Connect with us

Hi, what are you looking for?

Europa Directo – Noticias Europeas e InternacionalesEuropa Directo – Noticias Europeas e Internacionales

Internacional

Gabriel Boric: «Seré un presidente que cuide la democracia y no la exponga»

Sus primeras palabras para saludar a la multitud que lo esperaba en el centro de Santiago fueron en mapudungun, idioma del pueblo amerindio de los mapuches. De este modo, el izquierdista Gabriel Boric, electo presidente de Chile por una amplia mayoría, marcó el sello de su futuro gobierno.

En una emocionante locución, interrumpida por gritos que demandaban la libertad de «los presos por luchar», y en la cual dijo asumir con responsabilidad y humildad el mandato que le dio el pueblo chileno, Boric les pidió «cuidar este triunfo».

Con un 99,95% de las mesas escrutadas, Boric obtenía el 55,87% de las preferencias, casi 11 puntos sobre el candidato del Frente Social Cristiano, el derechista José Antonio Kast, quien consiguió un 44,13% de los votos.

«Seré un presidente que cuide la democracia y no quien la exponga», dijo, quizás a modo de despejar los temores que existen por el hecho de que el socio mayoritario del pacto Apruebo Dignidad es el Partido Comunista, que retorna al poder de su mano. Boric pertenece al Frente Amplio, una comunidad de movimientos y partidos cuyo símil es Podemos.

Tras una tranquila jornada, donde en las ciudades más grandes se registraron problemas de locomoción, Boric se convirtió en el Presidente más votado en la historia del voto voluntario y el más joven en ocupar ese cargo. Las cifras señalan que un millón más de chilenos concurrió a las urnas respecto de la primera vuelta del 21 de noviembre e incluso del plebiscito constitucional de octubre de 2020. O sea, más de 8 millones 320 mil votantes, lo que corresponde a más de un 55% del padrón electoral, de unos 15 millones de personas.

Al hablar a sus partidarios, el diputado frenteamplista aseguró que trabajará por conseguir un crecimiento económico y una distribución justa de la riqueza para poder dar solución a las demandas sociales centradas en acceso a la salud, vivienda, educación pública de calidad, pensiones, seguridad y respeto a los derechos humanos.

«Somos una generación que emerge demandando que los derechos sociales sean derechos y no bienes de consumo», apuntó.

Boric, a reglón seguido, señaló que «no todo puede hacerse al mismo tiempo, hay que priorizar para ir logrando avances. Un gobierno no avanza solo, basta del despotismo ilustrado, con nosotros a La Moneda entra la gente».

El mandatario electo se hizo cargo también de una de las dificultades que deberá enfrentar: una Cámara de Diputadas muy fragmentada y un Senado empatado. Al respecto, aseguró que «tendremos un Congreso equilibrado lo que es una invitación a dialogar; lo veo como una oportunidad para llegar acuerdos».

También mencionó uno de los temas de los cuales se hizo cargo en la segunda vuelta al indicar que se debe «rechazar la violencia política». En medio de su discurso, la multitud comenzó a corear «libertad, libertad, a los presos por luchar», haciendo referencia a los miembros de la primera línea que están detenidos por los desmanes desde el 19 de octubre de 2019.

El ganador aseguró que ha hablado con sus familias y «tenemos claro lo que tenemos que hacer» y agregó que no se cansarán de buscar «verdad, justicia, reparación y no repetición» de las violaciones a los derechos humanos en protestas por parte de la policía. Tras la primera vuelta, Boric dijo no estar de acuerdo con dictar indultos a quienes quemaron y saquearon en el estallido.

Este tema estará presente en su gobierno y, de hecho, tras conocerse su triunfo, unos manifestantes colocaron un gran cartel con la misma demanda en el icónico árbol de la ciudad de Punta Arenas, donde Boric nació y en el que se subió al iniciar su campaña.

Histórica participación
Boric agradeció al Servel el «impecable, eficaz, imparcial y justo trabajo» del día que permitió conocer los resultados, ya casi definitivo, a una hora y media de comenzar el conteo.

Tempranamente el candidato del Frente Social Cristiano reconoció su derrota e informó por Twitter que ya había llamado telefónicamente a Boric para felicitarlo. «Desde hoy es el presidente electo de Chile y merece todo nuestro respeto. Ganó en muy buena lid», afirmó.

Gabriel Boric siguió todas las tradiciones republicanas de una jornada electoral. Sostuvo una teleconferencia televisada con Sebastián Piñera, quien le sugirió equilibrar la fuerza y el ímpetu de la juventud con la prudencia necesaria en la responsabilidad de gobernar. Hoy, a primera hora, Piñera recibirá en su casa al ganador para desayunar.

Más tarde recibió en su comando a Kast quien afirmó en su discurso de derrota que Chile es un país extraordinario y «se merece lo mejor de nosotros». Al darle las gracias a sus seguidores, apuntó que el equilibrio político alcanzado en el Congreso «le va a hacer bien a Gabriel Boric para gobernar».

El candidato militante de Convergencia Social obtuvo casi un millón de votos más que Kast, llegando a los 4 millones 600 mil sufragios. Con ello superó al anterior presidente más votado en democracia: Eduardo Frei en 1993, el último elegido en primera vuelta.

La diferencia entre ambos candidatos echó por tierra la idea de Kast de recurrir al tribunal electoral, Tricel, si los cómputos los separaban por menos de 50 mil votos; Boric lo superaba por casi un millón de sufragios.

Durante la noche, los chilenos se reunieron masivamente para celebrar en las plazas de distintas ciudades, especialmente, en la conocida Plaza Baquedano de Santiago, epicentro de las protestas desde el estallido social de octubre de 2019.

Un milenial que se fue moderando
Definitivamente, Gabriel Boric era un candidato improbable. A comienzo de año ni siquiera tenía la edad para poder postular a la Presidencia porque recién cumplió los 35 años en febrero.

También era improbable porque el candidato de izquierda que encabezaba las encuestas era el comunista Daniel Jadue a quien derrotó por más de 400 mil votos en las primarias presidenciales.

Ya en el pasado había derrotado a otra comunista, la actual diputada Camila Vallejos, a quien le arrebató la presidencia de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile, cuando era estudiante de derecho. En 2009 se hizo conocido por encabezar un paro de 44 días para derrocar al decano, cuestión que logró. Sin embargo, su paso por esa escuela no se coronó con un éxito: no tiene aún el título profesional porque fue reprobado en el examen de grado.

En 2011 encabezó junto a otros dirigentes universitarios las protestas contra el primer gobierno de Piñera y en 2014 irrumpió con ellos en el Congreso al elegirse como diputado por Magallanes.

Él ha reconocido que su único trabajo ha sido ser ayudante de cátedra en la citada escuela, pues efectivamente saltó de las aulas a la política.

Soltero, está en una relación de pareja desde hace dos años con Irina Karamanos, una cientista social con estudios en educación, antropología, gestión cultural y formación ciudadana, también oriunda como él de la región más austral de Chile, Magallanes. Ella ha sido un gran apoyo en los momentos en que la salud de Boric se ha visto afectada. En octubre reveló en Twitter que se habían «internado voluntariamente» para tratar un Trastorno Obsesivo Compulsivo, TOC, enfermedad que definió como de «pensamientos sumamente invasivos, que obligan a realizar determinadas acciones repetitivas contra las cuales es difícil luchar».

«El TOC no es sencillamente ser ordenado, muy preocupado por la limpieza o la caricatura que últimamente han hecho algunas películas. Es una batalla permanente con la mente, que puede afectar la vida cotidiana y que es muy desgastante. Afortunadamente también tiene solución», explicó en su publicación.

El candidato pasó su niñez y adolescencia en la fría ciudad de Punta Arenas, lugar en que sus profesores del colegio particular pagado The British School lo recuerdan como gran lector de poesía, filosofía, historia y política.

Durante la campaña, Kast le enrostró una serie de intervenciones en el pasado de las cuales dice hoy arrepentirse como cuando reivindicó «el legado» del grupo terrorista Frente Patriótico Manuel Rodríguez o celebró una polera que le regalaron donde aparecía el rostro de un senador de derecha baleado y que fue asesinado en 1991, al inicio de la democracia. Sobre ellas afirmó en la campaña que fueron un «error» y pidió perdón.

También, en su trayectoria legislativa, ha debido arrepentirse de votaciones polémicas que sus partidarios le han enrostrado como dar su apoyo para que se dictara la denominada ley antibarricadas que sanciona a los encapuchados que protestas, entre otros.

Este artículo ha sido publicado originalmente en este sitio.

Cataluña

«Si en una reunión de familias o en un grupo de Whatsapp alguien habla en castellano, no es necesario que cambies de lengua. ¡Que...

Tecnología

El 22 de diciembre, cuatro cisnes silvestres y una cigüeña común aparecieron muertos junto al cauce del río Segre, en Lleida. No lo sabíamos,...

Madrid

Marta Rivera de la Cruz (Lugo, 1970) defiende una Cultura para todos. Está dispuesta a colaborar con otras administraciones: «Cuando me dejan, no cuando...

Deportes

El Saudi International, que en un principio había sido un eslabón más en la apuesta que Arabia está realizando para promocionarse a través de...

Internacional

Un hombre ha tomado como rehenes a cuatro personas en una sinagoga cerca de Fort Worth, en Texas, y ha exigido la liberación de...

Economía

Está previsto que el Consejo de Ministros de luz verde este martes 18 de enero a las ayudas del alquiler destinadas a los jóvenes....

Ciencia

China, tercera potencia en alcanzar la Luna, quiere tenerla también en la Tierra. Prepara una ‘Luna artificial’, una instalación de investigación pionera que permitirá...

Cataluña

Los tres concejales de Cs en Sitges (Barcelona) anunciarán hoy que dejan la formación naranja y se incorporan al proyecto constitucionalista de Valents, según...

Advertisement