Hola, ¿qué estás buscando?

Europa Directo – Noticias Europeas e Internacionales

Cataluña

Isa Solá y la belleza en medio del sufrimiento

El Museo Diocesano de Barcelona ofrece este mes de septiembre una exposición de fotografías hechas por la monja Isabel Solá, fallecida en 2016 en Haití, donde hacía de misionera. La muestra, que recopila decenas de instantáneas de una enorme belleza, fue abierta al público el pasado viernes con la asistencia de varios familiares de la religiosa desaparecida, de su orden (la congregación de Jesús-María), y del obispo auxiliar Sergi Gordo, quien destacó la capacidad de Solá para «ver la belleza en medio del sufrimiento».

La exposición, titulada ‘Lo que no se da se pierde’, muestra luminosas imágenes captadas por la monja con su cámara de fotos. Retratos, paisajes, niños, naturaleza y la huella omnipresente de la pobreza en uno de los países más desfavorecidos de América. En conjunto, un retrato sincero y crudo de una realidad que envolvió a la religiosa cuando pisó la antigua colonia francesa por primera vez, y de la que nunca se desligó. Tras morir asesinada en plena calle, su compromiso con el país lo heredó su familia, que hoy conserva la devoción de la monja catalana realizando acciones solidarias relacionadas con niños y personas amputadas.

«Isa era una mujer muy activa, no paraba nunca y conseguía todo lo que se proponía, no había obstáculos para ella, tampoco había quien la parara. La definiría como una monja feminista y una auténtica activista contra las injusticia», relataron a ABC Carmen y Javier Solá, hermanos de la religiosa el pasado viernes.

Con un carácter fuerte y dulce a la vez, Isabel se impuso a quienes dentro de su propia familia no querían que dedicara su vida a Dios haciéndose monja y misionera. «Ahora, en cambio, somos nosotros los que llevamos dentro su mensaje y su visión. Queremos que esta exposición viaje por toda España y, si se puede, también a Haití. Isa tenía un mensaje de entrega del que muchos hablamos, pero que pocos tenemos», añadieron sus hermanos, emocionados por la gran cantidad de personas que fueron a una inauguración que coincidió con el quinto aniversario del asesinato de la religiosa.

Además de difundir el ejemplo de amor al prójimo que dejó Solá antes de su marcha, el objetivo de la exposición es conseguir fondos para seguir las acciones de su orden en Haití, donde hoy descansa también el cuerpo de la misionera. Entre estas iniciativas destaca una: el taller de prótesis que creó la monja para ayudar a los damnificados del terremoto que asoló el país en 2010. Ahora que otro seísmo ha vuelto a azotar este país permanentemente bañado por la miseria y la violencia, los familiares y amigos de Solá mandan un mensaje desde Barcelona: «No nos olvidemos».

Este artículo ha sido publicado originalmente en este sitio.

Advertisement
Advertisement

Opinión

La Bolsa de Fráncfort, junto al resto de los parqués continentales, será este lunes el mejor termómetro para medir la confianza generada por los...

Deportes

La Ryder Cup 2020, que nació torcida para Europa, se convirtió en un paseo militar escandaloso para Estados Unidos, tan superior el conjunto local...

Internacional

La lista de tareas para el nuevo gobierno conforma los apartados sobre los que versarán las negociaciones para la formación de gabinete, que se...

Baloncesto

Este artículo ha sido publicado originalmente en este sitio.

Deportes

Este artículo ha sido publicado originalmente en este sitio.

Deportes

La playa de Patos, en el ayuntamiento gallego de Nigrán, se convirtió en la fiesta de la inclusión, deportividad y competición este pasado sábado...

Deportes

Gran arranque de temporada para los Optimist en aguas de la ría de Pontevedra. El Trofeo Xacobeo 2021-22, celebrado este fin de semana bajo...

Deportes

Las lágrimas de Bori Fati reflejaban el infierno por el que había pasado su hijo y toda la familia. Más de diez meses de...

Deportes

e echaba mucho de menos esa imagen típica y bella en el Abra de decenas y decenas de pequeñas embarcaciones de vela ligera. Y...

Deportes

El partido estaba cubierto por la inevitable nostalgia de que Ronald Koeman está sentenciado como entrenador del Barcelona. El técnico, expulsado en Cádiz, no...

Advertisement