Hola, ¿qué estás buscando?

Europa Directo – Noticias Europeas e Internacionales

Madrid

Los errores de los médicos que pidieron la libertad de Noelia de Mingo

Las consecuencias de la puesta en libertad de Noelia de Mingo, hace cuatro años, se veían venir. Incluso entonces, el abogado de la acusación del caso de la Jiménez Díaz (cuando mató a tres personas e hirió a otras cinco en ese hospital, donde trabajaba como doctora), Carlos Sardinero, advirtió a la Audiencia Provincial, por escrito, y también en público, de que
«volvería a actuar, en un supermercado», repitió a quienes quisieron escucharle.

Y ocurrió ayer en su pueblo, El Molar, donde acuchilló a dos empleadas del supermercado de su propio primo.

¿Qué ha ocurrido si se suponía que la enfermedad estaba «en remisión«?

El cuadro médico del módulo de psiquiatría de Fontcalent (Alicante) redactó un informe en el que se solicitaba la puesta en libertad de la paciente, que había sido condenada a un máximo de 25 años de internamiento y que, en ese momento, solo llevaba 14. Lo componían un psicólogo, un psiquiatra y un trabajador social.

Obsesión con los cuchillos grandes
Noelia de Mingo, de 49 años, padece, y así está registrado negro sobre blanco, tanto en la sentencia condenatoria de 2006 como en sus informes de evaluación, «esquizofrenia tipo paranoide con delirios de persecución y alucinaciones que afectaba a todo tipo de relaciones sociales y laborales y en pleno brote violento». En su caso, le daba por agredir con cuchillos de grandes dimensiones: en la Jiménez Díaz utilizó uno de 15 centímetros de hoja comprado ex profeso y ayer, en el supermercado de El Molar, uno jamonero.

En Fontcalent se la sometía a revisiones semestrales. Allí estaba en todo momento custodiada, vigilada y con la pauta farmacológica al día. Los médicos, en su evaluación, redactada el 7 de abril de 2017, arguyeron que su enfermedad estaba «en remisión total» y que la paciente se encontraba «estabilizada». La esquizofrenia es una patología que se trata, pero no se cura.

Destacaron, además, los logros y la integración de la exmédico: había realizado el Camino de Santiago; aprendió valenciano (certificado C2), inglés (C1) y portugués; siguió sus estudios por la Universidad Nacional a Distacia (UNED); e incluso había disfrutado para entonces de varios permisos con su madre, de 15, 30 y 60 días, en los que estuvieron en Caravaca (Murcia), entre otros lugares. Escribía relatos y quería dedicarse a la traducción. Tenía concedida una discapacidad del 43%.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Se la consideraba «estable», no había sufrido ninguna recaída ni rechazaba el tratamiento. Se destacaba su buena relación la madre y los hermanos. «Se trata de una paciente con buen pronóstico, puesto que está asintomática, que tiene una visión real del futuro». Y se solicitaba que quedara bajo la custodia materna, que entonces tenía 77 años y ahora 81, y que siguiera el tratamiento ambulatorio en el Hospital Infanta Sofia de San Sebastián de los Reyes (donde ahora está de nuevo internada). La madre, octogenaria, era la encargada de darle las pastillas diariamente.

La puesta en libertad
Ese informe fue enviado al juez de Vigilancia Penitenciaria número 2 de la Comunidad Valenciana, con sede en Alicante, que lo elevó a la Audiencia Provincial de Madrid.
Un psiquiatra forense de este tribunal redactó un segundo informe, tras explorarla durante dos horas, y ratificó el de sus colegas alicantinos.

Noelia de Mingo quedaba en libertad ese mismo octubre de 2017, al cargo de su madre y con tratamiento ambulatorio. Sus víctimas y familiares se esperaban lo peor y el abogado de la acusación pidió que otro especialista la tratara antes y confrontara las «contradicciones» del diagnóstico de las dos primeros evaluaciones. Los jueces se lo denegaron.

«Volverá a matar»
Sardinero, en conversación con ABC, cree que, aunque a la exdoctora se la vuelva a condenar por los hechos de ayer en El Molar, «volverá a matar». Ahora tiene 49 años. La pena impuesta en 2006 expiraba en 2028 y pese a que se le sumen más años de internamiento, será muy joven cuando regrese a la calle.

«Los médicos no valoraron la diferencia entre la vida real y las condiciones en que estaba en un centro psiquiátrico. Y más cuando te encuentras prácticamente sola y sin ayuda», explica este letrado, especialista en negligencias sanitarias.

«Si la enfermedad no tiene cura hoy por hoy, debe de tener otra medida de control. Lo lógico, por desgracia, es que se vuelvan a reproducir los hechos, y para ello la ley no tiene ninguna herramienta», se queja.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Este artículo ha sido publicado originalmente en este sitio.

Advertisement
Advertisement

Cataluña

Hace 35 años se produjo un hito en nuestra historia. Cuando Juan Antonio Samaranch padre pronunció la famosa frase: «A la ville de… Barcelona»,...

Tecnología

Realme acaba de anunciar en China el Realme Watch T1, un reloj inteligente de corte económico que llega para hacer compañía a los Realme...

Internacional

Históricamente, el Día de la Lealtad suele representar una verdadera fiesta dentro del entorno peronista argentino. Movilizaciones masivas, discursos entusiastas y hasta conciertos son...

Madrid

Cristóbal L. C. de 48 años, ya está en la calle. El que fuera frutero de Valdeavero, más conocido como el ‘Toba’, está acusado...

Internacional

El presidente ecuatoriano, Guillermo Lasso, declaró este lunes el estado de excepción por sesenta días en todo el territorio nacional ante el auge de...

Internacional

Corea del Norte disparó al mar un proyectil no identificado, según informaron este martes las fuerzas armadas surcoreanas, en la más reciente de una...

Internacional

El ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, anunció ayer la suspensión de la actividad de la representación diplomática de Rusia ante la OTAN en...

Internacional

La oposición húngara cree haber encontrado la forma de arrebatar el poder al ultranacionalista Viktor Orban, que saca brillo a su mayoría absoluta desde...

Internacional

La víspera de un espinoso debate en el pleno del Parlamento Europeo entre el primer ministro polaco, el nacional populista Mateusz Morawiecki, y la...

Opinión

Las agresiones de ciudadanos a miembros de las fuerzas de seguridad se están convirtiendo en una triste costumbre. La media de este año es...

Advertisement