Hola, ¿qué estás buscando?

Europa Directo – Noticias Europeas e Internacionales

Madrid

Grafiti

Sabemos que va en curso la afinación de las multas para los grafiteros que incumplan la ley. Se comprende, alcalde. Sé de más de un local en Madrid, incluyendo librerías, o bares, a los que les adornan una noche de deshoras la fachada y la limpieza les cuesta 2.000 euros de vellón. Una broma, una pesadilla. Una golfada. Con lo que les han arruinado ese mes, o más. Uno conoce que el grafiti es arte antiguo, y que en Madrid hay zonas donde se reservan fachadas para que los grafiteros, que son a menudo unos genios con spray, inventen sus murales inconcebibles y a menudo apoteósicos, como los que se ven aquí y allá, en plazas o rellanos de Lavapiés. Lavapiés se ha logrado como un edén para el grafiti, y hasta se convocan competiciones o talleres donde se adiestra este género, bajo la reunión de los autores más enterados o aventajados. Pasa igual en los muros de la Tabacalera, y en los de Matadero, según las temporadas. La cosa no ocurre en los barrios más ricos, pero ahí no suele haber fachadas sino una tienda de Bulgari.

El gratifi es artesanía urbana, esencialmente, y son muy respetuosos los artistas que ejercen el grafiti de vocación, mientras que luego prosperan por ahí cuatro forajidos que lo que hacen es joderles el negocio o la tapia a cuatro pacientes particulares. Ahí sí hay que meter multa, alcalde, pero no conviene acechar a los artistas que aman la ciudad como lienzo, porque la ciudad es siempre de los vecinos imaginativos, y a estos hay que darles fachada y brocha. Me consta que ya hay muchos centros en Madrid donde el grafiti se practica y pondera, y eso no tiene nada que ver con los ociosos que disparan el spray contra un vagón de metro, o contra el escaparate de un librero. El grafiti ya se usaba en Pompeya, donde hay delicias recónditas, milagrosamente conservadas, y en Madrid el grafiti pilló auge cuando se conoció la obra de ‘El Muelle’, que repartía su firma de dibujo por la ciudad, y hasta la Policía le pedía un autógrafo, según leyenda urbana que mejor no desmentir. En fin, alcalde, que a los dignos y esforzados y talentosos grafiteros de Madrid hay que darles facilidades y amparo. A los otros, vándalos a color, más multa que los que aparcan en doble fila.

Este artículo ha sido publicado originalmente en este sitio.

Advertisement
Advertisement

Tecnología

De Atacama se dice que es el desierto más seco del mundo. Llueve tan poco que, cuando lo hace de manera algo más notable,...

Opinión

La inesperada detención de Carles Puigdemont por la Policía italiana y su posterior puesta en libertad -sin limitación alguna y hasta que declare el...

Gastronomia

Materia prima de proximidad y mucho mimo. No hay más secreto para hacer la mejor tortilla de patatas de España, o siendo más precisos,...

Internacional

Quienes esperaban que la llegada a la presidencia de Joe Biden supondría un regreso a los viejos usos y costumbres diplomáticos en Washington se...

Internacional

La ventaja del socialdemócrata Olaf Scholz sobre el conservador Armin Laschet ha quedado reducida en un punto porcentual, según el último sondeo publicado hoy....

Deportes

Padraig Harrington no quería sorpresas en la sesión matinal de la Ryder Cup 2021 y colocó de salida a su pareja más poderosa: Sergio...

Deportes

Desde que Maradona se marchara de este mundo en noviembre de 2020, Nápoles es una ciudad huérfana, una urbe marchita que no supera la...

Atlético De Madrid

Por más que se busca, Griezmann no se encuentra. Ni cortarse el pelo ni enfundarse de nuevo la camiseta del Atlético le han servido...

Cataluña

El expresidente de la Generalitat y líder de Junts, Carles Puigdemont, ha salido en la tarde del viernes de la prisión de Giovanni Bachidu...

Economía

Primero fue Banco Santander y ahora Ibercaja. Las hipotecas para jóvenes están en la diana de buena parte de las entidades financieras y así...

Advertisement