Connect with us

Hi, what are you looking for?

Europa Directo – Noticias Europeas e InternacionalesEuropa Directo – Noticias Europeas e Internacionales

Cataluña

Aumentan las menores víctimas de violencia machista en Cataluña

La madrugada del 30 de julio, los Mossos d’Esquadra localizaron el cuerpo sin vida de Antonella, de 30 años, bajo un puente de la C-16, en San Vicente de Castellet (Barcelona). Solo a unos metros, en el interior de un coche, se encontraba su hija de dos años, con quemaduras en un brazo y el cadáver de un hombre. Era su marido, al que había denunciado por violencia verbal, y del que había iniciado los trámites de divorcio. El juicio se iba a celebrar en octubre. Entre enero y ese mes, se interpusieron 11.407 denuncias por violencia machista en Cataluña. Suponen casi mil más que durante el mismo periodo de 2020, cuando la pandemia impuso el confinamiento y, con este, el encierro de muchas víctimas junto a sus maltratadores, limitando así su posibilidad de pedir ayuda. Entre las más vulnerables: las menores. Según los datos de la policía catalana, son un 19,5 por ciento más las que sufren violencia machista en el territorio respecto al año anterior, un total de 527. La mayoría de ellas tienen 17 años.

«La violencia no empieza de 0 a 100. Una agresión no llega de un día para otro, es una escalada. Muchas mujeres tienen dudas porque están inmersas en una relación tóxica que no les deja saber si son víctimas o no», explica a ABC Sara Bosch, del Grupo de Atención a las Víctimas de los Mossos, que subraya la importancia de denunciar a los maltratadores. En la actualidad, 135 mujeres cuentan con protección policial en Cataluña. De ellas, 13 se encuentran en «riesgo muy alto», según la valoración de los agentes.

En lo que va de 2021, siete mujeres han sido asesinadas por sus parejas o exparejas en Cataluña. Además de Antonella, en abril fueron Jordina, de 34 años (Manresa, Barcelona); y María Pilar, de 50 (Bisbal del Penedés, Tarragona). En mayo, la violencia machista se cobró otras dos víctimas en la comunidad: Sulay Betty, de 52 años (Creixell, Tarragona) y Lucía, de 42 años (Corbera de Llobregat, Barcelona). En junio, Alla, de 48 años (Bañolas, Gerona) y en agosto, Pamela (Cambrils, Tarragona). Todas excepto una convivían con su agresor en el momento del crimen y cinco de ellas también con sus hijos, algunos menores. Aunque tres de las víctimas habían denunciado a su maltratador, solo una contaba con una orden judicial de protección. Además, la mayoría había ocultado a sus allegados que era víctima de malos tratos.

Bosch recuerda la importancia del entorno, bien para dar la voz de alarma, o para que la víctima cuente con una red de apoyo. Entre las preocupaciones de quienes piden auxilio se encuentran la vivienda -a dónde ir tras dejar al maltratrador- y el cuidado y protección de sus hijos. En la actualidad, el GAV realiza el seguimiento de 11.800 mujeres víctimas de violencia machista, de las que el 84% cuenta con algún tipo de orden de protección vigente.

Por lo que respecta a los feminicidas, de entre 35 y 53 años, tres se quitaron la vida tras perpetrar el crimen, y los cuatro restantes fueron detenidos. Durante los primeros diez meses de 2021 los Mossos han investigado a más de 9.900 agresores y cerca de la mitad han sido detenidos. Más de un centenar son menores, si bien la mayoría de ellos se encuentran en la franja de entre los 31 y los 40 años.

Ejercen violencia física, psicológica, virtual y sexual. La dos primeras representan más de nueve de cada diez casos, mientras que las denuncias por acoso a través de internet -ciberacoso- o de amenazas sobre difundir imágenes o vídeos de carácter íntimo aún se limitan al 4,2 por ciento del total. Las restantes son por abusos y agresiones sexuales en el ámbito de la pareja o expareja. Estas han aumentado casi un 18 por ciento respecto a 2020. Han sido 405 las denuncias por ambos delitos, y 31 de las víctimas, menores.

Para frenar esta lacra, los Mossos han reforzado los canales de comunicación con las posibles víctimas. En abril de este año comenzó a funcionar un canal de Whatsapp -(601 00 11 22)- que no sustituye al teléfono de emergencias 112 ante situaciones de riesgo, pero sí permite que la mujer maltratada o su entorno puedan pedir ayuda o asesoramiento. «La información empodera», subraya la cabo Bosch, «por eso es muy importante explicarles cuáles son sus derechos, que pueden contar con asistencia letrada y con una orden de protección».

Este artículo ha sido publicado originalmente en este sitio.

Tecnología

Lo de mirar a los ojos a quien te habla va mucho más allá de las normas de educación elementales. Estudios hay —como los...

Tecnología

Los amigos de lo ajeno vuelven a centrar el tiro en los clientes de CaixaBank. A través de su perfil oficial de Twitter, la...

Ciencia

La próxima vez que los humanos pisen la Luna, la retransmisión del primer paso de una mujer sobre el regolito podría parecerse más a...

Madrid

Los discursos pronunciados ayer por la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y la delegada del Gobierno, Mercedes González, con motivo...

Ciencia

El estudio del origen de la vida es un campo fascinante a la vez que complejo y ha inquietado a los científicos no solo...

Madrid

El Ayuntamiento de Madrid puso en marcha el pasado 23 de noviembre un programa de ayudas a la compra de patinetes, bicicletas y motos...

Madrid

La situación en el entorno de Ópera y los Austrias ha empeorado en los últimos meses. Así lo asegura su presidenta, Teresa Hernández, quien...

Cataluña

La Generalitat de Cataluña ha recuperado el control de sus servicios informáticos que fueron atacados el viernes por la tarde. En un comunicado del...

Advertisement