Connect with us

Hi, what are you looking for?

Europa Directo – Noticias Europeas e InternacionalesEuropa Directo – Noticias Europeas e Internacionales

Cataluña

¿Sueñan los pianos con algoritmos y melodías robóticas?

Quizá no fuese esto lo que tenían Kraftwerk en mente cuando esbozaron su ‘Man Machine’, pero la velocidad salvaje de las cosas y los cada vez más fabulosos avances en asuntos tecnológicos han acabado propiciando encuentros tan insólitos como el que inauguró el miércoles en el Auditori de Barcelona el AI and Music S+T+ARTS, rama experimental de ya de por sí aventurero Sónar.

En un rincón del escenario, el pianista Marco Mezquida, improvisador versátil y de gran expresividad. En el otro, un pequeño maletín elevado sobre un pedestal y con un puñado de colores y diagramas en su interior.

Ahora sí, el hombre contra la máquina. Sólo que la máquina es en realidad otra cosa: una inteligencia artificial ideada por científicos de la Universidad Politécnica de Cataluña para responder en tiempo real a las idas y venidas de Mezquida por el teclado. Así que acariciaba el menorquín las blancas y las negras y, acto seguido, respondía la IA con una ráfaga de crujidos y texturas electrónicas ideadas a golpe de algoritmo.

Se trataba, en palabras de la organización, de buscar «espacios sonoros de síntesis» y generar una «topografía multidimensional», palabras mayores y algo intimidantes tras las que se escondían preguntas mucho más prosaicas. A saber: ¿dónde acaba el intérprete y empieza el instrumento? ¿Puede una red neuronal aportar algo más que pura lógica a una interpretación musical? ¿Sueñan los pianos con melodías robóticas? Seguro que algo parecido debía pasarle a Mezquida por la cabeza mientras la noche ganaba intensidad y el aleteo sobre el piano, cada vez más veloz y retorcido, generaba un torbellino de ecos sintetizados, voces filtradas que parecía que fuesen a arrancarse con el ‘Intergalactic’ de los Beastie Boys, y tenues apuntes rítmicos esbozados sobre escombros de música concreta.

Los más escépticos de lugar aducirán que, con ensayos de por medio, la Inteligencia Artificial llegaba aprendida y sabía cómo reaccionar a los arpegios percutidos de Mezquida, pero sí que se intuía cierto margen para la sorpresa cada vez que máquina y pianista emprendían caminos diametralmente opuestos y acaban llegando a buen puerto juntos y de la mano. Podría haber sido un duelo, sí, pero la noche acabó en fluido mano a mano, o mano a algoritmo, que el público aplaudió a rabiar.

Ayudó que sobre el escenario, desnudo y en penumbra, no hubiese nada más. Una pantalla o unas proyecciones le hubiesen dado algo más de vistosidad, sí, pero a costa de restarle protagonismo a un diálogo insólito y sugerente que arroja un poco de luz a los abismos musicales y tecnológicos. Seguro que a Stockhausen o a John Cage les hubiese encantado.

Este artículo ha sido publicado originalmente en este sitio.

Madrid

La mujer de 27 años que el 14 de noviembre no devolvió a sus tres hijos de 5, 7 y 9 años del centro...

Cataluña

El IV Encuentro de Economía Senior finaliza hoy con el llamamiento a un nuevo pacto intergeneracional entre jóvenes y mayores que afiance el Estado...

Madrid

Se llaman Jonathan, Adán e Izan Cebrián Renedo. Tienen 5, 7 y 9 años y no se sabe nada de su paradero desde la...

Madrid

De Moncloa a Cuelgamuros hay 37 minutos en coche, casi 4 horas en bici y más de 11 a pie. Por inverosímil que parezca,...

Tecnología

NIU acaba de presentar en Milán nuevos scooters eléctricos en el Salón de la Motocicleta de Milán. Entre ellas se encuentra la NIU RQi...

Cataluña

Para muchos ancianos y personas que sufren Alzheimer, Parkinson, ELA o un ictus, comer es un problema debido a que no pueden tragar los...

Deportes

Llegó el momento. Después de un primer amago para el partido de este pasado fin de semana en la ‘Ligue1’, Sergio Ramos ha entrado...

Internacional

Ante el rechazo del Gobierno alemán a hacerse cargo de los 2.000 migrantes que ahora mismo se encuentran en un centro de acogida cercano...

Advertisement