Hola, ¿Qué estás buscando?

Europa Directo – Noticias Europeas e Internacionales

Internacional

Último intento de EE.UU. para salvar el plan de paz de los dos estados

De la reciente y mortífera crisis entre Hamás e Israel ha emergido una renovada estrategia de la Administración de Joe Biden para auxiliar a los palestinos en una petición que hace apenas unos años era más bien conservadora, y que hoy a muchos les parece casi un imposible. El jefe de la diplomacia norteamericana, Antony Blinken, estuvo este martes en la zona y visitó tanto Jerusalén como Ramala, sede nominal del poder palestino, para reafirmar el compromiso de la Casa Blanca con la creación de dos estados, uno judío y otro árabe, lado a lado, con Jerusalén como capital dividida. Ese concepto, que en su día aceptó hasta el mismo Benjamín Netanyahu, se esfumó de las propuestas estadounidenses durante el único mandato de Donald Trump.

En esa línea, Blinken prometió en su visita al presidente palestino, Mahmud Abás, que el consulado estadounidense en Jerusalén reabre de forma inminente. Antes del traslado de la Embajada norteamericana de Tel Aviv a Jerusalén, ese consulado funcionaba como una suerte de representación diplomática ante los palestinos, dado que no hay presencia oficial estadounidense en zona ocupada de Cisjordania. Trump, sin embargo, trasladó toda su misión diplomática a Jerusalén para reconocer de forma expresa que la capital del estado judío es Jerusalén, una ciudad que también reclaman los palestinos como sede de la cabeza de estado.

En línea con la nueva actitud en Washington hacia el gobierno israelí, Blinken fue más duro de lo habitual. Advirtió expresamente desde Cisjordania que EE.UU. no tolerará «ampliación de asentamientos, demoliciones de viviendas, anexión de territorios, incitación a la violencia». Es decir, EE.UU. no acepta lo que, según los palestinos ocurre a diario y provoca la crisis continuada con Israel. Abás, por su parte, agradeció a Blinken «el apoyo que ha brindado al estado de Palestina».

La versión de Netanyahu
Antes de ir a Ramala, Blinken se vio con altos funcionarios israelíes, comenzando por el primer ministro, Benjamín Netanyahu, que se centró en la seguridad y el derecho de Israel a defenderse de los ataques con cohetes de Hamás desde Gaza. De las palabras de Biden la semana pasada -cuando dijo que es necesario que haya dos estados, judío y palestino, en paz- Netanyahu se quedó solo con la primera parte. Dijo el ‘premier’ israelí: «El presidente Biden tenía toda la razón cuando dijo que no conseguiremos la paz hasta que Israel sea reconocido como un estado judío independiente. Esa es la clave, no podría estar más de acuerdo con el presidente Biden. Tenemos objetivos comunes de paz, seguridad y prosperidad».

Lo que Biden dijo en un discurso en la Casa Blanca el 20 de mayo fue que, tras el alto el fuego alcanzado, iba a esforzarse por que «los palestinos y los israelíes logren igualmente vivir de forma segura y disfrutar de las mismas medidas de libertad, prosperidad y democracia». Se trata de un giro importante, aunque no lo parezca, porque Trump rompió años y años de consenso aquí en Washington al dejar completamente de lado a los palestinos y presentar un plan de paz con una serie de anexiones a Israel compensadas con ayudas económicas. Creyó Trump, asesorado por su yerno, Jared Kushner, que podría hacer la paz por medio de acuerdos diplomáticos con naciones árabes como Baréin, Emiratos Árabes Unidos, Sudán y Marruecos, en lo que se llamó pomposamente ‘los acuerdos de Abraham’. La actual administración los ha repudiado públicamente. Cuando un periodista le preguntó la semana pasada, Jen Psaki, portavoz de Biden, respondió: «Además de presentar una propuesta de paz que estaba muerta a su llegada, no creemos que hicieran nada realmente constructivo para poner fin al prolongado conflicto».

Lo cierto es que al dejar de lado a los palestinos, y reducir drásticamente las ayudas que EE.UU. les daba, Trump insufló ánimos a los que en Israel defienden que debe haber un solo estado, judío, y el resto debe o bien permanecer en estado de ocupación controlada o debe darse a Jordania para su anexión. No es una propuesta que realmente esté en los márgenes de la política israelí, y el mismísimo Netanyahu sólo renunció públicamente a ella al aceptar que debería hacer un estado palestino independiente en un discurso en 2009.

Para muchas expertos, a Biden se le acaba el tiempo para salvar la llamada solución de los dos estados. La investigadora del instituto Brookings Tamara Cofman Wittes la ha dado de hecho casi por muerta, al igual que otros analistas especializados en este conflicto. «El desmoronamiento actual tiene sus raíces en la disfunción política tanto del sistema de partidos de Israel como de la decadente dictadura unipartidista del movimiento nacional palestino», según Cofman Wittes. Esta analista cree que hay responsabilidad en ambas partes, aunque destaca lo oneroso de que haya cinco millones de palestinos sin ciudadanía o plenos derechos bajo la ocupación o bloqueo israelí. «Un resultado de dos estados para el conflicto israelí-palestino es de hecho una perspectiva lejana, pero la horrible alternativa es hoy mucho más clara», asegura.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Esa alternativa a la creación de los dos estados es, según ese punto de vista, una perpetuación del statu quo, ya que Israel no aceptará nunca lo que muchos en la nueva izquierda estadounidense ya le plantean con gran insistencia a Biden: un solo estado binacional con derechos iguales para todos. Es decir, el final del Estado judío, diluido en la demografía árabe. Tampoco es una idea ajena al Capitolio. La única diputada de procedencia palestina, la demócrata
Rashida Tlaib
, la ha defendido abiertamente y de hecho ha votado en contra de resoluciones apoyando la consolidación de los dos estados.

Este artículo ha sido publicado originalmente en este sitio

Advertisement
Advertisement

Baloncesto

Con una espectacular remontada y un héroe inesperado, el joven Terance Mann, Los Angeles Clippers batieron el viernes 131-119 a los Utah Jazz y...

Deportes

Sin rastro de su semana de cuarentena por el coronavirus y fortalecido por sus técnicas de meditación, el español Jon Rahm acecha a la...

Deportes

Argentina derrotó a Uruguay esta madrugada por 1-0 y se quedó con el clásico del Río de La Plata. Liderada por Lionel Messi, que...

Internacional

La portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, ha rechazado este viernes que Estados Unidos haya frenado su asistencia de seguridad a Ucrania y...

Economía

Hace más de seis años que se creó Expensya, una compañía que fue concebida para facilitar la vida de las empresas y de sus...

Internacional

Alemania está ya retirando sus últimos mil soldados de Afganistán y desea preparar el terreno para que no se produzca un peligroso vacío de...

Ciencia

Esta majestuosa criatura más alta que una casa de dos plantas y con un peso equivalente al de cuatro elefantes africanos se paseaba por...

Ciencia

Un equipo de investigadores de la Universidad Jagiellonian y la Academia de Ciencias de Polonia ha descubierto que las abejas sometidas a una dieta...

Deportes

Malos tiempos para Joachim Low, el Vicente del Bosque de la ‘Mannschaft’, una figura que ha pasado de ser intocable para los alemanes cuando...

Madrid

«Si tienes, da. Si necesitas, pide. Lo importante es compartir». Este podría ser el lema de la parroquia de San Bernabé, Alto del Arenal,...

Advertisement