Connect with us

Hi, what are you looking for?

Europa Directo – Noticias Europeas e InternacionalesEuropa Directo – Noticias Europeas e Internacionales

Cataluña

Los policías catalanes, al límite: «No podré protegerte si no estoy protegido»

Agentes huyendo a la carrera en Tiana (Barcelona) después de que una turba les reciba a botellazos. Coches policiales quemados en la plaza de España de la capital catalana durante las fiestas de la Mercè. Una celebración que se saldó con 13 heridos por arma blanca y más de 60 detenidos. La lista sigue. Seis de la mañana en el barrio Gótico, unos cuarenta individuos rodean a dos agentes de los Mossos d’Esquadra que habían recibido un aviso por una pelea en plena calle. Al llegar, los agredidos son los uniformados.

Estos son algunos de los incidentes que han llevado a policías locales, mossos, y guardias municipales a decir ‘basta’ y convocar una manifestación este sábado, tras meses alertando de su pérdida de autoridad y de la consecuente escalada de violencia que sufren, tal y como demuestran los datos. «Si como policía no estoy protegido, difícilmente podré protegerte a ti», advierte Jordi Rodríguez, agente de la Guardia Urbana de Barcelona y portavoz de Sapol. Y es que durante los últimos doce meses se han multiplicado los delitos por atentado contra la autoridad en el territorio. «Hace demasiado tiempo que los cuerpos policiales en Cataluña hemos llegado al límite y es necesario revertir una situación insostenible», explicaron los sindicatos de uniformados al convocar la protesta.

El silencio del Govern, reacio a condenar los ataques contra los policías, no ha hecho más que incrementar el hartazgo de quienes velan por la seguridad ciudadana y el orden público. Un hartazgo que viene de lejos. Entre otros agravios, que la Generalitat deje de acusar por atentado o desobediencia, limitándose a hacerlo cuando haya agentes heridos, es decir, por delito de lesiones. El penúltimo ha sido enterarse de que la CUP presidirá la Comisión sobre el modelo policial en Cataluña. Un gesto que sindicatos de Mossos como Uspac interpretan como una cesión del Govern a los antisistema, formación que lleva años exigiendo la disolución de la Brigada Móvil –los antidisturbios del Cuerpo– y la retirada de la herramienta que les permite mantener la distancia en caso de altercados: las balas de ‘foam’. «Más allá de estar permanentemente debatiendo el modelo policial, los agentes tienen que poder trabajar con legitimidad y seguridad jurídica», subraya Imma Vidues, portavoz de SAP-Fepol.

«Ataques intolerables»
En vísperas de la manifestación, el consejero de Interior, Joan Ignasi Elena, tildó de «intolerables» los ataques contra los agentes. Lo hizo durante la celebración del Día de las Escuadras en Barcelona: es decir, ante los propios policías, que echan en falta el respaldo público de sus dirigentes políticos. No se trata solo de palabras, la condena unánime de los ataques contribuiría a rebajar la violencia. «También nos gustaría escuchar de Interior que los Mossos tendrán defensa jurídica siempre que haya un atentado contra la autoridad», secunda Albert Palacio, de Uspac.

Los mossos y los urbanos no son los únicos que exigen el respaldo de Interior. Los grandes olvidados son los guardias municipales. «Necesitamos que se nos reconozca como policías locales. Al ser agentes de la autoridad, tenemos la obligación de intervenir si se comete un delito», explica Josep Lluís Bermúdez, portavoz de su asociación, quien lamenta que durante todo el verano han sufrido agresiones e intentos de atropello. Ataques a los que han tenido que enfrentarse sin medios, y a la espera de refuerzos.

«Por eso tenemos que decir ‘hasta aquí hemos llegado’, porque para poder trabajar con seguridad necesitamos garantías, medios, personal, apoyo institucional y que se cumplan las sanciones y condenas que se imponen. De nada sirve detener a un multirreincidente 15 veces en dos semanas, si a los cinco minutos vuelve a estar en la calle», lamenta Rodríguez, que considera que la falta de contundencia con autores de robos violentos y agresiones degenera en una situación de impunidad. «Tenemos una justicia muy garantista, pero parece que las garantías solo se apliquen para proteger a los delincuentes y no a la ciudadanía», replica.

«Tiene que aplicarse el Código Penal. No puede suceder como en la Mercè, con más de 60 detenidos por lesiones y desórdenes públicos y todos quedaron en libertad», recuerda Palacio, que cuestiona: «Así damos el mensaje de que una lesión, un robo con violencia o o quemar vehículos policiales sale gratis».

Este artículo ha sido publicado originalmente en este sitio.

Madrid

La mujer de 27 años que el 14 de noviembre no devolvió a sus tres hijos de 5, 7 y 9 años del centro...

Cataluña

El IV Encuentro de Economía Senior finaliza hoy con el llamamiento a un nuevo pacto intergeneracional entre jóvenes y mayores que afiance el Estado...

Madrid

De Moncloa a Cuelgamuros hay 37 minutos en coche, casi 4 horas en bici y más de 11 a pie. Por inverosímil que parezca,...

Tecnología

NIU acaba de presentar en Milán nuevos scooters eléctricos en el Salón de la Motocicleta de Milán. Entre ellas se encuentra la NIU RQi...

Cataluña

Para muchos ancianos y personas que sufren Alzheimer, Parkinson, ELA o un ictus, comer es un problema debido a que no pueden tragar los...

Deportes

Llegó el momento. Después de un primer amago para el partido de este pasado fin de semana en la ‘Ligue1’, Sergio Ramos ha entrado...

Internacional

Ante el rechazo del Gobierno alemán a hacerse cargo de los 2.000 migrantes que ahora mismo se encuentran en un centro de acogida cercano...

Cataluña

Tener menos de 60 años y haber sufrido algún tipo de ictus incrementa tres veces el riesgo de morir después de sufrir Covid-19. En...

Advertisement