Connect with us

Hi, what are you looking for?

Europa Directo – Noticias Europeas e InternacionalesEuropa Directo – Noticias Europeas e Internacionales

Internacional

La atroz estrategia de guerra que Rusia practicó en Siria y ahora está volviendo a usar en Ucrania

Asediar ciudades, bombardear infraestructuras civiles y organizar «corredores seguros»: las tácticas utilizadas por Rusia en su guerra contra Ucrania reflejan las que probó y perfeccionó para drenar la resistencia en el conflicto de Siria.

Rusia entró en la guerra civil de Siria en 2015 del lado del régimen del presidente Bashar al-Assad, lo que permitió a Damasco obtener victorias decisivas en el conflicto de una década. Pero a diferencia de lo que ocurrió en Siria, el nuevo desafío de Rusia es enfrentarse ahora a un ejército respaldado por Occidente en Ucrania. Los rebeldes sirios carecían de poderío militar o un amplio respaldo internacional.

Desde que Putin ordenó una invasión el 24 de febrero, decenas de miles de soldados rusos han invadido Ucrania, donde han bombardeado centros urbanos y obligado a la gente a huir. Sin embargo, Moscú niega haber atacado áreas civiles, a pesar de la evidencia generalizada que sugiere lo contrario.

Muchas de las tácticas desplegadas en Ucrania se basan en las batallas de Rusia en Siria, donde probó sistemas de armas y adquirió una experiencia de combate vital. «Para Rusia, Siria fue un campo de entrenamiento para hombres y equipos», explicó el analista Fabrice Balanche a AFP.

«Siria fue la escuela de guerra de Rusia para luego invadir a Ucrania», dice a BBC Jennifer Cafarella, jefa de gabinete del Instituto para el Estudio de la Guerra y miembro visitante del Instituto de Seguridad Nacional de EE.UU. «Hay muchas diferencias notables entre los dos conflictos, pero definitivamente, Siria fue el laboratorio donde se ensayaron las armas y las tácticas que ahora usan en Ucrania», dice.

Objetivo: aterrorizar
Rusia ha sido acusada durante mucho tiempo por grupos de derechos humanos de apoyar al régimen de Siria en el asedio de la población civil y el bombardeo de las infraestructuras. Para reforzar a Assad, «el primer objetivo de Rusia en Siria fue reconquistar las grandes ciudades», incluido el centro económico de Alepo y los distritos controlados por los rebeldes alrededor de Damasco, cuenta Balanche.

En Ucrania, la marcha de Rusia hacia las principales ciudades, incluidas Kiev, Járkov y Odesa, sigue un patrón similar. Balanche explica que el bombardeo indiscriminado de hospitales y escuelas por parte de Rusia es otro aspecto del conflicto sirio que se desarrolla en Ucrania como parte de una estrategia para «aterrorizar» a los civiles.

Al menos 270 instalaciones médicas en Siria fueron atacadas por Rusia y el régimen de Assad desde 2011, según Archivo Sirio, una organización sin fines de lucro que archiva material digital de la guerra.

Rusia también apuntó a escuelas y mercados durante una devastadora ofensiva en Alepo en 2016 y en una campaña de 2019-2020 contra los rebeldes en la vecina provincia de Idlib, el último gran bastión de oposición del país, según grupos de derechos humanos.

«Rusia bombardea objetivos militares… luego infraestructuras sanitarias y energéticas para hacerles la vida imposible a los civiles y empujarlos a irse», señala Balanche a la AFP. «Una vez que los civiles se han ido, es más fácil para el ejército avanzar».

Human Rights Watch y Amnistía Internacional han acusado a Rusia de usar bombas de racimo en un hospital y una escuela en Járkov, indicando que estos ataques podrían constituir crímenes de guerra. Las fuerzas rusas también bombardearon un hospital infantil en la ciudad ucraniana de Mariúpol.

Corredores seguros
En otra estrategia paralela, Rusia ha anunciado los llamados corredores seguros para permitir que los civiles salgan de las ciudades ucranianas que ha sitiado. Esta también es una estrategia probada en Siria, que a veces r
esulta en la muerte y detención de civiles que intentan escapar, según los expertos.

Pero Rusia se enfrenta a un panorama diferente en Ucrania: «En Siria, Rusia se basó principalmente en su fuerza aérea y ciertas unidades especializadas para asesorar y ayudar a las fuerzas pro-Assad», señala Nicholas Heras del Newlines Institute en Washington. «Mientras que en Ucrania los rusos son la (principal) fuerza de combate», agregó.

Otra diferencia clave, según Heras, se refiere a las capacidades de los oponentes de Rusia. En Ucrania, Rusia se enfrenta a un ejército armado y apoyado por naciones occidentales, dice Heras, destacando sus capacidades antiaéreas y antiblindaje.

Este artículo ha sido publicado originalmente en este sitio.

Tecnología

La Generalitat de Valencia ha anunciado oficialmente el importe de las ayudas para que las empresas de la Comunidad Valenciana puedan probar la semana...

Innovación

Con cada vez mayor frecuencia leemos en los medios generalistas acerca de las increíbles y cuasi mágicas capacidades de la inteligencia artificial (IA). Gracias...

Tecnología

La irrupción de las pantallas de gran tamaño en el interior de los vehículos ha arrasado con todos los diseños tradicionales que encontrábamos hasta...

Tecnología

La primavera se acaba y, de hecho, se va a acabar en cuestión de días. Si lo normal en esta época del año es...

Tecnología

Hoy a las doce de la noche, la bombona de butano pasará a vale 19,55 euros. Se trata de una subida de 92 céntimos:...

Tecnología

AYANEO ha anunciado un duro competidor para consolas como la Steam Deck. Se trata de la AYANEO2, una consola portátil que cuenta con el...

Economía

El emir de Catar Tamim bin Hamad al Thani ha anunciado este martes que ha dado instrucciones para incrementar las inversiones que su país...

Cataluña

El programa ‘Crims’ de TV3 y Catalunya Ràdio, en una investigación junto con Austria TV, ha identificado a una joven de 19 años que...

Advertisement