Connect with us

Hi, what are you looking for?

Europa Directo – Noticias Europeas e InternacionalesEuropa Directo – Noticias Europeas e Internacionales

Internacional

Un bebé perdido en la evacuación del aeropuerto de Kabul se reencuentra con su familia meses después

Un niño entregado desesperadamente a un soldado a través de la valla del aeropuerto en el caos de la evacuación estadounidense de Afganistán fue encontrado y se reunió con sus familiares en Kabul el sábado 8 de enero.

El bebé, Sohail Ahmadi, tenía solo dos meses cuando desapareció el 19 de agosto mientras miles de personas se apresuraban a salir de Afganistán cuando cayó en manos de los talibanes.

Sohail se encontraba en Kabul, donde un taxista de 29 años llamado Hamid Safi lo encontró en el aeropuerto y lo llevó a casa para criarlo como si fuera suyo. Después de más de siete semanas de negociaciones y súplicas, y de una breve detención por parte de la policía talibán, Safi finalmente devolvió al niño a su abuelo y a otros familiares que aún se encuentran en Kabul. Dijeron que ahora buscarían la forma para que se reencuentre con sus padres y hermanos que fueron evacuados hace meses a Estados Unidos.

Durante la tumultuosa evacuación afgana el pasado verano, Mirza Ali Ahmadi, el padre del niño que había trabajado como guardia de seguridad en la embajada de Estados Unidos, y su esposa Suraya temieron que su hijo fuera aplastado entre la multitud cuando se acercaban a las puertas del aeropuerto en el camino a un vuelo a los Estados Unidos.

Ahmadi dijo a Reuters a principios de noviembre que en su desesperación ese día, entregó a Sohail por encima del muro del aeropuerto a un soldado uniformado que creía que era estadounidense, con la plena esperanza de que pronto llegaría hasta la entrada para reclamarlo. Pero justo en ese momento, las fuerzas talibanes hicieron retroceder a la multitud y pasó otra media hora antes de que Ahmadi, su esposa y sus otros cuatro hijos pudieron entrar. Pero para entonces, el bebé no se encontraba por ningún lado.

Ahmadi indicó que buscó desesperadamente a su hijo dentro del aeropuerto y los funcionarios le dijeron que probablemente lo habían sacado del país por separado y que podrían reunirse con ellos más tarde. El resto de la familia fue evacuada y terminó en una base militar en Texas. Durante meses no supieron dónde estaba su hijo.

Sin una embajada de EE.UU. en Afganistán y organizaciones internacionales sobrecargadas, los refugiados afganos han tenido problemas para obtener respuestas sobre el momento o la posibilidad de reunificaciones complejas como esta. «Estamos trabajando para reunir a la familia», dijo un funcionario del Departamento de Estado a Reuters.

El mismo día que Ahmadi y su familia fueron separados de su bebé, Safi se coló por las puertas del aeropuerto de Kabul después de llevar a la familia de su hermano, que también estaba lista para ser evacuada. Safi dijo que encontró a Sohail solo y llorando en el suelo.

Después de intentar sin éxito localizar a los padres del bebé, decidió llevarlo a casa con su esposa e hijos. Safi tiene tres hijas y dijo que el mayor deseo de su madre antes de morir era que él tuviera un hijo. En ese momento decidió: «Me quedo con este bebé. Si encuentran a su familia, se lo daré. Si no, lo criaré yo mismo», contó a Reuters en una entrevista.

Después de que se conociera la historia de Reuters sobre el niño desaparecido, algunos de los vecinos de Safi, que habían notado su regreso del aeropuerto meses antes con un bebé, reconocieron las fotos y publicaron comentarios sobre su paradero.

Ahmadi pidió a sus familiares que aún se encuentran en Afganistán, incluido su suegro Mohammad Qasem Razawi, de 67 años, que vive en la provincia nororiental de Badakhshan, que buscaran a Safi y le pidieran que devolviera a Sohail a su familia. Razawi viajó dos días y dos noches hasta la capital con obsequios, incluida una oveja sacrificada, varios kilos de nueces y ropa, para Safi y su familia.

Finalmente, después de sentir que se habían quedado sin opciones, Razawi se puso en contacto con la policía local de los talibanes para denunciar el secuestro. Safi comentó a Reuters que negó las acusaciones a la policía y dijo que estaba cuidando al bebé, no secuestrándolo.

La familia del bebé finalmente acordó compensar a Safi con alrededor de 950 dólares por los gastos por cuidar al bebé durante cinco meses.

Este artículo ha sido publicado originalmente en este sitio.

Economía

La tensión en Ucrania con Rusia está golpeando a los mercados mundiales durante este viernes, también marcado por la bajada del precio del petróleo...

Madrid

Bajo el lema «Madrid, el mejor estilo de vida del mundo», los responsables políticos madrileños presentan hoy en Fitur, la feria mundial del turismo,...

Ciencia

El diagnóstico de ciertas epidemias a lo largo de la historia no está exento de revisión, por una parte, porque el diagnóstico médico no...

Cataluña

Cuando la sexta ola todavía mantiene en alta tensión la atención sanitaria así como el sector educativo de Cataluña, la Generalitat ya piensa en...

Internacional

Dos policías de Nueva York fallecieron este viernes en un tiroteo en Harlem, en medio de una intensificación de ataques con armas de fuego...

Ciencia

El Reloj del fin del mundo (Doomsday Clock), que representa cuánto le queda a la especie humana para su destrucción total, se ha mantenido...

Economía

El derrame de los seis mil barriles de crudo ocurrió frente a la costa de Lima en Ventanilla luego de la erupción volcánica en...

Internacional

El gobierno de Estados Unidos ordenó a las familias de los diplomáticos estadounidenses en Kiev que abandonen el país «debido a la amenaza persistente...

Advertisement