Connect with us

Hi, what are you looking for?

Europa Directo – Noticias Europeas e InternacionalesEuropa Directo – Noticias Europeas e Internacionales

Internacional

El difícil papel de la ONU en la invasión de Ucrania: de la parálisis al altavoz de Rusia

La Organización de las Naciones Unidas se construyó sobre los cadáveres, los escombros y las cenizas de la Segunda Guerra Mundial, tras el Holocausto y la bomba atómica, con un objetivo: el mundo no se puede permitir que esto vuelva a ocurrir y un organismo internacional velará por el mantenimiento de la paz. La invasión en Ucrania ha confirmado que la ONU está incapacitada para ello. Uno de sus miembros, con asiento permanente y derecho de veto en su órgano de poder -el Consejo de Seguridad-, ha invadido a un país vecino, sin justificación y con impunidad, al menos en lo que respecta a la ONU.

La guerra en Ucrania, el bombardeo de un teatro donde se refugiaban civiles en Mariúpol, el ataque a una cola del pan en Chernígov, la destrucción de zonas residenciales en Kiev o Járkov, el misil sobre una familia que empujaba sus maletas hacia el exilio en Irpin, los seis millones de desplazados, los miles de muertos, recuperan todo aquello que la ONU se propuso remediar.

«Lo que estamos viendo son las debilidades que tiene en su propia creación el sistema de la ONU», asegura a este periódico John Herbst, que fue embajador de EE.UU. en Ucrania entre 2003 y 2006 y conoce al detalle la situación del país, que visitó justo antes del comienzo de la agresión rusa. «Esto es justo lo que esperaba de Ucrania», dice sobre la unidad, valentía y resistencia mostrada por el Gobierno de Kiev y por sus ciudadanos. «Ucrania está decidida a defender su libertad, su soberanía y su territorio. Están motivados, luchan por mantener su modo de vida».

Putin demostró su escaso respeto por la ONU al anunciar la agresión militar durante una reunión del Consejo de Seguridad

Herbst también esperaba algo así sobre la reacción de la ONU. «No ha sido una sorpresa. Se construyó de forma que reflejara el poder enorme de las grandes potencias en el sistema internacional. Y cuando uno de esas potencias se corrompe, las cosas se ponen difíciles».

La manifestación más evidente de que Rusia no respeta el marco de la ONU y de la incapacidad de esta ocurrió en el inicio de la ofensiva contra Ucrania. Esa noche, la del 24 de febrero, Vladímir Putin anunció la invasión en medio de una reunión de urgencia del Consejo de Seguridad, precisamente para tratar de evitar la agresión. Fue un escupitajo a la cara de la ONU.

Desde entonces, se han sucedido las reuniones en la sede neoyorquina, los informes sobre víctimas civiles, los comunicados alarmantes, la alerta humanitaria. Nada de eso ha evitado que Putin siga en su empeño de «ir hasta el final» en su objetivo de derrocar el Gobierno del presidente Volodímir Zelenski. La crisis es una muestra de que la ONU «es cada vez más cautiva de la rivalidad geopolítica y la indecisión» y de que su sistema es «incapaz de cumplir su misión», según han defendido los investigadores Shelby Magid y Yulia Sholomov, del Atlantic Council, donde también participa el embajador Herbst.

Escollo para la paz
Ello a pesar del aislamiento que ha supuesto para Rusia la invasión. En una convocatoria extraordinaria de la Asamblea General de la ONU, 141 países votaron a favor del cese de hostilidades y de la condena a Moscú. Solo cuatro se alinearon en contra. En el Consejo de Seguridad, Rusia ha esquivado cualquier responsabilidad solo gracias a su derecho al veto, que también tienen los otros cuatro miembros permanentes: EE.UU., China, Francia y Reino Unido. Incluso China, aliada firme de Moscú, optó por abstenerse en la condena a Rusia.

«El derecho a veto se ha vuelto a demostrar como escollo para la paz», han defendido Kemal Dervis y José Antonio Ocampo en un artículo reciente para Brookings Institute. La realidad es que cualquier decisión de entidad dentro de la ONU -las que toma el Consejo de Seguridad, con carácter vinculante- requiere de la aquiescencia de los cinco miembros permanentes: desde sanciones al envío de los ‘cascos azules’. O para impulsar cualquier reforma de este sistema de votación.

El problema no es solo esta parálisis, también un sistema que permite al agresor aprovechar la ONU como megáfono. Contra las evidencias de lo que ocurre en Ucrania, contra los informes oficiales de la ONU, Rusia aprovecha la atención mediática del Consejo de Seguridad para pintar una realidad paralela sobre la invasión. Después, sloe utiliza en sus medios estatales para legitimar su discurso con el sello de la ONU. En la última semana, Rusia ha convocado dos sesiones de urgencia del Consejo de Seguridad para denunciar, sin evidencias, que Ucrania prepara armas químicas y biológicas.

El celo de la ONU por la neutralidad también le beneficia. La semana pasada, sus autoridades desmintieron la existencia de una circular interna que prohibía que sus altos cargos se refirieran a la situación en Ucrania como «invasión» o «guerra» para no contrariar a Rusia. Pero, a la vez, se constaba como altos cargos como Martin Griffiths, subsecretario de la ONU para asuntos humanitarios, hablaban solo de «conflicto». Caldo gordo para Rusia.

Este artículo ha sido publicado originalmente en este sitio.

Tecnología

La Generalitat de Valencia ha anunciado oficialmente el importe de las ayudas para que las empresas de la Comunidad Valenciana puedan probar la semana...

Tecnología

La irrupción de las pantallas de gran tamaño en el interior de los vehículos ha arrasado con todos los diseños tradicionales que encontrábamos hasta...

Tecnología

La primavera se acaba y, de hecho, se va a acabar en cuestión de días. Si lo normal en esta época del año es...

Tecnología

AYANEO ha anunciado un duro competidor para consolas como la Steam Deck. Se trata de la AYANEO2, una consola portátil que cuenta con el...

Tecnología

Android Auto está a punto de recibir uno de los rediseños más importantes de su historia. Coolwalk es la nueva interfaz del sistema operativo...

Tecnología

Hoy a las doce de la noche, la bombona de butano pasará a vale 19,55 euros. Se trata de una subida de 92 céntimos:...

Tecnología

5.8785 aerogeneradores repartidos en 122 parques eólicos para un total de 28.333 megavatios. Esa es la energía eólica que tenía Europa instalada en sus...

Tecnología

Los funcionarios van a poder volver a trabajar en remoto al menos tres días a la semana, pero lo van a hacer a través...

Advertisement