Hola, ¿qué estás buscando?

Europa Directo – Noticias Europeas e Internacionales

Internacional

Biden asegura que la retirada de Afganistán ha sido un «éxito extraordinario»

«Anoche en Kabul, Estados Unidos puso fin a la guerra más larga de la historia estadounidense». Con estas palabras ha proclamado Joe Biden este martes el final del conflicto armado en Afganistán, tras el repliegue definitivo de las tropas unas horas antes. En un discurso desde la Casa Blanca, el presidente estadounidense ha calificado de «éxito extraordinario» la retirada de los militares de su país, pero ha admitido que el cálculo de que las fuerzas armadas afganas aguantarían ante la ofensiva de los talibanes «resultó no ser acertado».

El tono de Biden ha sido duro, enérgico, en un intento de combatir la impresión de que la evacuación ha sido un desastre y le ha dejado superado. Ha defendido que ha podido extraer a más de 120.000 personas, «más de lo previsto, algo que parecía imposible». Ha dicho el presidente que se ha extraído de Afganistán al 90% de los ciudadanos estadounidenses que había allí, unos 6.000. De aquellos ciudadanos estadounidenses que quedan atrás, ha dicho Biden que «tienen doble nacionalidad y han decidido quedarse».

Biden también ha culpado a Donald Trump, sin nombrarle, de haberle dejado las manos atadas en Afganistán. «Fue mi predecesor quien firmó un pacto con los talibanes para salir en mayo, meses después de que yo jurara el cargo». El presidente ha añadido que «no iba a prolongar esta guerra eterna, ni iba a convertir la salida en una salida eterna».

«No iba a prolongar esta guerra eterna, ni iba a convertir la salida en una salida eterna»

«La responsabilidad es mía», ha dicho Biden ante las críticas, pero ha matizado que no las acepta. «Me responsabilizo de mis acciones, pero a los que dicen que esta evacuación masiva debió darse antes, debo decirles respetuosamente que no estoy de acuerdo, imaginen si esta retirada hubiera tenido lugar antes, durante una guerra civil», dijo Biden. Esa guerra civil la ganaron los talibanes a mitad de agosto, ante la rendición de las fuerzas armadas Afganistán.

«Ya era hora de acabar esta guerra», ha continuado Biden durante su discurso en la Casa Blanca.

A Estado Islámico, grupo yihadista responsable del ataque del jueves, en que murieron 13 soldados de EE.UU., el presidente ha dicho: «Aún no hemos acabado con vosotros».

Advertisement. Scroll to continue reading.

El último avión de transporte militar de EE.UU. partió de Kabul un minuto antes de la medianoche del martes, 24 horas antes del plazo pactado con los talibanes. El Pentágono admitió después que había dejado a un centenar de ciudadanos estadounidenses que querían salir, pero a los que no extrajo, alegando complicaciones logísticas.

El mayor general Chris Donahue, último militar de EE.UU. en salir de Afganistán

Afp
Momentos después de la salida definitiva, Biden publicó un comunicado en el que dijo que esta retirada la respaldaban «de forma unánime» los generales que le asesoran y que están al mando de las fuerzas armadas estadounidenses.

El general Frank McKenzie, jefe del Comando Central, añadió en una comparecencia pública el lunes que creía que los estadounidenses restantes que quieren irse aún podrán hacerlo. «No podríamos haber sacado a todos aquellos que querían salir, y todavía habría quienes estarían decepcionados si lo hubiéramos hecho», añadió el general, a modo de justificación.

Un gran interrogante es cómo la Casa Blanca va a presionar a los talibanes para que mantengan un mínimo respeto por los derechos fundamentales de los afganos, sobre todo las mujeres. Biden autorizó que todo el personal diplomático de EE.UU. en Kabul trabaje a partir de ahora desde Doha, la capital de Qatar.

«Me responsabilizo de mis acciones, pero a los que dicen que esta evacuación masiva debió darse antes, no estoy de acuerdo, imaginen si esta retirada hubiera tenido lugar antes, durante una guerra civil»

No está claro si habrá relaciones diplomáticas entre Washington y Kabul, aunque ambos han mantenido contacto desde 2019 por decisión de Trump, que hasta llegó a invitar a los islamistas a la residencia presidencial de Camp David, aunque al final ese viaje se truncó por un atentado mortal en Kabul.

Las últimas horas de la evacuación de Afganistán fueron dramáticas. Los soldados debían dar cobertura a los diplomáticos que salían del país mientras extraían el material esencial y se protegían de posibles ataques, días después de que un atentado del Estado Islámico matara a 13 soldados y 180 civiles a las puertas del aeropuerto.

Tras ese atentado, Biden fue el sábado a recibir los restos de los soldados muertos en la base aérea de Dover, y según han revelado a los medios norteamericanos varios familiares presentes, hubo momentos de tensión y reproches por lo acelerado y calamitoso de la retirada.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Los últimos en salir del país fueron el embajador Ross Wilson y el general de brigada Chris Donahue, que coordinó el tramo final de la evacuación. En esta última participaron un máximo de 5.800 soldados de EE.UU. Desde 2001, prestaron servicio en Afganistán en total 775.000 soldados estadounidenses. De ellos, murieron 2.461. Biden lleva siempre en su chaqueta una tarjeta con el número de bajas de soldados en Afganistán y en Irak.

La «guerra eterna»
La retirada final cumple una promesa de Trump que heredó Biden: poner fin a lo que ambos habían calificado de «guerra eterna», que comenzó en respuesta a los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001.

Según ha dicho Biden, la guerra de Afganistán debería haber terminado hace 10 años, cuando
Osama bin Laden
murió a manos de las fuerzas especiales de EE.UU. en Pakistán. Entonces, Biden era vicepresidente en el primer mandato de Barack Obama. Este dio la guerra de Afganistán por acabada no una sino dos veces, pero no cumplió su palabra.

Ahora, es probable que varias comisiones del Capitolio abran visas orales para dilucidar cómo se decidió la retirada y cómo se ejecutó.

El líder de la bancada republicana en la Cámara de Representantes, el diputado californiano Kevin McCarthy, describió el martes la retirada de Afganistán como «probablemente el mayor fracaso del gobierno estadounidense en un escenario militar». «Nunca podemos volver a cometer este error», dijo McCarthy.

Lo cierto es que el plan de esta administración, después de declarar su intención de retirar todas las tropas de combate, era mantener abierta la embajada norteamericana en Kabul, con un contingente de 650 soldados estadounidenses que aseguraría además el aeropuerto.

Biden planeaba además dar al ahora desaparecido gobierno afgano miles de millones más para seguir entrenando y equipando a su ejército. Hasta la retirada, y desde 2001, EE.UU. dio a Afganistán un billón de dólares para formar y armar a sus tropas, que huyeron o se entregaron a los talibanes hace dos semanas.

Biden y los generales estadounidenses han dicho que su prioridad será combatir el terrorismo, lo que probablemente harán con ataques con misiles desde aviones no tripulados o «drones». Al Qaida ha quedado diezmada, pero el Estado Islámico se ha reforzado en Afganistán, además de en otros países musulmanes. Allí, se ha enfrentado no sólo a EE.UU., sino también a los talibanes, a los que considera enemigos.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Este artículo ha sido publicado originalmente en este sitio.

Advertisement
Advertisement

Internacional

Como en los tiempos de la extinta Unión Soviética, también hay canje de prisioneros en la ‘Nueva Guerra Fría’ que libran Estados Unidos y...

Economía

El precio de la electricidad no da tregua ni durante el fin de semana, fechas en las que en teoría las tarifas deberían ser...

Deportes

Aunque la mañana de foursomes estuvo marcada por los éxitos individuales de Sergio García, estos no tiraron del resto de sus compañeros en la...

Cataluña

Han pasado más de cuatro años desde los atentados de Barcelona y Cambrils, y los dos agentes de los Mossos d’Esquadra que abatieron en...

Madrid

Más Madrid propone instalar en el Metro y otros medios de transporte público contenedores para reciclar envases, y a cambio ofrecer descuentos a los...

Madrid

También Madrid tiene su ermita pegada al río, con un atrio al aire libre, ayer repleto de miles de lavanderas que no dejaban oír,...

Madrid

La capital va a cerrar este año con un crecimiento del PIB del 8,1 por ciento. Y el que viene, con un 5,6 por...

Madrid

En torno a 22.000 viviendas de la Comunidad de Madrid serán rehabilitadas gracias a los fondos europeos de recuperación. Es el cálculo que hace...

Tecnología

De Atacama se dice que es el desierto más seco del mundo. Llueve tan poco que, cuando lo hace de manera algo más notable,...

Opinión

La inesperada detención de Carles Puigdemont por la Policía italiana y su posterior puesta en libertad -sin limitación alguna y hasta que declare el...

Advertisement