Connect with us

Hi, what are you looking for?

Europa Directo – Noticias Europeas e InternacionalesEuropa Directo – Noticias Europeas e Internacionales

Internacional

Macron se prepara para un maremoto de protesta social y crisis económica

El presidente con la mayoría parlamentaria más modesta de la historia de la V República, Emmanuel Macron, enfrentado a cara de perro con una oposición muy dura de extrema izquierda y extrema derecha populistas, debe afrontar con urgencia inflamables crisis sociales y económicas.

El Ministerio del Interior alertó hace días de un rosario de huelgas y movimientos de protesta por venir, en los hospitales, en los servicios públicos, con amenazantes crisis de muy diversa naturaleza: el incremento del costo de la ‘cesta de la compra’, la degradación del poder adquisitivo, la subida del precio de los combustibles…

Ante ese riesgo, temido, de movimientos de protesta social profunda, de tipo chalecos amarillos, Élisabeth Borne, jefa de Gobierno y primera ministra, se apresuró a anunciar medidas de «urgencia inmediata»: la concesión de un «cheque alimenticio» para las familias más modestas, una «prima» contra la inflación, la primera ronda de negociaciones (empresas, sindicatos, gobierno) para «replantear» la reforma del sistema nacional de pensiones, la gran reforma nacional prometida hace cinco años…

Las recetas del Elíseo

Un gobierno de combate

Un Ejecutivo formado por familias políticas con las que Macron tendrá que negociar: centristas, liberales, reformistas, conservadores, independientes, con «perfiles sociales», a ser posible.

Convivir con la derecha

Negociar algún tipo de convivencia parlamentaria, evitando tensiones, para facilitar apoyos cuando sea indispensable y sin que la derecha histórica y la extrema derecha formen una alianza hostil.

Atenuar el descontento

Inversiones que eviten la fronda social que anuncia el Ministerio del Interior, con un precio que inquieta a los partidarios del rigor presupuestario y a los contribuyentes netos del presupuesto europeo, comenzando por Alemania.

Terminar los deberes

Relanzar reformas aplazadas como la del sistema nacional de pensiones, motivo de descontento para los sindicatos, que han comenzado por desenterrar el hacha de guerra contra ese proyecto emblemático.

Sortear la parálisis

Evitar el bloqueo si la acción gubernamental y las reformas quedan empantanadas en una tela de araña de negociaciones a varias bandas a geometría variable.

Reformas pospuestas
Macron fue elegido presidente, en 2017, prometiendo la «Revolución», título de su libro y programa: «Reformar Francia para refundar Europa». Entre 2017 y 2022, Macron tuvo una mayoría parlamentaria absoluta de 338 diputados. Pero la «revolución» fue aplazada indefinidamente. Entre noviembre del 2018 y el primer confinamiento sanitario de 2020, los chalecos amarillos de extrema izquierda y extrema derecha movilizaron a centenares de miles de manifestantes. Las reformas quedaron aplazadas.

Reelegido presidente, el pasado mes de abril, Macron se encuentra hoy con una mayoría parlamentaria, relativa, de 245 escaños, en una Asamblea Nacional (AN, primera cámara del Parlamento), donde la extrema izquierda y la extrema derecha prometen una oposición radical.

Marine Le Pen, presidenta de Agrupación Nacional (AN, extrema derecha), reclama una vicepresidencia de la Asamblea y la presidencia de la Comisión de finanzas. La Nueva Unión Popular, Ecológica y Social (Nupes), dominada por La Francia Insumisa (LFI, extrema izquierda populista), liderada por Jean-Luc Mélenchon, ha comenzado por presentar una moción de censura, el próximo 5 de julio.

Aritméticamente, esa moción tiene pocas posibilidades de triunfar: pero confirma la fragilidad excepcional de los nuevos equilibrios parlamentarios y la complejidad del Gobierno de la nueva Francia, angustiada, dividida y fragmentada a todos los niveles, sociales, culturales y políticos.

La moción de censura será previsiblemente apoyada por los distintos grupos parlamentarios de los partidos que componen la Nupes: La Francia Insumisa (72 escaños), el PS (26 escaños), los ecologistas de EELV (23 escaños) y el PCF (12 escaños). Sin embargo, será sin duda rechazada por los partidos que apoyan al presidente Macron y su gobierno: Renacimiento (160 escaños), MoDem (48 escaños), Horizontes (28 escaños) y otros varios grupúsculos que tienen otros 9 escaños.

¿Apoyará la extrema derecha la moción de censura de la extrema izquierda? Incluso con los 89 diputados de extrema derecha, la moción solo contaría con unos 200 diputados, cuando la mayoría relativa de Macron es de 245 diputados. ¿Apoyarán los 64 diputados de Los Republicanos (LR, derecha tradicional) la moción de censura de la extrema izquierda populista? No parece evidente. Se trataría de una unión ‘contra natura’, cuando buena parte de la derecha tradicional aspira a convertirse en comodín de Macron, condenado a gobernar con alianzas a geometría variable.

La extrema izquierda no quiere unirse en un solo grupo parlamentario
Jean-Luc Mélenchon, presidente de La Francia Insumisa (extrema izquierda populista), tuvo la idea de crear la coalición electoral Nupes (La Nueva Unión Popular, Ecológica y Social).

Esa coalición electoral ha conseguido un gran triunfo, más modesto de lo previsto. Pero, una vez elegidos, los partidos miembros de Nupes, PS (26 escaños), los ecologistas de EELV (23 escaños) y el PCF (12 escaños), han decidido ‘independizarse’, para crear, cada uno, su propio grupo parlamentario.

Mélenchon cometió el error estratégico fatal de no presentar su candidatura a diputado. Su creación, Nupes, ha ganado. Pero su creador se ha quedado sin escaño. Intentando recuperarse, el líder de LFI ha propuesto crear un grupo común. Pero PS, PCF y EELV han rechazado ese proyecto de unión en un solo grupo parlamentario.

Los 72 diputados de LFI podrán liderar la oposición. Su primer anuncio ha sido la moción de censura contra el Gobierno que se debatirá el próximo 5 de julio. Pero socialistas, comunistas y ecologistas han decidido preservar su identidad parlamentaria, privando a Mélenchon del ruidoso altavoz de la Asamblea Nacional.

Gobierno hipotecado
La moción de censura tiene una virtud pedagógica: Macron tiene una modesta mayoría relativa en la AN, y es el presidente con menos apoyo parlamentario de la V República. Pero, por ahora, no existe una alternativa.

Todos los proyectos y gestos gubernamentales están literalmente hipotecados. Macron y su Gobierno tendrán que negociar con centristas, reformistas, liberales y conservadores, cuando Le Pen y Mélenchon utilizarán cada proyecto para apoyar todo tipo de protestas callejeras.

La fragilidad de unos y otros corre el riesgo de atizar demagogias. Macron parece dispuesto a firmar cheques sin fondos conocidos, con cargo al déficit y la deuda públicas, como ocurre en Italia, España, Grecia y Portugal, para intentar frenar la contestación social.

Mélenchon y Le Pen no dudan en recurrir a la demagogia pura y dura, reclamando medidas «excepcionales» como la jubilación a los 60 años, la semana laboral de cuatro días, el salario mínimo neto a 1.500 o 1.600 euros, control de precios y fronteras, la «primacía» de la legislación nacional contra la legislación europea, la hostilidad al ingreso de Ucrania en la UE, el «distanciamiento» de Francia hacia la UE y la Alianza Atlántica…

Este artículo ha sido publicado originalmente en este sitio.

Madrid

Tras cinco años de rápida expansión inmobiliaria, El Cañaveral, la ‘isla urbana’ del sureste de Madrid, dejará de estar cercada por las autopistas M-45...

Madrid

Los artistas Dana International, Juan Magán, Soraya, Conchita Wurst, Lerica y Cariño, entre muchos otros, actuarán este 2022 en la celebración del Orgullo (MADO),...

Cataluña

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha anulado una parte del decreto del Govern sobre turismo en Cataluña que regula entre otros...

Madrid

Asociación Cultural de Madrid para el Ocio y el Espectáculo. Asociación Madrileña de Amigos de Hispanoamérica. O, simplemente, El Nido. De estas tres maneras...

Madrid

El Juzgado de Instrucción número 5 de Móstoles ha citado a declarar el próximo día 30 de noviembre en calidad de investigados al concejal...

Bienestar

Los trastornos por consumo de sustancias (TCS) son enfermedades que afectan al cerebro y al comportamiento de una persona, lo que influye en su...

Madrid

A pesar de que había muchas ganas después del parón pandémico, el festival Las Veladas de Palacio de Boadilla del Monte no va a...

Madrid

Es habitual que, con la llegada de las vacaciones y la vuelta del verano, las estaciones de Metro de Madrid aprovechen la baja afluencia...

Advertisement