Hola, ¿qué estás buscando?

Europa Directo – Noticias Europeas e Internacionales

Cataluña

Kebyart Ensemble: «La clásica necesita formaciones más heterogéneas, como el cuarteto de saxos»

Entre los conciertos de la Schubertíada de Vilabertran de este año, llama la atención uno que, a priori, no encaja del todo ni por la época ni por el género propios de este certamen dedicado al lied. Es el que ofrecerá esta noche el cuarteto de saxofones Kebyart Ensemble, una formación que empieza a tener bastante trayectoria a sus espalda. Se fundó en 2014, cuando sus miembros estudiaban en la Escuela Superior de Música de Cataluña (ESMUC).

Su concierto en Vilabertran da inicio a una temporada que se prevé intensa y que servirá para consolidar su presencia a nivel internacional. Han sido escogidos como «Rising Stars» de la red de auditorios europea ECHO, lo que les llevará a actuar en salas como el Concertgebouw de Amsterdam, la Philharmonie de París, la Elbphilharmonie de Hamburgo y el Palau de la Música Catalana. Por si fuera poco, uno de los grandes compositores de la actualidad, Jörg Widmann, les ha dedicado una obra que estrenarán en octubre en Luxemburgo. El compositor afirmó que, tras pasar años sin sentirse atraído por la sonoridad del cuarteto de saxos, cuando escuchó a los Kebyart pensó: «Sí, ahora es el momento». Pere Méndez es uno de los componentes del grupo.

El cuarteto de saxos no es demasiado conocido ni siquiera por el público de la música clásica, pero en cambio ustedes se dedican exclusivamente a esta formación, como hacen, por ejemplo, los grandes cuartetos de cuerda.

Hace siete años que estamos comprometidos al 100% con este proyecto. Salvo en periodos vacacionales, ensayamos cada día de la semana. Ahora nos empezamos a dar algún fin de semana libre. Cuando empezamos a sentirnos cómodos, ya no pudimos imaginar la vida sin el cuarteto, y esto sigue estando presente hoy en día. No se nos acaban ni las ideas ni los proyectos.

¿Qué aporta un cuarteto de saxos a una programación de conciertos como la Schubertíada o cualquier auditorio?

Creo que la clásica necesita formaciones más heterogéneas, como la nuestra, más allá de las que hemos escuchado toda la vida. Pienso que renunciar a una sonoridad solamente porque no tiene aún una tradición sería muy triste. Pero, además, el cuarteto de saxos tiene una historia que parte del siglo XIX (los primeros datan de 1850).

Con todo, el repertorio no es aún muy amplio. ¿Con qué obras se sienten en casa?

Advertisement. Scroll to continue reading.

La obras que tocamos incluyen las propias del repertorio original para cuarteto de saxos y estrenos de compositores nacionales e internacionales, pero también nos gusta echar una mirada al pasado y revisar composiciones de periodos anteriores a la invención del saxo. Nos sentimos muy cómodos en el mundo de las transcripciones. Nosotros mismos nos las hacemos a medida, trabajando entre los cuatro. Hacer las transcripciones es, para nosotros, una parte de los ensayos, porque vamos probando continuamente.

¿Esto no genera reticencias en el público?

En eso no somos innovadores, recuperamos algo que ya se hacía mucho antes. Por ejemplo, el Septimino de Beethoven se escribió originalmente para instrumentos de viento; el propio compositor hizo un arreglo para trio de clarinete, violonchelo y piano; después otro para cuarteto de cuerda y flauta… y esto sucede con infinidad de obras. Con las transcripciones se añade una sonoridad nueva al repertorio del canon clásico. Nosotros no renunciamos a ninguna sonoridad. Defendemos la música que pensamos que es buena, que dice cosas, que tiene algo que aportar. Este es el perfil que nos interesa.

La Schubertíada, ECHO, un estreno de Widmann… Son muy jóvenes y les queda mucho recorrido por delante, pero ¿se imaginaban todo esto cuando estudiaban en la ESMUC?

No esperábamos llegar hasta aquí, pero ahora queremos llegar más lejos aún porque estamos cargados de ilusión y energía. El concierto de hoy es un aval de que el cuarteto de saxos es una agrupación de música de cámara como cualquier otra. Nos hace muy felices que la Schubertíada haya visto el potencial de esta formación. Estamos contentos de los frutos recogidos estos siete años, y sentimos que estamos en un momento muy dulce.

Este artículo ha sido publicado originalmente en este sitio.

Advertisement
Advertisement

Deportes

La mujer del golfista español Sergio García, la estadounidense Angela Akins, ha querido hacer un llamamiento a sus compatriotas para que muestren respeto a...

Madrid

El pasado sábado 18 se celebró una manifestación en Madrid en el barrio de Chueca en el que se lanzaron proclamas ofensivas para cualquier...

Economía

El Grupo Otis ha lanzado una oferta pública de adquisición de acciones (opa) por el 49,99% que no controla de su filial española, Zardoya...

Economía

La economía española creció un 1,1% en el segundo trimestre del año, volviendo así a valores positivos después de haber registrado en el primer...

Deportes

Se reivindicó. En el verano había tenido una gran oferta del Scudetto y la rechazó porque desea triunfar en el Real Madrid. Marco Asensio...

Tecnología

Con el tamaño de apenas un grano de arroz o a veces menos, estos microchips están pensados para que vuelen y sean transportados por...

Tecnología

En nuestra galaxia, entre las nubes de gas y polvo Tauro y Perseo, hay un inmenso vacío en forma de esfera y con un...

Internacional

Joe Biden hizo ayer un acto de contrición en una llamada con Emmanuel Macron, pero no propósito de enmienda. Es poco común que un...

Cataluña

«Estamos malviviendo». Así resume Manel Martínez, de la asociación de vecinos de la Barceloneta, la situación de muchos residentes en el barrio marinero de...

Deportes

Si hay un torneo que ha cambiado radicalmente la dinámica del golf mundial es la Ryder Cup. Desde que en 1979 el Circuito Europeo...

Advertisement