Connect with us

Hi, what are you looking for?

Europa Directo – Noticias Europeas e InternacionalesEuropa Directo – Noticias Europeas e Internacionales

Internacional

La izquierda unida triunfa en las municipales de Italia y conquista las cinco grandes capitales

El centro derecha sufre una humillante derrota en las elecciones municipales de Italia. El resultado de los comicios celebrados a doble vuelta ha sido de 5-0 a favor del centro izquierda.

Las cuatro ciudades más pobladas del país (Roma, Milán, Nápoles y Turín) serán gobernadas por el centro izquierda, al igual que la séptima en importancia por su población (Bolonia).

La primera vuelta tuvo lugar el 3 y 4 de octubre, en un total de 1.200 municipios, y este domingo se celebró el segundo turno, entre los dos primeros candidatos que no obtuvieron la mayoría absoluta en la primera vuelta. La batalla más importante ha estado en Roma, hasta el punto de que los analistas consideraron que el resultado final equivale, por la importancia política de la capital, a la mitad de todo lo que estaba en juego en estas elecciones. El triunfo neto ha sido del centro izquierda, cuyo candidato Roberto Gualtieri, exministro de Economía, del Partido Democrático, ha superado en 20 puntos a Enrico Michetti, del centro derecha. Según las primera proyecciones, Gualtieri ha obtenido el 60,01% de los votos, frente a Michetti con el 39,09%. El resultado se considera casi una debacle del centro derecha, sobre todo para Hermanos de Italia, y muy en particular para su líder, Giorgia Meloni.

Malos candidatos en la derecha
El candidato perdedor del centro derecha fue elegido por Giorgia Meloni, cometiendo un grave error, porque Michetti demostró desde el inicio de la campaña electoral no estar ni de lejos a la altura de poder gestionar Roma, una capital llena de problemas. Enrico Michetti, 55 años, abogado, un locutor de radio, un tribuno radiofónico, era un personaje apenas conocido. Michetti se ha hecho popular por su discurso retórico y vacío, rememorando el glorioso pasado romano con la idea de seguir ese camino. Por ejemplo, esta ha sido una de sus célebres frases, suscitando la ironía de los romanos: «Basta pensar en cómo los grandes césares y los papas veían a Roma: nunca hubieran construido las pirámides porque no eran de utilidad pública, construyeron puentes, carreteras, acueductos, anfiteatros para el bienestar de los ciudadanos».

También salió malparado el otro líder destacado del centro derecha, Matteo Salvini, secretario de la Liga. Su candidato en Turín, Paolo Damilano, con el 40,7%, ha perdido por una diferencia de casi 20 puntos frente a Stefano Lo Russo, 59,3%, del Partido Democrático. Los analistas coinciden en señalar que la mala selección de candidatos realizada por Giorgia Meloni y Matteo Salvini ha sido decisiva para alejar a votantes moderados del centro derecha. El error de Salvini y Meloni es doble, porque además de malos candidatos, los eligieron en el último momento, en las vísperas de que se cerara el plazo para presentar los aspirantes a la alcaldía. En definitiva, Salvini y Meloni llegaron tarde y mal a un acuerdo, por las disputas y diferencias entre ambos, en dura rivalidad y competición por el liderazgo del centro derecha, al estar sus respectivos partidos empatados en intención de voto, alrededor del 20%.

La izquierda reconquista Roma
Para el centro izquierda, particularmente para el Partido Democrático, triunfar en Roma tiene sabor a reconquista, después de cinco años en los que la capital fue muy mal gestionada por el Movimiento 5 Estrellas. La que hasta ahora fue regidora, Virginia Raggi, del M5E, que hace cinco años obtuvo el 70% de los votos, quedó la cuarta en esta carrera electoral con menos del 20%. Para el M5E estas elecciones han sido una debacle, porque prácticamente el movimiento ha desaparecido en Turín, ciudad que conquistaron en los comicios anteriores con amplia mayoría.

El centro izquierda ha ganado porque se presentó unido. De forma particular, sin duda el triunfador de las elecciones ha sido el Partido Democrático y su líder, Enrico Letta, cuyos candidatos en Roma y Turín han tenido un resultado extraordinario. El PD se constituye hoy como el partido de referencia del centro izquierda.

Récord de abstención
La abstención ha constituido un récord en estas elecciones. La media nacional de participación solo llegó al 43,94%. En Roma, cuyo voto concentró toda la atención del país, solo el 40% de los ciudadanos acudió a las urnas. Los mínimos fueron históricos en muchas ciudades.

A este respecto, es sorprendente el caso de Roma. En los barrios periféricos de la capital italiana, que en el pasado votaban tradicionalmente a la izquierda, se han inclinado por el centro derecha en los comicios de la última década, ante el desengaño sufrido con las falsas promesas de la izquierda. Pero en esta ocasión, los votantes de la periferia romana se quedaron en sus casas. Prefirieron la abstención antes que votar por un candidato del centro derecha sin ninguna credibilidad, que ha cometido un sinfín de garrafales errores durante su campaña. Hoy todos los partidos están reflexionando con preocupación sobre el alejamiento ciudadano de las urnas.

El Gobierno Draghi, reforzado
Esta abstención récord refleja, según todos los analistas, la crisis en que se encuentran los partidos políticos en general. Es una cuestión que se arrastra desde hace mucho tiempo, pero que se ha agravado en los últimos años. Ese deterioro de la clase política y falta de liderazgo se ha puesto más en evidencia desde la llegada de Mario Draghi al palacio Chigi, para dirigir un gobierno de unidad, en el que solo está ausente el partido Hermanos de Italia. En otra época, este resultado electoral, con 5-0 a favor del centro izquierda, hubiera tenido repercusión en el Gobierno, planteando seguramente la necesidad de un reequilibrio de fuerzas. Pero con Draghi en la presidencia del Gobierno, la derrota del centro derecha no tendrá ninguna repercusión en el Ejecutivo, porque ningún partido discute, salvo pequeñas diferencias, la buena gestión del expresidente del Banco Central Europeo y su Gobierno. Los analistas destacan que estos comicios han reforzado aún más si cabe a Mario Draghi.

El resultado de estas elecciones municipales no quiere decir que vaya a ser replicado en las generales. Están previstas para la primavera de 2023, pero las encuestas indican que en el supuesto de que se celebraran comicios generales próximamente, el centro derecha obtendría la victoria, con casi el 50% de los votos, lo que le daría, con la actual ley electoral, una clara mayoría en el parlamento. Pero está por ver si esas encuestas se mantienen. La ola de la victoria del centro izquierda en las municipales puede tener repercusión en las generales, y no cabe descartar su triunfo en próximos comicios.

Este artículo ha sido publicado originalmente en este sitio.

Madrid

La Policía Nacional ha detenido a un conductor de VTC tras arrastrar 10 metros a un golfista invidente al que se negó a llevar...

Tecnología

Los amigos de lo ajeno vuelven a centrar el tiro en los clientes de CaixaBank. A través de su perfil oficial de Twitter, la...

Tecnología

Es lo que tienen las ciudades de nuevo cuño, levantadas de la nada con un nivel de planificación cuidado al milímetro y filosofía “Smart...

Madrid

El Ayuntamiento de Madrid puso en marcha el pasado 23 de noviembre un programa de ayudas a la compra de patinetes, bicicletas y motos...

Madrid

La situación en el entorno de Ópera y los Austrias ha empeorado en los últimos meses. Así lo asegura su presidenta, Teresa Hernández, quien...

Cataluña

Desde la invención de la máquina de vapor, que a finales del XVIII supuso la palanca para la mayor creación de riqueza de la...

Cataluña

Antonio Gallego, portavoz adjunto de Vox en el Parlament, sostiene que el ‘procés’ y los ataques a todo lo que representa España y lo...

Cataluña

La portavoz de la Generalitat de Cataluña, Patrícia Plaja, ha señalado este martes, en la rueda de prensa posterior al Consejo Ejecutivo del Govern,...

Advertisement