Hola, ¿Qué estás buscando?

Europa Directo – Noticias Europeas e Internacionales

Internacional

Biden presenta la mayor ampliación de gasto público en los últimos 70 años

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, presentó el viernes por la tarde —la franja horaria en la que la Casa Blanca suele anunciar las medidas más polémicas, con la esperanza de que los medios no hablen de ellas— su primer presupuesto, que debería entrar en vigor el 1 de octubre y que incluye un gasto de seis billones de dólares, lo que al cambio actual supone 4,9 billones de euros. Se trata, a falta de negociarlo con los republicanos en el Capitolio, la mayor ampliación de gasto público desde la Segunda Guerra Mundial, señal de la gravedad de la situación económica después de un año de pandemia. La Casa Blanca quiere sufragar este aumento de gasto público con una contundente subida de impuestos a empresas y a individuos que ganen más de 400.000 dólares al año.

En general, un presupuesto de la Casa Blanca incluye elementos muy importantes, más allá del gasto en programas concretos. Gracias a esta propuesta, quedan claras las previsiones tributarias de la administración y sus predicciones económicas. A tenor de los números ofrecidos por Biden, los impuestos van a subir notablemente, aumentando la capacidad recaudatoria, y la economía va a crecer un 5,2% este año, para luego desacelerarse y acabar la década con aumentos por debajo del 2%. Lo más alarmante para muchos republicanos es el estado de la deuda pública, que según prevé Biden se irá situando en 28 billones de dólares anuales durante la próxima década. El déficit, que resulta de restar a la deuda pública los ingresos del Estado, se situará en 1,3 billones.

El presupuesto de Biden confirma sus ambiciones de expandir el alcance del Estado y de los programas públicos federales, tras los recortes defendidos por Donald Trump, implementados solo a medias por falta de tiempo y apearse de la presidencia. Desde los años de Ronald Reagan, que ya abanderó la causa de la reducción del gasto público, este había quedado en torno a un 20% de la economía estadounidense. Con Biden, sube a un 25%.

¿En qué gasta el dinero público Biden? Aunque el gasto en defensa sube un 1,6% anual durante la próxima década, según sus previsiones, donde amplía las inversiones es en programas de tipo social. Medio billón se destinará a sanidad, especialmente a subsidios para que las personas de menos recursos compren seguro médico. Que Biden deba preocuparse ahora por eso demuestra que la gran reforma sanitaria de su exjefe, Barack Obama, no tuvo los efectos deseados y hay todavía un nutrido número de ciudadanos sin seguro, dado el alto precio de estos.

Hay además 1.000 millones a programas para proteger y ayudar a mujeres maltratadas; 2.100 millones en subsidios a iniciativas para prevenir muertes por armas de fuego; la contratación de 100 nuevos jueces migratorios para aligerar los atrasos en los trámites de entrada en el país, y 861 millones en ayudas a los países de Centroamérica para reducir el flujo migratorio en la frontera con México.

Dos billones se invertirán en educación e investigación y desarrollo. Un billón en medidas para combatir el cambio climático, lo que incluye subsidios —de estos hay muchos— para la compra de automóviles y camiones eléctricos. Hay también proyectos de infraestructuras, como mejora de carreteras y puentes, algo que todos los presidentes suelen prometer y no cumplir. Después están las ayudas a la población mayor, dado el envejecimiento. Se dobla el gasto en el programa de atención sanitaria a los ancianos, Medicare, y suben un 75% los pagos federales a la seguridad social.

Biden promete en el presupuesto grandes cambios que la izquierda de su partido lleva persiguiendo años. Destaca el programa para ofrecer gratis dos años de guardería y dos años de colegio comunitario, una especie de híbrido entre el preuniversitario y la formación profesional. También figuran en las cuentas del próximo año fiscal subsidios al cuidado de niños y una ampliación de las bajas médicas.

Advertisement. Scroll to continue reading.

¿Cómo pretende pagar la Casa Blanca estas ayudas y subsidios? El tipo impositivo máximo federal sube del 37% al 39,6% para las parejas que ganen más de 500.000 dólares o los individuos que ingresen más de 450.000. Los más afectados por la subida de impuestos serán quienes ingresen más de un millón y las empresas. Las grandes empresas verán, si Biden se sale con la suya, cómo los impuestos que pagan se duplican en 2025 con respecto al año pasado.

«Este presupuesto se basa en una comprensión fundamental de cómo avanza nuestra economía y por qué, durante demasiado tiempo, no ha beneficiado a muchos», escribió Biden en un mensaje con el que anunció el presupuesto, difundido cuando los estadounidenses se preparaban ya para uno de los pocos puentes que tienen al año, el de Memorial Day, que se celebra este lunes. «Es un presupuesto que refleja el hecho de que la economía diseñada para que la riqueza se reparta de arriba abajo nunca ha funcionado, y que la mejor manera de hacer crecer nuestra economía no es de arriba hacia abajo, sino de abajo hacia arriba y de dentro hacia afuera», añadió el presidente.

Este presupuesto es en realidad un primer asalto en una larga batalla. Ahora el Capitolio debe considerarlo y votarlo. Las mayorías demócratas en ambas cámaras son muy ajustadas y el presidente deberá negociar con los republicanos. En muy pocas ocasiones acaba aprobado un presupuesto tal y como ha salido de la Casa Blanca. Y no es infrecuente que la propuesta fracase totalmente y el Capitolio se quede sin aprobar un presupuesto para el gobierno federal, con lo que se prorroga el del anterior.

En marzo, el Capitolio aprobó una versión revisada del paquete de rescate de Biden para el Covid-19, de un monto total de 1,9 billones de dólares. Este incluye pagos de hasta 1.400 dólares para los estadounidenses con ingresos de menos de 80.000 dólares al año, 350.000 millones para gobiernos locales y estatales, 130.000 millones para los colegios y subsidios de desempleo de 300 dólares semanales que durarán hasta este mismo mes de septiembre.

Este artículo ha sido publicado originalmente en este sitio

Advertisement
Advertisement

Baloncesto

Le costó en el estreno, brilló a rachas ante Suecia y se lució frente a Eslovaquia, en un duelo en el que la selección...

Deportes

El Rayo ya es nuevo equipo de Primera. Dos años después de descender al pozo de la Liga SmartBank ha logrado regresar a la...

Opinión

El Estado de Derecho en España se aproxima a un escenario de mutilación de instrumentos jurídicos para su defensa frente al separatismo. Se trata...

Tecnología

El yuan digital apunta a ser la moneda por defecto en China. El gigante asiático lleva casi una década trabajando en esta alternativa al...

Internacional

Según las primeras estimaciones, la primera vuelta de las elecciones regionales, el domingo, estuvo marcada por una amenazante abstención histórica, excepcional. La derecha se...

Deportes

Una de las máximas del barcelonismo es que el club pertenece a sus socios, motivos por el que todas las decisiones importantes se someten...

Cine

Han pasado 30 años del estreno y se supone que los temidos ‘spoilers’ han prescrito, pero por si acaso ahorramos al lector inocente la...

Deportes

El coqueto Olímpico de Roma albergó un partido extraño. Los tifosi no querían escuchar la palabra ‘biscotto’. El empate les valía a los dos...

Deportes

Suiza hizo los deberes ante Turquía, pero en un torneo en el que cada gol cuenta, se quedó a un tanto del segundo puesto...

Deportes

La Copa AQ Turianova, Trofeo Ciudad de Valencia, cuenta ya con nuevos campeones, los cuáles han hecho bueno todos los pronósticos tras la jornada...

Advertisement