Connect with us

Hi, what are you looking for?

Europa Directo – Noticias Europeas e InternacionalesEuropa Directo – Noticias Europeas e Internacionales

Cataluña

Año nuevo, Cataluña vieja

Joan Maragall publicó su último artículo el 23 de noviembre de 1911: a poco menos de un mes de su muerte el 20 de diciembre. Dedicado a Francisco Viñas y titulado ‘Bien catalán’ difunde la filantrópica labor del tenor más wagneriano del Liceo en su Moyá natal: la Liga de Defensa del Árbol Frutal. La asociación pretendía armonizar el amor a la naturaleza con la producción agrícola. Maragall alaba el mecenazgo, pero da un consejo: si quiere ir más allá de una fiesta local, deberá contar con el apoyo de todos los catalanes.

Joan Maragall, en torno a 1900Ante el escaso eco de la iniciativa, Maragall interpela retóricamente al promotor: menciona los hitos, ya agostados, del catalanismo político en los albores del siglo XX: «Pero –me dirá usted– ¿no es éste mismo el pueblo de los grandes días, de las grandes agitaciones y las grandes fiestas en la plaza pública, fuera de sus casas y de sus intereses individuales, el pueblo del cierre de cajas y de la Solidaridad, el pueblo de las aclamaciones y los delirios y los pañuelos blancos?».

El articulista responde a la ironía con un diagnóstico pesimista: «¡Oh! Sí: produzca usted en esas gentes una corriente sentimental, sobre todo si es negativa; levante usted entre ellos un hombre magnético… y verá usted a este pueblo hacer maravillas, asombrar a las naciones y sobre todo a sí mismo, y cubrirse de una gloria tan resplandeciente como efímera».

Apoyar una Liga del Árbol Frutal no tenía ningún aliciente porque no alimenta el espíritu protestatario. «Usted –le dice Maragall a Viñas– les ofrecía simplemente una modesta obra de reforma social con una perspectiva un poco lejana de beneficios particulares, y una fiesta pintoresca y sana, pero con poca alma de bullicio, y esto no era bastante; en cambio les pedía un esfuerzo constante y paciente, dentro de la ley y del mutuo respeto; y esto era demasiado».

Si tomamos 2012 como inicio del ‘procés’, 2022 culmina la década de la manifestación de la Diada, la exigencia de Mas a Rajoy: un pacto fiscal en plena recesión económica (el plan B era montar el pollo separatista). Mas había recortado 5.500 millones en partidas sociales: la pandemia nos lo recuerda cada día.

Si el catalanismo de tiempos de Maragall (Joan) ya no tiene sentido en una España moderna y democrática, con los Pujol-Ferrusola y Millet ya no puede dar lecciones regeneracionistas.

El independentismo que fue la «utopía disponible», afortunada definición de Marina Subirats, ha envejecido como aquellos coches tuneados que en pocos años devienen una curiosidad pintoresca. La Cataluña Vieja son astrosas esteladas en balcones; lazos en solapas de políticos; jubilados que se creyeron la República Catalana y no reconocen que sus amados líderes les tomaron el pelo.

La Cataluña Vieja es volver a plantear como programa de la Generalitat republicana autodeterminación (concepto de la descolonización del siglo pasado) y amnistía (inviable, a diferencia de 1977).

La Cataluña Vieja es una sopa de siglas: el Òmnium del «fascista catalán» Cendrós que negó el Honor de las Letras Catalanas a Pla; Paluzie asegurando desde la ANC que el próximo ‘procés’ irá en serio; la Asociación de Municipios por la Independencia que promovió Josep Maria Vila d’Abadal, alcalde de Vic que competía en xenofobia con la Plataforma de Anglada; el Consejo para la República del fugado Puigdemont; la violencia: arranes, cederres, tsunamis y el neocarlismo tractorista ataviado de antisistema.

La Cataluña Vieja es el ‘España nos roba’ que difundía un imberbe Pere Aragonès. El ‘Libro Blanco de la Transición Nacional’ del Consejo Asesor para la Transición Nacional presidido por Carles Viver Pi-Sunyer. Entre las predicciones, a las que nadie ponía objeción, los cinco mil millones de euros mensuales que costaría una DUI a financiar con ‘bonos patrióticos”.

La Cataluña Vieja es el desprestigio de las instituciones catalanas por quienes las representan y la deslealtad al Estado de Derecho. Eduard Pujol diciendo que las listas de espera en sanidad no son esenciales porque distraen de la independencia. Laura Borràs haciendo pasar un souvenir de 24,95 euros por una felicitación de la Casa Blanca. Presidentes y consejeros predicando la desobediencia. El mantra de que la inmersión de 1983 es una «fórmula de éxito”»para hurtar a nuestros educandos la equidad de catalán, castellano e inglés en la enseñanza pública.

Pornografía emocional, depredación extractiva: «Os estáis comiendo el futuro de este país como si fuese una bolsa de patatas fritas», escribe Jordi Ibáñez Fanés en ‘Infierno, purgatorio, paraíso’.

Alérgica a la utilidad social, la Cataluña Vieja es la que en 1911 despreciaba los árboles del memorable Tenor de Lohengrin y Parsifal. Parafraseando a Maragall: pedir un esfuerzo constante y paciente, dentro de la ley y del mutuo respeto era demasiado.

Comienza la cuenta atrás para las elecciones de 2023. Propósito de Año Nuevo: poner fin en las urnas a la ominosa década.

Este artículo ha sido publicado originalmente en este sitio.

Cataluña

«Si en una reunión de familias o en un grupo de Whatsapp alguien habla en castellano, no es necesario que cambies de lengua. ¡Que...

Tecnología

La marca Bespoke se expande a las aspiradoras. Samsung está apostando por su gama de diseño para productos de domótica y ahora presenta la...

Ciencia

Aunque solo lleva siete meses de operaciones, el Instrumento Espectroscópico para la Energía Oscura (DESI, por sus siglas en inglés) ha superado todos los...

Opinión

Por más que se empecine el Gobierno en mentalizar a la sociedad de que el crecimiento económico es sólido, la frialdad de los datos...

Madrid

Agentes de la Guardia Civil, pertenecientes al Puesto de la Guardia Civil de Valdemoro y del Servicio de Protección de la Naturaleza de la...

Madrid

Susto mayúsculo el registrado ayer en un autobús de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) al paso por el madrileño barrio de San Blas....

Cataluña

Las personas de entre 30 y 39 años ya se pueden vacunar con la dosis de recuerdo en Cataluña. Así lo ha anunciado el...

Madrid

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha asegurado este viernes que no prohibirá las VTC en la región y ha...

Advertisement