Connect with us

Hi, what are you looking for?

Europa Directo – Noticias Europeas e InternacionalesEuropa Directo – Noticias Europeas e Internacionales

Madrid

Madrid cierra 2021 con 34 homicidios, menos de uno cada diez días

La Comunidad de Madrid ha registrado este año 34 homicidios, entre ellos 7 mujeres y un niño que murieron consecuencia de la violencia de género, según datos recopilados por Europa Press. Esto supone un asesinato cada casi once días, una cantidad que mantiene a la región como una de las más seguras de Europa, que normalmente se sitúa solo por detrás de Viena (Austria) y, en otras, también tras Lisboa (Portugal). La capital es la segunda ciudad con mayor población de la UE, por detrás y muy de cerca de Berlín. En cuanto a áreas metropolitanas, es la segunda, tras París, que la dobla en población en este sentido.

Son datos similares a los de años anteriores (en 2020 hubo 37 y 32 en 2019), pero es un balance provisional, en el que quedan algunos casos de muertes pendientes de determinar, por lo que el número podría elevarse algo.

La tercera parte de las víctimas, extranjeras
De los crímenes de 2021, 7 pertenecen a territorio de la Guardia Civil, todos esclarecidos; y el resto de Policía Nacional, gran parte de ellos también resueltos. La tercera parte de los fallecidos son extranjeros (12) y otro tercio mujeres (11).

En cuanto a las causas conocidas, hubo 8 asesinatos machistas, 2 por robos, 2 por violencia doméstica, 8 por reyertas o peleas, 2 por causas sentimentales, 3 por riñas entre indigentes, 2 por bandas juveniles y 3 por ajustes de cuentas. En cuanto a la forma de morir conocidas, 12 fueron por puñaladas, 6 por disparos, 7 por golpes, 3 por asfixia, 1 por atropello y 1 por envenenamiento por droga.

Crimen en el narcopiso
La crónica negra del año en la región comenzó el 15 de enero con el múltiple apuñalamiento de un hombre español en la calle Alhambra, en el madrileño distrito de Latina. Fueron detenidas tres personas en un narcopiso y el móvil del crimen fue sentimental, mezclado con deudas por drogas.

Dos días sucedió el primer homicidio por violencia de género de 2021. El cadáver de la mujer, de nacionalidad española y de 82 años, fue hallado en su piso de Vallecas. Le había acuchillado su marido, que intentó quitarse la vida. Parecido fue el asesinato en febrero de
otra mujer en Majadahonda
, a quien mató su esposo con una carabina, con la que trató de suicidarse después. En ambos casos no había denuncia.

El siguiente homicidio también fue por violencia de género. Ocurrió el 2 de marzo en Torrejón. Un hombre mató a puñaladas a su expareja en el edificio en el que trabajaba como conserje. El asesino fue detenido.

Cuatro días después el hospital de Alcalá se tiño de luto. Un conductor de ambulancias mató allí a puñaladas a un enfermero del centro porque pensaba que mantenía relaciones con su exnovia, empleada también del hospital.

Sin denuncias previas
El 10 de marzo, un incendio en una vivienda de El Molar destapó un trágico asesinato machista. Un hombre de 45 años mató a su mujer paraguaya y a su hija de 11 y se suicidó también de un tiro justo antes de prender fuego al chalé. No había denuncias previas.

Una semana después otra mujer murió asfixiada en un piso del barrio de Aluche a manos de su hijo esquizofrénico, que se suicidó minutos después tirándose por la ventana. El último día del mes un hombre liberiano de 50 años, posteriormente detenido, mató a otros a puñaladas en Fuenlabrada a otro, un español de 54 años, por motivos aún desconocidos.

También fue extraño al principio el apuñalamiento mortal el día de San Isidro de un ecuatoriano de 46 años en una calle de Pueblo Nuevo. La Policía Nacional detuvo semanas después a tres personas, con las que un amigo del finado habría mantenido un enfrentamiento previo.

Dos días después fue asesinado con un cuchillo un suramericano de 30 años en la calle Puerto de Navacerrada, en Puente de Vallecas. Al parecer, había mantenido una riña con otro hombre, que fue detenido como autor de los hechos en agosto en Barcelona.

Ya en junio, la Policía Nacional encontró los cadáveres de un varón y una mujer con disparos en cabeza y pecho en Somosaguas (Pozuelo de Alarcón). Un expiloto de avión, español de 66 años, disparó a su mujer, una exazafata británica de 59, con la que se estaba separando, y se suicidó.

Indigente apaleado
El 13 de junio dos hombres argelinos, detenidos poco después, mataron con una barra de hierro a otro compatriota, de 41 años, en una zona ajardinada junto a la mezquita de la M-30. La Policía cree que se trató de una riña entre indigentes.

Un martillo fue el arma utilizada días después por otro hombre para matar a su mujer en un piso de Moratalaz. La víctima tenía 81 y el agresor 84, que fue detenido tras alegar que la había matado porque su esposa «tenía relaciones con gente del barrio».

A finales de junio, fue hallado el cuerpo sin vida de un indigente de 64 años en una calle de Collado Villaba con numerosas heridas punzantes. Un mes después fue arrestado como autor un marroquí de 26 años. El motivo, un robo y rencillas anteriores entre ambos.

Isaac, el rapero de Pacífico
El crimen más mediático de este año ocurrió el 14 de julio.
Isaac, un incipiente rapero de 18 años, fue perseguido por un grupo en patinete, que le alcanzó y le asestó tres puñaladas por la espalda en el túnel de la calle Comercio
. Cuatro meses después fueron detenidos como presuntos autores cuatro adolescentes, tres de ellos menores, que le mataron porque no quería entrar en la banda juvenil a la que pertenecían.

El 22 de julio fue detenido un hombre de 79 años por matar de un golpe en la cabeza con un jarrón a su mujer, de 76 años, en su casa de Pozuelo. No constaban denuncias previas.

Ya en agosto, un joven mató a puñaladas a otro tras una discusión en un piso turístico en el barrio madrileño de Prosperidad. Días después fue hallado en un descampado de Vallecas un cadáver que tenía los dedos y los dientes arrancados para impedir su identificación. El hombre era de mediana edad y no estaba documentado. La Policía trabaja para lograr detener a los autores de ambos homicidios.

También en agosto un marroquí, arrestado poco después, mató a un español de origen ecuatoriano de 65 años en una pelea ocurrida en la calle Monte Igueldo, en Vallecas. Le dio un puñetazo y cayó al suelo, golpeándose mortalmente en la cabeza.

El 4 de septiembre un hombre de 31 años murió de un disparo en un chalet de Cadalso de los Vidrios. Fue detenido un amigo, de 49 años, que alegó que el disparo fue accidental, pero la Guardia Civil lo pone en duda. De momento, el arrestado está en libertad a la espera de juicio.

Drogado en el hotel Palace
Más claro fue lo ocurrido el 6 de octubre, cuando una indigente mató a otro de un puñetazo en una pelea en la calle Bolsa, en el centro de la capital. Cinco días después un hombre murió tras ser acuchillado en el abdomen en una calle del distrito de San Blas por ajuste de cuentas. El difunto era español de 54 años y tiene antecedentes por malos tratos y robos.

Otro caso extraño ocurrió en el puente de Todos los Santos, cuando un empresario puertorriqueño fue hallado muerto sin signos externos de violencia en el hotel Palace. La Policía detuvo hace unos días a sus autores, dos hombres a los que conoció en una discoteca de Chueca y que le echaron GHB en una copa para que se durmiera y así robarle. Pero se pasaron con la droga y el hombre falleció.

Atropello y fuga en Moncloa
El día 20 de noviembre tuvo lugar otro de los sucesos más dramáticos del año, cuando
una chica de 20 años fue atropellada mortalmente en la Ciudad Universitaria de Madrid
. Aún se busca al conductor, que junto con el resto de ocupantes del vehículo, ya localizados, se fugó.

También en noviembre fue detenida una mujer que asfixió hasta la muerte a una anciana que cuidaba en su casa de Chamartín. Además, un marroquí de 42 años murió de un tiro en la nuca en un coche de Getafe, en un probable ajuste de cuentas.

Un día después en Cercedilla fue apuñalado mortalmente un joven hondureño a manos de otro dominicano, arrestado poco después. Tenía orden de alejamiento de la víctima por amenazas de muerte tras pelearse en un bar. El día 30
un preso de la cárcel de Aranjuez, de solo 19 años, murió al golpearse en el baño tras un puñetazo dado por otro reo.

El penúltimo crimen del año ocurrió en una casa de Vallecas, donde hallaron asfixiado a un colombiano atado y con la boca tapada. Y el último en un bar de Parla, donde fueron asesinados a cuchilladas y golpes a dos hombres. La Policía ha detenido a un varón implicado en los hechos.

Este artículo ha sido publicado originalmente en este sitio.

Madrid

Las discrepancias en el seno del equipo de Gobierno de Móstoles aumentan de forma proporcional al desarrollo del mandato. La última Junta de Gobierno,...

Tecnología

Cuando hace apenas unos días, una dependienta de una tienda de mascotas de Hong-Kong empezó a sentirse mal y a mostrar los primeros síntomas...

Madrid

Casi 700 kilómetros separan Madrid de Santiago de Compostela. Una distancia que convierte en todo un reto emprender el Camino, el único con mayúsculas,...

Madrid

La Atención Primaria no está atravesando su mejor momento. El aumento de contagios de coronavirus causado por la variante Ómicron, descubierta poco antes de...

Madrid

Nuevas detenciones por el atropello mortal de El Álamo, el trágico desenlace en julio de 2020 de una reyerta entre dos clanes durante una...

Madrid

Las aguas residuales de Madrid se analizan diariamente para ver su nivel de carga vírica. El Covid-19 ha empezado a bajar en todos los...

Cataluña

El próximo 4 de marzo a las 10.30 horas, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, prestará declaración, ante el magistrado del Juzgado de Instrucción...

Madrid

El Prado y el Thyssen echan el cierre por estos días de sus exposiciones temporales, ambas buenísimas, del arte barroco andaluz de Murillo el...

Advertisement