: casado desde 1998 y sin hijos.

Bajo perfil
En realidad hay bastantes paralelismos en la falta de perfil del nuevo canciller y el de Merkel cuando llegó a la Cancillería. Tampoco ella era muy conocida ni suscitaba gran interés. Cuando ‘Bild Zeitung’, el periódico más leído de Alemania, publicó recientemente una entrevista a Scholz, solamente 4.773 personas vieron el vídeo en YouTube, en un país con 84 millones de habitantes, y no ha sido publicado el número de las que lo vieron hasta el minuto 80. Y es su bajo perfil lo que le ha permitido mantener fuera de foco los dos escándalos financieros durante su paso por Finanzas: Cum-Ex y Wirecard, los mayores de la historia financiera reciente de Alemania. La Fiscalía registró su Ministerio a 17 días de las elecciones y él hubo de comparecer ante la comisión parlamentaria de investigación.

Este artículo ha sido publicado originalmente en este sitio.

Madrid

Las discrepancias en el seno del equipo de Gobierno de Móstoles aumentan de forma proporcional al desarrollo del mandato. La última Junta de Gobierno,...

Tecnología

Cuando hace apenas unos días, una dependienta de una tienda de mascotas de Hong-Kong empezó a sentirse mal y a mostrar los primeros síntomas...

Madrid

Casi 700 kilómetros separan Madrid de Santiago de Compostela. Una distancia que convierte en todo un reto emprender el Camino, el único con mayúsculas,...

Madrid

La Atención Primaria no está atravesando su mejor momento. El aumento de contagios de coronavirus causado por la variante Ómicron, descubierta poco antes de...

Madrid

Las aguas residuales de Madrid se analizan diariamente para ver su nivel de carga vírica. El Covid-19 ha empezado a bajar en todos los...

Madrid

Nuevas detenciones por el atropello mortal de El Álamo, el trágico desenlace en julio de 2020 de una reyerta entre dos clanes durante una...

Cataluña

El próximo 4 de marzo a las 10.30 horas, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, prestará declaración, ante el magistrado del Juzgado de Instrucción...

Madrid

El Prado y el Thyssen echan el cierre por estos días de sus exposiciones temporales, ambas buenísimas, del arte barroco andaluz de Murillo el...

Advertisement